Copa América 2015: Chile se hizo fuerte en casa

Los nacionales vencieron por la mínima a Uruguay avanzó a la siguiente ronda donde enfrentará al ganador del duelo entre Perú y Bolivia. El partido fue de gran emoción, a ratos violento, pero demostró que La Roja está para grandes cosas; incluso campeonar.

Felipe Alvear Silva

Todos sabíamos que iba a ser difícil, y así fue. En un partido en que Chile buscó desde el primer minuto, y Uruguay se dedicó a defender, especular y a realizar faltas, la Selección Nacional le ganó por la cuenta mínima a la Celeste que sufrió la expulsión de Edison Cavani y Jorge Fucile. El autor del tanto y la figura fue Luis Isla.

El primer tiempo comenzó con Uruguay apretando, pero rápidamente Chile se hizo del balón y comenzó a tocar y a acercarse al arco de Muslera. A los 7’ lo tuvo Eduardo Vargas con un remate de volea que se fue desviado, a los 13’ una buena triangulación no pudo ser aprovechada. A los 15’ una gran jugada uruguaya casi terminó en gol, pero estuvo atento Claudio Bravo para controlar; 5 minutos más tarde Carlos Sánchez remató  por poco desviado.

El dominio del balón fue total, con un 71 por ciento de posesión contra un 21 de los Celestes. Charles  Aránguiz lo tuvo a los 25’, y Alexis Sánchez casi con un remate desviado a los 34’. La última llegada de Chile fue a los 37’ con gran disparo de Vidal que controló con problemas Muslera. La nota de preocupación llegó a los 43’, cuando una fea jugada casi lesiona a Arturo Vidal. Fue la tónica: Uruguay mostró un juego muy fuerte, violento y algunas veces muy al margen de lo normado.

ISLA Y A CELEBRAR

El segundo tiempo comenzó con una Selección Chilena con gran intensidad, pero que se fue diluyendo con los minutos. A los 50’ un remate de larga distancia casi significó la apertura de la cuenta para los charrúas; dos minutos más tarde, y nuevamente por un error en la salida del equipo nacional, un centro estuvo nuevamente cerca. De ahí en adelante el partido fue sólo para Chile. A los 60’ Vidal ganó un cabezazo que llegó a las manos de Muslera. Uruguay sólo apostaba a cortar el juego reiteradas faltas.

La primera jugada que cambió el partido llegó a los 63’, cuando en una jugada sin balón Edison Cavani golpeó levemente el defensor chileno Gonzalo Jara que lo molestó con una acción que no fue vista por la terna; el árbitro brasileño Sandro Ricci observó la agresión del uruguayo y le mostró la segunda tarjeta amarilla lo que significó su expulsión. La salida de Cavani estuvo acompañada de insultos a los jueces y a dirigentes.

Chile tenía el balón, pero no inquietaba a Muslera. A los 73’ hubo un débil remate de Vidal precedió un par de ataques celestes. Y la fiesta llegó a los 81’. Una jugada enredada de los rojos provocó un manoteo del arquero, que aprovechó Valdivia para asistir a Luis Isla –el mejor del partido- que batió la meta oriental. Uno a cero y a cuidar el marcador.

El partido era cuesta arriba para los visitantes, que por fin comenzaron a jugar. A pesar del empeño charrúa no tuvieron aproximaciones. A minutos del cierre vino la polémica. El defensor Fucile realizó una violenta entrada contra Alexis Sánchez- que recibió patadas durante los 98 minutos-, por lo que el brasileño le mostró la segunda tarjeta amarilla, lo que lo dejaba fuera. Los uruguayos no compartieron la decisión y formaron un tumulto que también terminó con el técnico óscar Tabárez. Tras ocho minutos de descuentos, el partido finalizó y Chile avanzó a semifinales, a la espera del ganador entre Perú y Bolivia que se juega hoy a las 20:30 horas en Temuco.

Related posts

Top