Las heroicas mujeres de nuestra independencia

Molly_Pitcher

Durante la Guerra de la Independencia hubo heroicas mujeres que se destacaron con caracteres de individualidad en su permanente apoyo a los patriotas que lucharon tenazmente por librarnos del dominio español , en una contienda de coraje y decisiones que poco han sido magnificadas y reconocidas en el país. Resaltan en esta historia con relevancia en los nombres de la bella e infortunada esposa de don Juan José Carrera Verdugo, Ana María Pérez Cotapos y en la fortaleza de otra mujer de voluntad indomable, doña Javiera Carrera.
Los colores nacionales de la Patria Vieja radiantemente los exteriorizó esta mujer en su vestido de gala en un baile realizado en la casa de Moneda en 1812, deslumbrando a quienes vieron en ella la imagen de la Patria- Luisa Recabarren sufrió en entereza heroica las prisiones de la Reconquista. Agueda Monasterio soportó los suplicios de ese régimen hasta la muerte. Rosario Rosales acompañó a su anciano padre, el Vocal de la Primera Junta Nacional de Gobierno, Juan Enrique Rosales al destierro en la Isla de Juan Fernández..
Mercedes Fontecilla, apenas enlazada con don José Miguel Carrera, ve abrirse las puertas del exilio. En pos de su esposo, o en espera de él, a lo largos de sus viajes y campañas, en las pampas, en las aldeas, en los cuarteles, en las tolderías indígenas , se detendría para alumbrar en la miseria a sus hijos. La fe de su patriotismo, entendido en el personalísimo de su marido, no decayó jamás.
Las mujeres del pueblo por esos mismos días supieron albergar al concurso de su apoyo a la causa de la liberación en los días de la Reconquista. Escondieron a Manuel Rodríguez, protegieron a Miguel Neira. Nunca supieron Nada de Justo Estay. Alentaron al “Roto” para derribar con el corvo, la piedra y el puñal al altivo y presuntuoso soldado Talavera o ellas mismas fingiéndoles amor, lo derribaron en las chinganas.. De esos modos servían a la “Panchita”, nombre con el cual identificaron a la Patria. Por la “Panchita” fueron sometidas a prisión, a la pérdida de sus joyas a encarcelamiento y malos tratos, la madre de O”Higgins, Isabel Riquelme y su hermana Rosa Rodríguez.
Paula Jara Quemada se impuso a la soldadesca goda con el heroísmo de su presencia de ánimo. Turbó al capitán de Los Talaveras y lo hizo abandonar corrido las casas de su fundo, cuando pretendió violar el hogar e incendiarlo, por pertenecer a una patriota. La inspiración de estas almas femeninas por la libertad de la Patria, dio origen a muchas heroínas anónimas que estuvieron en Rancagua, Cancha Rayada y Maipú, cuyos actos patrióticos la historia ha recogido y reconocido medianamente. Del escrito “Patria y Chilenidad de don Guillermo Feliú Cruz.
Manuel Chamorro Moreno
Suboficial (R) Armada
Santiago, 14 de septiembre de 2015.

Deja un comentario