¿Crisis en Urgencia del Hospital Regional?

CATEGORIZACIÓN
EMERGENCIA: Situación de inicio o aparición brusca de riesgo vital o peligro inmediato real o potencial para la vida con efecto de secuelas graves permanentes si no recibe atención calificada de inmediato. En esta categoría se incluye C1 y C2

URGENCIA: Toda situación clínica capaz de generar deterioro, peligro o riesgo para la salud o la vida en función del tiempo transcurrido (horas) entre su aparición, la asistencia médica y la instalación de un tratamiento efectivo. En esta categoría incluye C3 y C4.

CONSULTA GENERAL: Toda situación clínica de manifestación espontánea y/o prolongada capaz de generar solo malestar y contrariedades generales en el paciente. Por la condición clínica asociada, tanto la asistencia médica como la indicación e inicio de tratamiento son resueltos a través de la atención primaria (APS) en forma ambulatoria sin condicionamiento de tiempo. Esta categoría incluye C5.
Gisella Abarca
Fotos Marco Lara

Este miércoles, vía correo electrónico la Sub-Dirección de Gestión Asistencial del Servicio de Salud dio instrucciones a los equipos de todos los dispositivos de la Red de Urgencia de los centros de salud de la región para dar a conocer que se activaría un plan de contingencia.

Esto luego de la información emitida desde la Unidad de Emergencia del Hospital Regional que daba a conocer la situación de la “sobre demanda en su unidad, que impide el acceso oportuno a usuarios con criterio de respuesta médica inmediata para pacientes C1- C2”, es decir, paciente en emergencia vital con atención inmediata y usuarios en emergencia evidente con atención antes de los 30 minutos.

El texto argumentaba “Nos encontramos en una condición crítica. No sólo debemos activar la Clave Roja porque hay 25 pacientes en espera de cama”. Agregaba “No tenemos capacidad alguna de recibir pacientes C1, C2 de la red o de la calle”.

Teniendo en consideración los riesgos a los que se enfrenta un servicio de Urgencia colapsado es que la Sub-Dirección de Gestión Asistencial del Servicio de Salud definió que durante el tiempo crítico “se re- distribuyen los flujos de derivación de usuarios críticos desde Rancagua, hacia las Urgencias de Rengo y San Fernando”.

El instructivo agregaba que “los usuarios con requerimiento de cama crítica serán derivados de manera directa en modalidad de compra de servicio a clínica privadas con disponibilidad de camas, en este caso Fusat e Integral”.

En tanto, los pacientes C3-C4-C5 “que consulten en Urgencia del Hospital Regional de consulta espontánea serán derivados al SAPU servicio”. Es decir, los pacientes que se presenten en Urgencia del recinto asistencial regional con características de Urgencia, Urgencia Mediata y Atención General debían dirigirse hasta el Servicio de Atención Primaria de Urgencia más cercano para asegurar atención a su dolencia.

Agrega que “Los hospitales de menor complejidad, deberán recibir la totalidad de pacientes con requerimientos de cuidados acorde a sus recursos de cuidado, que sean derivados de hospitales de mayor complejidad, incluyendo las pacientes casos sociales (se prohíbe dejar camas disponibles para el turno), pues la Red Asistencial se encuentra en estado de sobre-demanda extrema”, establecía.

“TODOS LOS DÍAS EVALUAMOS CUÁL ES LA FORMA
MÁS OPORTUNA DE ATENDER A LOS PACIENTES”
Consultada respecto a la contingencia del principal recinto asistencial de la región, la directora del Hospital Regional Rancagua, doctora Sonia Correa aclaró que “no es primera vez que se activa la Clave Roja. Es un plan de contingencia que tenemos para trabajar antes que se produzca la crisis”. Explicó que la Clave Roja es un procedimiento interno establecido por la Urgencia del Hospital Regional para poder ordenar la atención de pacientes, la que se basa en dejar cupos para los pacientes más complejos que llegan hasta el centro asistencial, re direccionando a los pacientes menos graves hacia los hospitales de la Red Asistencial y los centros asistenciales más cercanos.

Consultada si verdaderamente Urgencia del Hospital Regional no podía responder ante un paciente C1, un usuario en extrema gravedad, Correa argumentó “En el Hospital no es que rechacemos a los pacientes, al contrario, en nuestra misión está establecido atender a todos los pacientes, pero la prioridad se da siempre para a los pacientes más graves; es decir, a los C1 y C2”.

Explicó que “El tema específico es cuando tenemos la situación en la cual el box de reanimación donde están los pacientes más complejos -dado que en invierno aumentan las consultas y la complejidad de los pacientes y que requieren más tiempo de atención- hacen que los otros box se nos vayan completando, por lo que si ya no tenemos la capacidad física de poder atender, en coordinación con el Servicio de Salud coordinamos de que los flujos de la Red Asistencial (usuarios) se puedan redirigir hacia otros lados y nosotros recibir sólo los que nos corresponden. Todo esto es contingencia diaria, todos los días estamos preocupados de darle la mayor oportunidad de atención a todos los pacientes. Estamos todos los días evaluando cuál es la forma más oportuna de atender a los pacientes”, argumentó.

No obstante, por la tarde de ayer la crítica situación desactivó las alarmas de centro de salud base de la Región, aclaró Correa “Hoy ya no está activada la Clave, en caso que se vuelva necesario se volverá a activar. Es parte de los planes que hemos implementado en conjunto con el Servicio de Salud para poder optimizar los recursos de la Red Asistencial. Si se hace necesario se activa, todo con el fin de optimizar la atención de los pacientes de acuerdo a su criterio de gravedad”.

Llamó a los pacientes que no se encuentran en las categorías de Emergencia C1 y C2 (ver recuadro), es decir, que no se encuentran en verdadero riesgo vital a que busquen otras alternativas de atención de salud, como los SAPU, SAR o Cesfam más cercanos.

Presidenta Fenats Hospital Regional Rancagua, Olga Jiménez:

“El colapso en el Servicio de Urgencia está desde hace bastante tiempo”

Consultada respecto a la crítica situación que durante la jornada de ayer enfrentó Urgencia del Hospital Regional, la Presidenta de Fenats Base Hospital Regional Rancagua, Olga Jiménez sostuvo que “Estamos en una situación crítica; pero no me parece extraño lo que estamos pasando, porque el colapso en el Servicio de Urgencia está desde hace bastante tiempo. En muchas ocasiones nos han dicho que están en Clave Roja y que no se pueden recibir pacientes. Más grave aún me parece que en el nuevo hospital no podrían abrir todas las camas, especialmente las camas críticas, por la falta de personal, porque actualmente no tenemos personal suficiente para dar respuesta a la demanda que enfrentamos, las brechas para nuevo personal desde el Ministerio de Salud no han llegado”.

Específicamente respecto a esta situación de contingencia, la dirigente criticó la falta de información hacia el personal “Esta vez no nos habían informado de esta Clave Roja, lo que tampoco me parece extraño, porque hace bastante tiempo que las autoridades de este hospital están trabajando entre cuatro paredes. Al gremio no lo toman en consideración para ninguna contingencia que haya en el hospital”, sostuvo Jiménez.

Consultada si cree que una situación crítica como la que vivió en el Servicio de Urgencia se puede replicar en el nuevo hospital expuso que “hay una puesta en marcha donde se nos ha dicho que se van a abrir menos camas críticas por la falta de personal que hay, y si pasa eso, el nuevo hospital no va a dar abasto si aquí ya estamos colapsados”, subrayó.

A juicio de la Presidenta de la Fenats, este colapso depende “de la falta de funcionarios, la infraestructura que ya no da abasto, de la falta de servicios, de todo un poco. Tenemos la intención de cambiarnos al nuevo hospital porque esto ya no da para más. Tenemos que considerar la falta de personal técnico, auxiliares, médicos y no médicos, especialistas, hay una falta de todo, a lo que se le suma la falta de camas críticas. Si en este momento se abriera UCI en el nuevo hospital tendría que abrirse solamente 14 camas por la falta de personal. A pesar de la tremenda infraestructura del nuevo hospital, no tenemos el personal suficiente para atender. Son nefastas la calidad de directivos que tenemos, porque creo que ni ellos saben para dónde va la micro”, finalizó.

EMERGENCIA: Situación de inicio o aparición brusca de riesgo vital o peligro inmediato real o potencial para la vida con efecto de secuelas graves permanentes si no recibe atención calificada de inmediato. En esta categoría se incluye C1 y C2

URGENCIA: Toda situación clínica capaz de generar deterioro, peligro o riesgo para la salud o la vida en función del tiempo transcurrido (horas) entre su aparición, la asistencia médica y la instalación de un tratamiento efectivo. En esta categoría incluye C3 y C4.

CONSULTA GENERAL: Toda situación clínica de manifestación espontánea y/o prolongada capaz de generar solo malestar y contrariedades generales en el paciente. Por la condición clínica asociada, tanto la asistencia médica como la indicación e inicio de tratamiento son resueltos a través de la atención primaria (APS) en forma ambulatoria sin condicionamiento de tiempo. Esta categoría incluye C5.

1 comments

Deja un comentario