U. de Talca presentó el primer Centro de Inocuidad Alimentaria del país

El centro estudiará la salubridad de todos los productos y subproductos de la industria agroalimentaria de esa región.

La salubridad de las exportaciones agroalimentarias es fundamental a la hora de pensar en los mercados del futuro. En este contexto la universidad maulina creó este centro de estudios de la materia en el corazón mismo del mundo agrícola.

Promover la salubridad y la higiene de los alimentos desde la producción hasta el consumo es el objetivo del primer Centro de Inocuidad Alimentaria de nuestro país, el cual es liderado por la Universidad de Talca y financiado con aportes del Gobierno Regional Maule. El organismo, inédito en la región, fue presentado a empresarios del sector gastronómico y agroindustrial, y entidades públicas en una actividad que contó con la participación de Michel Leporati, secretario ejecutivo de la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria (ACHIPIA) del Ministerio de Agricultura, quien expuso sobre la nueva política nacional dirigida a este ámbito.

El centro tiene como misión generar investigación y desarrollo, así como la provisión de servicios de laboratorio, vigilancia normativa y gestión y transferencia tecnológica. Su creación, que se gestó en respuesta a las numerosas demandas en materia de inocuidad generadas desde la agroindustria alimentaria del Maule y el país, fue posible tras la adjudicación de recursos del Fondo para la Innovación de la Competitividad Regional (FIC-R), en 2013.
La rectora (s) de la UTALCA, Gilda Carrasco, afirmó que el naciente organismo viene a reforzar el quehacer y el compromiso de la Institución con este sector. “El rubro agroalimentario es abordado por nuestra casa de estudios desde hace ya dos décadas, constituyendo una de sus principales líneas de investigación, innovación y transferencia tecnológica”, afirmó.
Por su parte, el vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica, Gonzalo Herrera, sostuvo que la importancia del centro es que actuará en red y de forma coordinada con los distintos actores que participan en la producción de alimentos, y será la Universidad de Talca el punto neurálgico para el desarrollo e investigación en la Región del Maule. “No sólo alimentos primarios se concentran en esta región, sino que también hay una importante industria procesadora, y es ahí donde apuntamos principalmente porque la inocuidad se ha convertido progresivamente en una variante clave para la aceptación de nuestros productos en el mercado”, comentó.

Una d ellas marcas de este centro será que estará estrechamente vinculado al medio empresarial. En ese sentido procurará responder a las demandas actuales y potenciales de los mercados mundiales de alimentos en materia de inocuidad de la industria de fruta fresca, carne y cecinas, productos lácteos, miel, cultivos agrícolas y de procesamiento, entre otros productos.  “Su objetivo es apoyar al desarrollo competitivo de las empresas y la agroindustria regional con la finalidad de contribuir a optimizar la calidad y salubridad de los productos alimenticios”, señaló la directora técnica del centro, Ana Karina Peralta.  La académica, experta en gestión y seguridad alimentaria, recalcó que es una necesidad regional y nacional contar con herramientas para apoyar a la industria en el control de sus procesos de elaboración de alimentos.

INVESTIGACIÓN

En tanto, durante su intervención, el secretario ejecutivo de Achipia,  Michel Leporati remarcó que la importancia de la inocuidad como  factor clave para impulsar la competitividad del rubro. “En la medida en que sepamos dar más y mejores soluciones a las problemáticas que tenemos en las diversas industrias, mayor va a ser el aporte al desarrollo de la región”, precisó el secretario ejecutivo de la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria.

Sobre esa base, recalcó que es muy importante considerar que los riesgos involucrados en la producción alimenticia tienen expresiones territoriales. “No es lo mismo un peligro alimentario en Arica o en Estados Unidos que en la Región del Maule. Los peligros microbiológicos, químicos y nutricionales varían por condiciones socioeconómicas, territoriales, espaciales, antropológicas y culturales, por lo tanto generar conocimiento a nivel local de estos peligros es muy relevante para aportar a la solución de las problemáticas de la industria”, dijo el ejecutivo.

 

 

Related posts

Top