La importancia de la adhesión del parabrisas para un viaje seguro

1parabrisas
  • Gracias al desarrollo de adhesivos poliuretanos de última generación que aplican las terminales automotrices, el parabrisas se ha convertido en un componente vital para la seguridad activa y pasiva del vehículo.

 

El parabrisas evolucionó con el paso del tiempo, mejorando su diseño y prestaciones. Los parabrisas planos y sujetos a la carrocería mediante un burlete de caucho, fueron reemplazados por cristales cada vez más curvos (mejorando así la aerodinámica) y unidos al automóvil mediante una tecnología adhesiva.

Este sistema de adhesión, brinda al parabrisas la flexibilidad necesaria para absorber impactos externos y soportar la activación de los airbags frontales. Los cristales pegados reducen el peso del vehículo y sirven para contribuir a la resistencia del techo y pilares. Además, proveen refuerzo lateral y ayudan a reducir el hundimiento del techo en caso de vuelcos, minimizando así las consecuencias en la seguridad de los pasajeros ante una colisión.

En los automóviles modernos, el parabrisas “pegado” aporta hasta un 30 por ciento de la resistencia estructural que ofrece la carrocería. A este porcentaje, hay que sumarle el valor que representa la luneta adherida, otro factor importante de seguridad pasiva.

En el mercado Henkel pone a disposición estas mismas tecnologías para el momento de reemplazar el cristal. “Los parabrisas, lunetas y ventanillas laterales fijas se pueden adherir o pegar tanto a las carrocerías de acero como de aluminio y también a las fabricadas con plástico reforzado o materiales compuestos a base de fibra de carbono”, manifiesta Claudio Mercado, Gerente de ventas Automotriz de Henkel Chile.

 

SUSTITUCIÓN

 

Se debe tener en cuenta que la mayor parte de los accidentes viales que se producen son choques frontales, provocando la rotura del parabrisas en la mayoría de los casos. Por lo tanto su sustitución es un trabajo que se realiza con frecuencia. Al tratarse de un elemento más de seguridad activa y pasiva del vehículo, es primordial prestar suma atención a su proceso de instalación, utilizando los mismos insumos que aplican los fabricantes, para conseguir los niveles de seguridad iniciales del vehículo.

El procedimiento de instalación de un parabrisas es un trabajo sencillo, pero a la vez riguroso en la fase de preparación de las superficies de pegado. La correcta adhesión del parabrisas depende fundamentalmente de esta operación, por lo que debe efectuarse con sumo cuidado.

El proceso es el siguiente:

– La primera operación consiste en separar de la carrocería el parabrisas a sustituir, cortando el adhesivo que lo mantiene unido. Para esta operación se pueden emplear máquinas y cables de corte. – A continuación se prepararan las superficies de pegado para conseguir una buena adhesión de la luna a la carrocería aplicando los productos adecuados. – Finalmente, y una vez aplicado el adhesivo al marco de la carrocería o al parabrisas, se coloca la luna, respetando el tiempo de espera necesario para que el adhesivo cure y adquiera la resistencia adecuada, lo que permitirá efectuar una conducción bajo condiciones seguras sin riesgo a desprendimientos o caídas del parabrisas.

 

Deja un comentario