El hincha celeste se merece un reconocimiento

El resultado adverso no fue impedimento para que, desde el codo sur poniente del estadio, alentaran con todo a O’Higgins.

 

Se destacan por tener un amor incondicional con el equipo. Justamente, ayer en San Carlos de Apoquindo, los cerca de 300 hinchas que se hicieron presentes para ver una victoria de O’Higgins, se quedaron sin poder tener ese escenario y al contrario de lo que se pudiera pensar, con el 0-5 en contra, cantaron más y más fuerte para –por momentos- silenciar a San Carlos de Apoquindo.
Aprovechando un grato domingo, la familia celeste se movilizó hasta la capital para hacerle frente al duelo más complicado en lo que va del torneo de Apertura y, si bien se sacrificaron, se ganaron el respeto del estadio.
Ahora, deberán pensar en juntar fuerzas para ver al Capo de Provincia en el estadio El Teniente a fines de mes frente al Audax Italiano.

Related posts

Top