La región presentó una leve baja en ingreso de causas de violencia intrafamiliar

En una comparación de los años 2013-2014, mostraron una baja de 7,3% en los ingresos en Juzgados de Familia, mientras en lo que va del año, en la circunscripción de Juzgado de Garantía de Rancagua, estas cifras han tenido un leve aumento.

Una leve baja en el total de ingresos y términos en las causas de Violencia Intrafamiliar (VIF) que tramitan los Juzgados de Garantía y Tribunales de Juicio Oral en lo Penal en la región de O’Higgins, se registró en el año 2014 con respecto al 2013, según las estadísticas elaboradas por la Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ).
Las cifras reflejan que los ingresos a Juzgados de Familia y en los Juzgados de Garantía  y Tribunales de Juicio Oral en lo Penal pasaron de 5.008 en el año 2013 v/s 4.638 en  el año 2014. De estas últimas, 4.593 corresponden a Familia y 45 a tribunales penales.

Mientras que en el país hubo un incremento en los ingresos y términos en las causas de VIF, donde las cifras reflejaron que los ingresos pasaron de 3.316 en el año 2013 a 4.397 en  el año 2014, es decir un aumento de un 25%. En tanto, las causas de términos se incrementaron de los 3.771 a 4.909, es decir 23%.

A diferencia del área penal, en los procesos que se tramitan en los Juzgados de Familia se produjo un descenso en los ingresos, pasando de 88.148 en el año 2013 a 84.464 en el año 2014, es decir un 4%. En las causas de término se produjo también una disminución desde 84.757 en el año 2013 a  82.205 en el año 2014, lo que representa un 3%.
De este modo, las estadísticas determinaron que en el año 2014 en las 17 Cortes de Apelaciones del país se registraron un total de 89.261 ingresos y 87.114 términos, en procesos de VIF, tanto en situaciones analizadas por los Juzgados de Familia, como en los Juzgados de Garantía  y Tribunales de Juicio Oral en lo Penal. Mientras que en el año  2013 se produjeron un total de 91.464 de ingresos y 88.528 términos, respectivamente.

Cabe destacar que las Cortes de Apelaciones de Santiago, San Miguel, Concepción, Valparaíso y Temuco son las cinco jurisdicciones que registran la mayor cantidad de ingresos; mientras que los tribunales de alzada de Coyhaique y Punta Arenas son las que registran los menores ingresos.

JUZGADO DE RANCAGUA

No obstante, en la jurisdicción del Juzgados de Garantía de Rancagua -que comprende las comunas de Rancagua, Machalí, Doñihue, Coinco y Olivar- en lo que va del año ha habido un leve aumento de ingresos en las causas de violencia intrafamiliar, en comparación al año 2014.

Así lo explicó el Juez Presidente del Juzgado de Garantía de Rancagua, Magistrado Michel González “En Rancagua el 2014 tuvimos un ingreso de 4.491 causas por violencia intrafamiliar. En enero de ese año tuvimos 398, en febrero 427, marzo 388 y así se mantuvo en un promedio de 390 por mes aproximadamente, lo que nos dio un total de 4.491 ingreso en el años 2014. Este año 2015 hasta el mes de marzo, llevamos ingresadas 470 causas por VIF comparado con el mismo período del 2014 tenemos un leve aumento de 82 causas”, apuntó.

El magistrado aclaró que con la modificación de la ley, por violencia intrafamiliar se entiende todo tipo de delito que estén dentro del contexto y no sólo los golpes “por ejemplo lesiones, amenazas, violación de morada, no sólo golpes, actos que no son materia del Tribunal de Familia como lo es la violencia psicológica”.

En este contexto, el juez sostuvo que los delitos que más se repiten en los casos de VIF son las amenazas y  lesiones, y las penas que arriesga un victimario de VIF, van de los 61 días a los 3 años o más, sostuvo Gonzalez “Las penas van de 61 días a tres años, y si la pena es efectiva o no, va a depender de si el imputado tiene o no antecedentes anteriores; pero esto puede subir si es que hay reiteración del delito”.

En esta materia, el magistrado explicó que el Código Penal hace una diferencia cuando las lesiones se relacionan con violencia intrafamiliar o con otro tipo de hechos, ya que “El Código Penal hace una diferencia, habla de lesiones leves y lesiones menos graves. Las lesiones leves están tratadas en el artículo 494 número 5 del Código y que son todas aquellas lesiones que en términos jurídicos demoran en sanar no más de 7 días. Pero para efectos de violencia intrafamiliar -es decir cuando la lesión se produce en el ámbito de la familia- el mismo artículo 494, dice que las lesiones nunca se podrán considerar como leves. Es decir, el hecho se agrava y siempre las tenemos que considerar como menos graves; por lo tanto, la pena empieza en 61 días, porque si consideráramos las lesiones como leves que es lo que son, la pena sería sólo de multa”.

Explicó que muchos de los casos de VIF se da con parejas que ya están separadas, “y que tiene que ver con amenazas a la ex-pareja muchas veces porque no acepta que la relación ha terminado o por los hijos que quedan”.

El magistrado finalizó diciéndoles a los agresores que caen en este tipo de delitos que “si es que hay afecto en la pareja y existen estos problemas de agresión (el agresor) debiera aceptar ser tratado por un profesional, porque muchas veces los agresores creen que no tienen ningún problema y no se tratan con los profesionales adecuados”.

Top