Rápida acción del equipo médico del Hospital de San Fernando salvó la vida a niño de Pumanque

4

Los primeros minutos de diagnóstico fueron cruciales para mantener con vida al pequeño Sebastián Alonso, quien llegó a urgencia con un aneurisma aorta infrarrenal, el que fue estabilizado y trasladado hasta la Clínica Las Condes.

Un agotador despertar tuvieron los padres del pequeño Sebastián Alonso Cornejo Estrada de Pumanque, quienes llegaron a primeras horas de la mañana de lunes 27 de agosto hasta Urgencia del Hospital de Santa Cruz a consultar por un intenso dolor abdominal que presentaba el menor de 5 años.
Antes que su condición empeorara, el niño junto a sus padres fueron derivados hasta el Hospital de San Fernando, recinto asistencial al que llegaron cerca de las 06:00 am y con una molestia que se intensificaba cada vez más en el pequeño pumanquino. Una vez en la sala de espera del recinto asistencial, el niño comenzó a convulsionar, por lo que el médico de turno, Dr. Edison Chinchero, evaluó al menor indicando ingreso inmediato a pabellón. Algo no estaba bien.

Junto al equipo médico apoyado por el Dr. Fernando Uribe y la anestesista, Dra. Gina Zambrano, el facultativo pudo comenzar su trabajo operatorio, quienes tras un exhaustivo análisis verificaron el diagnóstico: aneurisma aorta infrarrenal. Un cuadro inusual en pacientes de esa edad, la que puede tener consecuencias nefastas como la muerte si no se trabaja con rapidez.

El médico de turno debió hacer laparotomía exploradora – una intervención quirúrgica que consiste en abrir las paredes abdominales- encontrando un hemoperitoneo de 500 cc. Es decir, presencia de sangre extravasada en la cavidad peritoneal y “un punto de dilatación a nivel de la arteria aorta infrarrenal con sangrado activo, el cual controló con un clamp (pinza de forcipresión)”, señaló el Dr. Fernando Uribe.

El galeno explicó que “La maniobra que pudimos hacer fue controlar el sangrado, suturando el aneurisma pero aún tenía otros puntos de debilidad que podían romperse en cualquier momento; por lo tanto, hicimos un control de la aorta proximal con un sello con elásticos vasculares”, argumentó.

En esos minutos cruciales para la vida de Sebastián, rápidamente la cirujano infantil, Dra. Claudia Narvaez coordinaba el traslado del niño hasta la Clínica Las Condes en Santiago, el centro de derivación de urgencias vasculares por Ley de Urgencia.

Así, cerca del medio día de ese lunes que quedará marcado en la familia pumanquina llegó una ambulancia SAMU hasta el Hospital San Fernando para derivar al pequeño paciente hasta el estadio municipal de la ciudad, donde se encontraba un helicóptero de la clínica capitalina para el traslado urgente del menor.

Con el apoyo de Carabineros de la Primera Comisaría de San Fernando la ambulancia llegó en pocos minutos hasta el recinto deportivo, donde en una rápida y controlada maniobra pudieron subir al pequeño al vehículo aéreo y trasladarlo a Santiago. Minutos cruciales para la vida del niño, pues el equipo médico fue enfático en señalar “su pronóstico, dependerá del tiempo de traslado a Santiago y de la reparación definitiva de su problema”.

ESPERANZADOR PANORAMA
Una vez en la Clínica Las Condes, la vida de Sebastián quedó en manos del Dr. Manuel Espíndola quien junto a su equipo médico lo intervino. El cirujano vascular dio a conocer el diagnóstico definitivo “el hallazgo fue un pseudo aneurisma de arteria iliaca común izquierda”, la cual tuvo que reparar con una prótesis. Agregó, además se encontró con un “gran hidroureteronefrosis ipsilateral”, lo que implicó la tercera intervención del día.

No obstante y a pesar de las complicaciones, el cirujano vascular señaló que “este niño se salvó gracias al manejo inicial en su hospital (San Fernando), llegando estabilizado al traslado hacía la Clínica Las Condes”.

Pareciera ser que eso cansadores días de incertidumbre y preocupación llegaron a su fin para Juan Cornejo y su esposa Nadia Estrada, padre de Sebastián, pues este miércoles recibieron la buena noticia que podían llevar a su regalón hasta su casa pues ya estaba de alta.

Pumanque se vistió de fiesta para esperar al pequeño guerrero que con globos, pancartas y una bienvenida preparada por familiares, vecinos y compañeros esperaban la llegada de Sebastiań Alonso.

Feliz se encuentra el padre de Sebastián, Juan Cornejo quien solo tuvo palabras de agradecimiento para el equipo médico del Hospital de San Fernando “a los doctores, anestesistas y enfermera(os), como también a todos quienes apoyaron en cada instancia, al igual que al municipio por su traslado a la capital”, finalizó.

Deja un comentario