Autoridades realizaron fiscalización a faenadora de carne en Graneros

En la planta ubicada en el camino Santa María de Graneros, se faenan, mensualmente, poco más de 2 mil animales – 630 bovinos y 1400 cerdos -, con cifras que llegan a más de 350 toneladas de producción mensual.

Fernando Ávila Figueroa

Autoridades regionales realizaron una visita a las instalaciones de Faenagro, en la comuna de Graneros. En el lugar se verificó, entre otros aspectos, el cumplimiento de las medidas relacionadas con el faenamiento de carnes frescas para consumo nacional y la implementación del formulario de movimiento animal, herramienta inserta en las medidas gubernamentales que buscan perseguir el robo de ganado.
En todos los centros de faenamiento, conocidos popularmente como mataderos, equipos de inspección SAG, conformados por Médicos Veterinarios y Técnicos Agropecuarios, desarrollan la inspección sanitaria de carnes para, finalmente, emitir el veredicto de aptitud o no aptitud para consumo humano. Esta actividad se desarrolla en estos lugares, en virtud de un convenio de delegación del Ministerio de Salud al SAG, vigente desde el año 2010.
En la planta ubicada en el camino Santa María de Graneros, se faenan, mensualmente, poco más de 2 mil animales – 630 bovinos y 1400 cerdos -, con cifras que llegan a más de 350 toneladas de producción mensual. Los destinos de una parte de la producción – 250 bovinos (vacunos) aproximadamente -, son una veintena de carnicerías de la provincia de Cachapoal. De esta forma, se asegura que la carne se distribuya en las condiciones exigidas por la autoridad sanitaria y el SAG. Otro porcentaje de la producción, tiene su destino en las industrias cecineras del país.
Rodrigo Sotomayor, director regional del SAG, indicó que “el Formulario de Movimiento Animal, FMA, permite conocer el origen de los animales que ingresan a faena. Con este documento podemos saber la trazabilidad de los animales y con ello, en caso de presentarse hallazgos de lesiones compatibles con enfermedades de control oficial, como tuberculosis bovina por ejemplo, se puede llegar al predio de origen del animal y tomar las medidas sanitarias correspondientes”
En el matadero, además, se toman muestras de brucelosis bovina, enfermedad bajo control oficial del SAG, para su análisis y, en caso de ser positivas, se adoptan medidas sanitarias en los predios de origen.
En la Región de O’Higgins, existen 10 mataderos de consumo nacional y exportación; y alrededor de 300 centros de venta, entre carnicerías independientes, cadenas de carnicerías y supermercados.

Top