Desde el 31 de agosto: Dirección regional de Serviu comenzará a funcionar en O’Carrol

4- Fachada del edificio por O'Carrol.

– Nuevo edificio cuenta con más de 5 mil metros cuadrados y su construcción inició en enero de 2014, con recursos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Marcela Catalán

El 15 de enero de 2015 y en terrenos de la ex cárcel de Rancagua, comenzó la construcción del nuevo edificio institucional del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) en O’Higgins. El proyecto fue ejecutado con recursos del Minvu, fruto de la inyección de más de $5 mil 500 millones, mientras que los trabajos fueron llevados a cabo por la empresa Larraín Prieto & Risopatrón.
Los cimientos debían están finiquitados luego de poco más de año y medio, por lo que la repartición abrirá allí al público el 31 de agosto. Así lo indicó el director regional del organismo, Víctor Cárdenas, destacando que inmueble a estrenar dejará a un lado el hacinamiento en que laboraban antes los empleados. De tal modo, abandonarán las oficinas de Alameda para ocupar las levantadas en el terreno de la otrora ex cárcel de Rancagua. Dichas dependencias pasarán a manos de la Seremi de Vivienda y Urbanismo.
En cuanto a las características del nuevo edificio del Serviu, éste posee más de 5 mil metros cuadrados -el anterior tenía alrededor de 2 mil-, que serán ocupados por alrededor de 240 profesionales. También cumple con estándares de eficiencia energética y dispone de tres niveles y un subterráneo, incluyendo una cafetería para el personal, un auditorio con capacidad para recibir a 150 asistentes, entre otras cosas. En el primer piso seguirán operando las mesas de atención ciudadana, cuyo acceso ha quedado establecido por Brasil 912.
El traslado de trabajadores, bienes y papeles empezará el miércoles 26 de agosto y continuará hasta el viernes 28. De ahí que durante esos tres días, la atención de usuarios en Alameda correrá bajo el establecimiento de turnos especiales. Por ende, el servicio volverá a la normalidad el lunes 31, en el inmueble de O’Carrol.

Deja un comentario