Familias de Santa Filomena plantarán árboles en sus casas

1

Los vecinos pudieron escoger entre seis especies arbóreas para forestar sus viviendas y el entorno del barrio. El programa comenzó a desarrollase en junio y se extenderá por tres años.
Fernando Ávila Figueroa
Con gran entusiasmo llegaron decenas de familias de Santa Filomena de Rancagua hasta la plaza del sector, para recibir un árbol de parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), a través del Programa Quiero mi Barrio, en convenio con la Corporación Nacional Forestal (Conaf).
La iniciativa comenzó a desarrollarse en el lugar en junio de este año y tiene como objetivo recuperar 203 barrios en todo el país–diez de ellos en la región y dos en Rancagua– con problemas de deterioro de los espacios públicos, segregación y vulnerabilidad social.
En la instancia se entregaron distintas especies arbóreas como Mandarino, Naranjo, Limón, Crespón, Laurel de la Flor y Gingko Bilobo. Junto con esto se repartieron folletos informativos para el cuidado de cada árbol, se generó un espacio para que los niños del sector pintaran e imaginaran cómo será su barrio y se plantaron diez árboles en la plaza principal.
El seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Rodríguez, junto con acompañar a los vecinos en el recibimiento de su árbol motivó a la comunidad a participar activamente del programa.
“Esta es una más de las actividades que desarrolla el Quiero mi Barrio cuando comienza su ejecución”, señaló. Agregó que “estamos en el proceso de consolidación de confianzas, de estructuración de organización que nos permita lanzar con más fuerza el programa. Las primeras etapas son de reencantamiento con los vecinos, para generar espacios y calidad de vida. Nada de ese esfuerzo sirve, sino se cuenta con la participación de la comunidad que vive permanentemente aquí”.
El presidente de la Junta de Vecinos de Santa Filomena, Albino Carrera, valoró la actividad y la participación de sus vecinos. “Esto nos permitirá forestar las casas y el entorno y nos ayudará a cuidar el aire y alejar un poco la contaminación. Los vecinos están motivados, antes eran apáticos de participar pero ahora lo están haciendo y eso es muy importante para el éxito de este programa. Nosotros tenemos grandes expectativas, porque sabemos que el mejoramiento será muy significativo”, señaló.
Tras recibir un Mandarino, María Ramírez, vecina del sector hace más de 45 años, expresó estar “muy contenta, porque me parece que es una actividad hermosa. Yo no tengo árboles en mi casa y este lo pondré en un lindo masetero. Espero comenzar a ver más logros y que los vecinos participen”.
En tanto, Julia Valencia, dijo entusiasmada que “me fascinan los árboles, y un Mandarino era el que me faltaba, así es que me voy muy contenta a plantarlo y cuidarlo, porque me encanta jardinear. Queremos que sigan haciendo este tipo de actividades y que nuestro barrio quede hermoso”.
En junio pasado los vecinos escogieron el “mejoramiento de áreas verdes” como primera obra a ejecutar, a través del programa Quiero mi Barrio. Estos trabajos se iniciarán a fines de este año.

Deja un comentario