Gloria Montenegro es reconocida por la Universidad Católica tras 45 años de trabajo investigativo

1

La docente es clave en nuestra región donde ha desarrollado valiosos estudios con las asociaciones de apicultores locales.
La profesora Gloria Montenegro, del departamento de Ciencias Vegetales, recibió un reconocimiento por sus 45 años como docente en la UC y fue quien representó a una serie de académicos homenajeados con un emotivo discurso, en él abordó algunos aspectos de su paso por la universidad y agradeció a Dios por el liderazgo de las autoridades de la UC, quienes a juicio de la académica, “han logrado sortear obstáculos, más que nunca hoy día, y permitir que la universidad pudiera crecer y desarrollarse sin comprometer su identidad católica. Por eso y mucho más quiero dar gracias a Dios”.
La ceremonia comenzó con una misa presidida por el vice Gran Canciller, padre Cristián Roncagliolo, quien en la ceremonia destacó que el día del profesor coincide con la fecha en que la Iglesia celebra la fiesta San Agustín, doctor de la Iglesia. Fue el rector Ignacio Sánchez, por su parte, el encargado de iniciar los discursos en la ceremonia de premiación donde aseguró que la razón que lleva a la universidad a realizar esta celebración es para recordar y reconocer la contribución que profesores de distintas facultades han realizado a la UC. “El aporte de cada uno de ustedes es fundamental en esta historia de 127 años que tiene la universidad. Algunos de ustedes han estado aquí cerca de un tercio de la historia de la institución y eso es muy significativo”, dijo al respecto. Asimismo, Sanchez destacó algunos puntos que él considera clave en la carrera del académico. “El profesor universitario es clave en la mantención de la autonomía universitaria. Lo que ustedes quieran enseñar, lo que ustedes quieran investigar, la creatividad que ustedes tienen en su corazón, en su mente, en su impacto diario tiene que ser preservada en forma muy clara por un Estado, por un Gobierno, por un sistema de Educación Superior”, dijo. También el vicerrector Académico, Juan Larraín, quien siguió con la ceremonia. En su intervención felicitó a los agasajados y los animó a seguir aportando a la universidad, tal como lo han hecho hasta la fecha. “Queremos saludarlos, felicitarlos y agradecerles. Hoy día estamos reunidos para celebrar y agradecerles a todos ustedes todo el trabajo, toda la entrega, todo el compromiso, todo el amor, todo el cariño y todo el profesionalismo que han entregado en nuestra querida universidad por tantos años”, dijo.
LA ACADÉMICA Y LA U REGIONAL
Gloria Montenegro lleva varios años en nuestra región desarrollando importantes estudios sobre la apicultura local. Su último trabajo investigativo permitió determinar las propiedades medicinales de la miel y cómo es que la flora nativa de la Sexta Región es clave en las características de este néctar. Esto ha permitido que los apicultores locales puedan etiquetar su miel destacando sus beneficios; un verdadero espaldarazo para los más de mil apicultores y sus Pymes. La profesora Montenegro esta consciente de la necesidad de un desarrollo académico en nuestra región por eso consultada hace algunos meses por el futuro de nuestra Universidad Regional y sobre todo por el actuar de la agricultura en este plantel explicó: “En mi opinión el desarrollo de un Centro de Investigación en la VI Región debería estar constituido por académicos de un gran nivel de excelencia que sean capaces de resolver problemas puntuales de la Región a través de la utilización del método científico, con planteamiento de hipótesis que permitan predecir y anticiparse a problemas en la agricultura. Los proyectos de I+D deberían ser enfocados en forma interdisciplinaria, transfiriendo en forma rápida resultados a los usuarios que desarrollan la agricultura empresarial y campesina. El fortalecimiento de la Pymes es prioritario hoy día, pero debería hacerse a través de la entrega de conocimientos y capacitación y no de bonos que solo les ayudan a disminuir el problema en forma temporal. La investigación científica debe generar herramientas y condiciones apropiadas para el progreso económico de la región. Esta nueva Universidad debería pensar en un Plan de Desarrollo Estratégico que impacte en la Región , con inclusión, compromiso con las tareas públicas, compromiso con la creación de nuevo conocimiento de frontera que resuelva los problemas y que innove en la utilización de los recursos naturales y de la agricultura sustentable”, concluyó la académica.

Deja un comentario