Carlos Moreno Vega
Masiva despedida a ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua

1
  • Durante la misa, el ministro de la Corte Suprema, Carlos Aránguiz, destacó que los logros y reconocimientos que tuvo la Corte, en gran parte se debieron al trabajo de Carlos Moreno.

 

Fernando Ávila Figueroa
Fotos: Héctor Vargas

Una Catedral de Rancagua colmada de familiares, amigos, autoridades del Poder Judicial, de Orden y Civiles despidió ayer lunes al ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Carlos Manuel Moreno Vega.

El ministro Moreno Vega (62 años) tenía una carrera judicial de más de 38 años que se había iniciado como oficial segundo del Cuarto Juzgado del Crimen de San Miguel en diciembre de 1976, a pocos meses de haber egresado de sus estudios superiores en la Universidad de Chile de Santiago.

Durante la misa, se recordó que el integrante del Poder Judicial durante su vida tuvo dos grandes pasiones, el derecho y el deporte, especialmente por el fútbol, así como se indicó que pese a lo inesperada de su partida, dejó una huella al interior de su familia, donde forjó lazos de amor, con valores que lo llevó a formar una familia en torno a la fe.

Se destacó que siempre fue un hombre humilde, a pesar del cargo que ostentaba, así como que en un momento de la historia ocupó el cargo de presidente de la Corte de Apelaciones de Rancagua, demostrando amor a Dios y hacia los demás.

El ministro de la Corte Suprema, Carlos Aránguiz, indicó que Carlos Moreno murió en su ley, en una cancha de fútbol y con una sonrisa en el rostro, unido a que tuvo una vida sin pausas y llena de generosidad.

La amistad que tuvieron los llevó a confiar el uno con el otro sin condiciones, coincidiendo en una generación del Poder Judicial llanas a ideas renovadoras, reconociendo que los logros y reconocimientos que tuvo la Corte de Apelaciones de Rancagua, en gran parte se debieron al trabajo de Carlos Moreno.

Aránguiz añadió que en lo personal, tuvo el privilegio de ascender a la Corte Suprema, lo que lo hizo conversar con Carlos para que se interesara en seguir estos pasos, sin embargo, el amor que le tenía a Rancagua y a su gente lo hicieron permanecer en la ciudad histórica.

Cabe recordar que entre marzo de 2008 y marzo de 2009, Carlos Moreno fue presidente de la Corte de Apelaciones de Rancagua. Fue durante la gestión del ministro Moreno Vega como presidente de la Corte cuando se dio inicio al cambio en la gestión administrativa del tribunal de alzada, asimilando cargos que provenían de los tribunales reformados, como el administrador, a la gestión de los tribunales, cambios que a partir de unos meses se han incorporado a todo el país, a partir de la dictación del Acta Nº 44-2015, sobre gestión de las Cortes de Apelaciones del país.

Tras la misa el cortejo fúnebre se trasladó hasta el Parque Jardín Las Flores de Machalí, lugar donde desde ayer lunes descansan los restos de Carlos Manuel Moreno Vega.

Deja un comentario