Perfil de Sylvia C. Pallamar Ahumada

Héctor González.

Nació en la histórica ciudad de Rancagua el 24 Octubre de 1917, hija de Pedro Pablo Pallamar Reyes y de Fresia Ahumada Alvarado. 4 hermanos, su padre Pablo Pallamar fue regidor de la ilustre Municipalidad de Rancagua y gran deportista siendo el primer árbitro de fútbol de Chile pionero en la construcción del mineral, El Teniente.
Sylvia hizo sus estudios en el Liceo de Niñas de Rancagua su siempre espíritu de servicio la llevo a acepar ser candidata de las fiestas de la primavera de Rancagua cuyos votos servían de recursos para ayudar a las personas más necesitadas. El 11 Noviembre de 1936, fue elegida reina de las fiestas primaverales de Rancagua, como Sylvia primera, siendo apoyada por la juventud deportiva, estudiantes y bomberos.
El 22 Octubre de 1939, se casó con el distinguido profesional Odontólogo Guillermo Berríos Sagredo quien fue alcalde de la comuna de Graneros en donde una de sus principales avenidas lleva su nombre en su recuerdo.
Tuvo dos hijos Guillermo M. Berríos Pallamar. Odontólogo y Coronel de Ejército y Sylvia Berríos Pallamar, con 5 nietos, 12 bisnietos y un tataranieto.
El 17 de Julio de 1947, fundó la Comisión de Señoras de Rotary Club de Rancagua siendo elegida su primera presidente. En Marzo en 1948, en la media luna de Rancagua, obra de Rotary Club Rancagua cuyo presidente era el Dr. Guillermo Berríos S. se efectúa el primer campeonato nacional de Rodeo de Chile, ella junto con su esposo, invitan a diferentes instituciones de servicios para crear los comedores de atención al público, idea que tiene como fin para que las personas de instituciones de servicios obtengan recursos que vayan a las obras de ayuda a la comunidad y que es una de las características tradicionales de este evento deportivo.
Sylvia fue fundadora de las Damas de Rojo institución que ayuda en el Hospital Regional de Rancagua y socia de la Gota de Leche.
Rotary International le otorgó la condecoración Paul Harris, máxima distinción que ofrece esta institución a las personas que se han destacado por su espíritu de servicio.
El 17 de Julio de 1912, al cumplir 65 años de servicio a la comunidad y ayuda a los más desposeídos esta misma institución la distingue agregó a esta condecoración un zafiro.
Su sensible fallecimiento se produjo el reciente fin de semana.
Ayer lunes 31 al mediodía, fue oficiada una Santa Misa en su memoria, en la Iglesia Catedral de Rancagua, con asistencia de gran número de parientes y amigos.

Top