Negociando con sangre inocente

Estuve entre el 2012 y el 2014 trabajando de Director Regional de Senadis en la región de O´Higgins. Aprendí mucho y pude entregar mucho, sobre todo a las personas que buscaban inclusión a través del Servicio Nacional de la Discapacidad. Me sensibilicé con los que sufren y con los más débiles y ayudé a visibilizar un problema de muchos que quedaban al margen de la sociedad por su discapacidad: Ese tiempo me hizo madurar para hoy poder sumarme a una campaña que tiene por foco la defensa de un grupo aún más vulnerable: los niños en gestación.
Para ello, un grupo de profesionales y amigos nos propusimos el detener la Ley de Aborto que se está promoviendo, proyecto que no considera en absoluto el derecho a nacer de la criatura más inocente e indefensa. Quisimos hacer un esfuerzo gráfico, atreviéndonos a mostrar imágenes reales de abortos a través de camiones que han visitado ya más de 7 regiones del país y donde a través del impacto visual se genera conciencia de lo macabro de cada aborto.
En todos los países donde se aprueban causales específicas de aborto, al poco tiempo hay aborto libre. Esto que se está haciendo es una táctica para meter una lucrativa industria en el país, donde se negocia con sangre inocente. Es muy fácil ampliar causales una vez que se considera un derecho el matar a un inocente. Esa es la razón por la que en Europa, casi no hayan por ejemplo niños con Síndrome de Down, simplemente los matan antes de nacer. De hecho, en EE.UU. se acaba de saber que se están traficando las partes de los niños abortados por entre 30 y 70 dólares cada órgano o pieza. Basta ver en youtube esos escandalosos videos donde se desenmascara a la Planned Parethood, filial de la IPPF, que financia ONGs en Chile para promover el aborto. Más claro, echarle agua.
La evidencia científica, el lucro de sangre y la realidad constatable de que en todos los países donde se legaliza el aborto las cifras se disparan, no han sido suficientes para que un grupo de Diputados obnubilados por un triste programa de gobierno, sigan avanzando hacia la legalización de la pena de muerte de inocentes bebés en gestación.
Tan claro es lo injusta de esta propuesta, que ya son tres los ex ministros de salud de la Concertación que se manifiestan contrarios a esta ley de aborto. El 12 de enero de 2015, el Ex ministro Jiménez, señala “El aborto es como los desaparecidos, pasa lo mismo que la desaparición de un cuerpo. La gente que nunca más vio a su hijo porque lo secuestraron y luego lo asesinaron (como en México, Argentina o aquí) queda con una herida para siempre”. El 9 de febrero de este año, el Ex ministro Carlos Massad dijo: “el proyecto anunciado por La Moneda plantea restablecer la pena de muerte, y no para los criminales, sino para los inocentes”. Esta semana en El Mercurio, aludiendo al caso de violación, el ex ministro Pedro García. denuncia y confronta a los hipócritamente llamados demócratas Cristianos que votaron a favor del aborto, los diputados Gabriel Silber y Víctor Torres.
Por nuestro lado, nos apena ver como el Diputado Juan Luis Castro, siendo médico y presidente de la Comisión de Salud no tome conciencia del tremendo mal que hará en el país el que se legalice el aborto. Él votó a favor de legislar y ahora que estamos en la parte final de las indicaciones a dicha Ley, aún puede recapacitar y dejar sin efecto una ley que a todas luces es mala y cambiarla por una nueva ley cuyo foco sea el acompañamiento a las mujeres embarazadas. Eso además lo está proponiendo actualmente la ex Senadora Soledad Alvear, y es un giro que todos los especialistas concuerdan que es lo más conveniente. Esperemos prime la cordura.
Para ayudar a recapacitar sobre su voto al diputado Castro y a los otros 8 diputados que votaron a favor de legislar en primera instancia, estamos haciendo el esfuerzo de traer un camión desde Santiago con imágenes de un aborto real, para que se den cuenta que en el 100% de los abortos, siempre se mata a un niño en gestación. Mostramos además las caras de esos diputados para que la ciudadanía se entere de quienes serían los primeros responsables de este eventual genocidio, y para que ellos puedan recapacitar.
Estamos seguros que quien vote por el respeto irrestricto de la Vida del que está por nacer, vivirá feliz y sus proyectos prosperarán. Sin embargo, quien se haga responsable de promover el crimen de niños en gestación, aprobando esta Ley, deberá cargar sobre su espalda con el peso de sangre inocente. Y esa sangre clama al cielo.
Francisco Subercaseaux
Ex Director Senadis y actual vocero de Informaborto

One Comment;

  1. Te llevo en mis brazos said:

    Tuve el placer de conocer a Francisco y me da esperanza saber que aún existen seres humanos que aman y aprecian la vida aún cuando esta puede venir con problemas.
    Como representante de las madres con hijos con capacidades diferentes (de algun forma) me encantaría que en nuestra región principalmente se trabajara y usaran los recursos que sí existen para integrar y sacar adelante a nuestros hijos, creo que esa es la tarea principal.
    Se entiende que un ser abortado genera menos gasto que un niño con algún síndrome o malformación y es una pena que sigan pensando que la vida son sólo números.

Top