EDITORIAL: El SAR Oriente

El SAR Oriente es un anhelo de al menos 20 años, ofrece la posibilidad de atender 24 horas, tendrá más de 490 metros cuadrados construidos, contará con equipamiento digitalizado de Rayos X, examen de laboratorio, servicio de telemedicina, además de una ambulancia y oficina de Carabineros

Y es que este nuevo modelo de atención busca entregar atención médica de urgencia, en un horario que complementa el funcionamiento del CESFAM y SAPU, con el propósito que la población descongestione los servicios de Urgencia de los hospitales. En esta línea, los SAR están concebidos como dispositivos que funcionan entre las 17:00 pm y las 08:00 am.
Por eso cuando la presidenta Bachelet anunció la construcción de 132 SAR en todo el país, y 7 de estos en nuestra región, el aplauso fue unánime, especialmente en el sector Oriente de Rancagua donde sus vecinos muchas veces se sienten lejanos a una atención oportuna de salud, más aún cuando -como sabemos- el Hospital Regional se aleja hacia el poniente de la capital regional y la petición de contar con un Hospital para Rancagua, distinto del regional, aún no tiene respuesta.
Pero lamentablemente este anhelo parece alejarse en su concreción, 4 licitaciones han fallado ya sea porque los oferentes no llegaron o porque las empresas ofertaron por bastante más del presupuesto disponible. En este contexto concordamos con el diputado Juan Luis Castro que señala que la demora radica en el Ministerio de Salud, “porque desgraciadamente el monto asignado por el Ministerio era por debajo de lo que era posible solventar para cubrir lo que significaba hacer el SAR que es mucho mayor. Ahora recién el monto aprobado es razonable en el mercado. Este es un problema del equipo de inversiones de Minsal que no actuó adecuadamente”, explicó el parlamentario socialista.
Esta situación nos retrae a los múltiples problemas que ha tenido no solo la construcción del esperado nuevo Hospital Regional, sino que variados hospitales en todo el país, por lo que es licito encontrar razón a la sabiduría popular que establece “pastelero a tus pasteles”, es decir Salud a velar por el bienestar de los ciudadanos y el Ministerio de Obras Publicas a construir.
Pero volviendo al tema del SAR Oriente, cuyo atraso fue expuesto en estas páginas a raíz del colapso que enfrento el servicio de Urgencia del Hospital Regional y la denuncias sobre deplorables condiciones de infraestructura y falta de suministro del SAPU oriente, el tema también es comunicacional. No basta, como sostienen desde el Servicio de Salud, con haber informado paso a paso a los dirigentes sociales del sector sobre los problemas que ha enfrentado esta construcción. El desbalance de la comunicación entre un compromiso presidencial, refrendado en un discurso de 21 de mayo, y confirmado en una gran ceremonia en el sector por una ministra de Salud v/s reuniones con dirigentes, es más que evidente. Más aún cuando el visibilizar una problemática- muchas veces- ayuda a que esta se solucione antes.
Por el momento queda esperar que los 7 SAR comprometidos para nuestra región sean prontamente construidos y que mientras los plazos aún se extienden se solucionen los problemas denunciados -y no desmentidos- sobre falta de suministros en el SAPU. Cuya buena atención, fruto del extraordinario compromiso de su personal, no queda más que destacar.

Luis Fernando González V.
Sub Director

Related posts

Top