O’Higgins hizo partido pero no pudo derrotar a la U

– El equipo de Pablo Sánchez superó en el fútbol a los azules pero, el finiquito y dos avivadas del equipo de Martín Lasarte, evitaron una victoria rancagüina.

Ricardo Obando

O’Higgins pudo, por méritos propios, derrotar a Universidad de Chile en el partido pendiente de la fecha 2 del torneo de Apertura pero, ante la jerarquía del rival, se debió conformar con un 2-2 en un partidazo vivido ayer en el estadio El Teniente.
Los primeros minutos del encuentro fueron bien erráticos por ambas escuadras. Eso sí, dieciocho minutos costó destrabar el juego. Recién ahí, y coincidente con una modificación por obligación, el conjunto de Sánchez comenzó a mostrar su fútbol y su dominio sobre los azules.
La manija, en la mitad de la cancha la tomó Braulio Leal y mientras Ramón Fernández se acomodaba, el capitán armaba el fútbol.
Primero, en los 19’, un tanto anulado en forma dudosa a Gastón Lezcano y, tras ello, una contra de la U con un posible penal sobre Sebastián Ubilla. El partido, pasó a tener emociones y llegadas.
En los 23’, Ramón le dio al horizontal tras un lanzamiento libre y, esa jugada, fue el preludio de lo que vino sesenta segundos más tarde. El propio Fernández dejó con opción de remate al Gato Lezcano quien, de gran forma, dejó en el camino –dentro del área- a Matías Rodríguez y Osvaldo González para gatillar y batir a Johnny Herrera. El 1-0, justificó lo mejor que se había visto el equipo local.
Pero, poco a poco la U intentó despertar. En los 31’ un centro de Gonzalo Espinoza fue conectado por Patricio Rubio y Carranza debió trabajar de sobremanera para salvar el gol. Eso sí, la ocasión fue anulada por posición de adelanto del jugador laico. Eso y nada más.
O’Higgins retomó el control y estuvo a nada de marcar el 2-0 en los 38’. Tras una serie de descoordinaciones defensivas de la visita, Pablo Calandria ingresó a la zona para rescatar un rebote y se jugó la personal. Tiro cruzado, a ras de suelo, y la pelota –milagrosamente- se fue por nada, cuando Herrera solo la miraba.
Lo mismo, pero con trabajo del portero en los 40’. Albert Acevedo se proyectó por la derecha y cuando pudo dar pase al centro del área, remató y Herrera tuvo que volar para salvar el segundo tanto.
Pero, la U se encontró con un penal del propio Acevedo que tomó de la camiseta a Gustavo Canales y que cobró de inmediato el árbitro Roberto Tobar. Es así como, en los 44’, el propio goleador universitario puso el 1-1 parcial, inmerecido por cierto teniendo en cuenta lo que había mostrado el cuadro de Martín Lasarte.

VAN Y VIENEN

En la segunda mitad, el encuentro sacó chapa de partidazo. O’Higgins siempre mantuvo una mejor forma que la U en la cancha pero, los laicos pasaron arriba en el marcador.
Claro está que, antes, el elenco de Vitamina tuvo una para haber quedado en ventaja. Corría el 53’ y un pelotazo largo para Lezcano casi ingresa a portería pero la intervención de Herrera hizo ahogó el grito de gol.
Festejos que cayeron en la galería Rengo en los 55’. Un centro de José Rojas desde la izquierda fue conectado por Gustavo Canales, parado en solitario en el área chica y donde Carranza ni reacción mostró. La U, sin hacer mucho, pasó arriba 1-2 y el Capo de Provincia debió bregar desde atrás.
El buen fútbol del cuadro rancagüino tuvo minutos después, en los 60’, una gran ocasión para la igualdad. Un centro de Ramón desde la derecha fue al centro del área y Calandria –solo- erró la dirección de un toque con la cabeza. A esa altura, la gente se lamentaba por las ocasiones desperdiciadas pero, en los 76’, Roberto Tobar cobró un claro penal de Matías Rodríguez en contra de Gastón Lezcano. Desde los doce pasos, Pablo Calandria no falló y derrotó a Johnny Herrera.
El 2-2, a poco del final, puso algo de justicia a marcador que debió ser mayor para los celestes que, nuevamente, jugaron bien al fútbol, demostrando que van en alza pero que aún deben solucionar el problema –reconocido por todos- de poder terminar un juego sin goles en contra.
Ahora, en la próxima jornada –sábado, 17.30 horas- O’Higgins recibirá a Santiago Wanderers en el estadio El Teniente de Rancagua.

Related posts

Top