El gran paso de Denise Rosenthal: De niña cantante a mujer artista

 La actual coprotagonista de “Matriarcas” ha expuesto su vida desde muy pequeña. Así todos los errores que tienen los adolescentes, ella los ha vivido de manera pública. A través del tiempo se ha convertido en una persona amada y criticada, pero siempre siendo ella misma.

 

Daniela Palavicino
Periodismo UNAB

Una cola de caballo alta en el pelo, maquillaje azul en los ojos estilo cat eye, su cuello adornado por un collar con colgantes y más abajo una polera transparente que deja en claro que la niña de 15 años que apareció en la serie de Canal 13 “Amango” ya quedó completamente atrás.
Denise Sofía Rosenthal Schalchli, la menor de cuatro hermanos, una joven de mirada dulce y lindo rostro que calza perfecto en el perfil de muchos fotógrafos. Hija de la escritora Liselotte Schalchli y de Cristian Rosenthal, su manager, representante y “compinche de vida”.
Desde muy pequeña siempre le gustó expresarse y llamar la atención de su familia, realizando espectáculos en las juntas, disfrazándose y cantando. Es por esto que a nadie le pareció extraño que Denise se convirtiera en lo que es hoy.
A los ocho años vivió una etapa muy dura, además de la separación de sus padres tuvo problemas en el colegio que estudiaba (Santiago College). En el establecimiento sufrió de bullying por los profesores y apoderados, fue catalogada de “líder negativa” y de ser una “mala influencia” para sus demás compañeros. Sus padres no eran adinerados como los de sus pares y su colegio pertenecía a una elite de la cual no formaba parte, pero la cantante siempre estuvo consciente del esfuerzo que hacían los Rosenthal-Schalchli para mantenerla en ese lugar y que tuviera una buena educación.
A sus 24 años y convertida ya en una mujer, demuestra su decidida y tranquila personalidad al momento de hablar de su vida y su carrera, la misma personalidad que la ha llevado hoy a convertir en realidad el sueño que tenía desde los 5 años, ser cantante.
Mucho ha pasado desde que salió de la televisión para buscar su “yo interior” y comenzar un nuevo rumbo, “no fue fácil dejar atrás a la Feña”, dice su padre. Pero, a pesar de sus cambios, siempre se ha mantenido como el amor platónico de muchos jóvenes y la gran inspiración para muchas niñas.

 

ENCUENTRO CON LA MÚSICA
El momento exacto en que decidió por completo dedicarse a la música fue cuando una de sus mejores amigas sufrió un problema alimenticio y estuvo internada por largo tiempo. Denise era muy pequeña y se sentía muy mal, ya que “su compañera de secretos” se encontraba hospitalizada. La joven cantante buscó refugio en su madre, quien escribía cuentos y poesías desde aquel entonces. Liselotte le dio la idea de componer una canción y dedicársela.
El tema se llama “Amiga”, el cual intenta explicar el poder que cada uno tiene para cambiar su vida y deja ver con claridad el apoyo que Denise le estaba ofreciendo.
Luego de realizar esta canción, la amiga de “Niss” le comenta que había sido una de las pocas cosas que le habían ayudado a salir adelante. Y durante un largo proceso de cuestionamientos y aclarar dudas, se dio cuenta que realmente quería ser cantante, debido al gran poder que tenía en sus manos para comunicar.

 

 

UNA NUEVA DENISE
Es hora de crecer un poco y tomar decisiones, quiere pulir un poco más su trabajo porque necesitaba aprender a potenciar su voz. Así que comienza a estudiar para adquirir nuevas herramientas. Argentina es el destino. Canto, baile y actuación son los cursos que le permiten dejar atrás esa voz de niñita cantando baladitas y volver con más inflexiones al estilo “negroide”.
Regresa a Chile con nuevas ideas, tiene reuniones con varios productores, quienes le decían que la idea que tenía no iba a funcionar. Esta “nueva chica” quería realizar un disco R&B, pero en español, cosa que a muchos agentes musicales no les llamaba la atención.
A Denise le cargan las cosas estructuradas y que le impongan algo. Es una cantante libre sin sello discográfico y decide crear “Fiesta”, según su fórmula y su propia manera de crear las cosas.
Dentro de este disco hay un tema con el mismo nombre que llamó mucho la atención y tuvo gran éxito, porque en el video Denise muestra los lugares típicos de Santiago y derrumba varios de los clásicos estereotipos de la típica “chica linda”.
Una de sus grandes referentes es Beyoncé, en cómo hacer un buen show, hacer las cosas bien y tener una buena voz, porque su idea no es copiar. Actualmente escucha mucho a ínterpretes latinoamericanas como Susana Baca, Eva Ayllón, y Mara Portondo; estilos como afroperuano, afrocolombiano, y centroamericano; también a Violeta Parra, su gran referente. Su idea es poder mezclar estos estilos con el rhythm & blues o el hip hop.
Quizás este cambio de “good girl gone bad” le causó sorpresa a muchos seguidores y personas que la conocían. Siempre se ha caracterizado por ser muy conservadora y trata de no dar pie a comentarios respecto a sus generosas medidas que la hacen lucir un bello y sano cuerpo.

 

 

AL NATURAL
Denise vive dentro de un método. Se levanta temprano, come sano, evita beber en exceso, no fuma, no consume drogas y ama los gatos. Generalmente pasa los fines de semana en Pirque, lugar donde desde 2009 se encuentra el negocio de su papá, llamado “La Calma de Rita-Pirque”.
Histriónica es como muchos la definirían, pese a que caer sólo en una calificación es imposible. Pero quién mejor que ella para definirse, en su cuenta Instagram lo hace como “cantante, aprendiz de la vida y mujer compositora de sueños”.
“Denise es muy profesional, muy amistosa, es detallista y tiene cero divismo, es muy dulce, muy “pro”, es agradable para trabajar”, dice el director de videos musicales Piero Medone, quien trabajó con la pecosa joven en 2011 para producir “I wanna give my heart”, video con el cual ganó en 2013 los premios Golden Tie.
En la red social ya nombrada, se hace notar mucho su nuevo estilo y los cambios que ha tenido con el tiempo. Comparte fotos que muestran lo que hace día a día para acercarse más a la gente.

 

 

REVOLUCIÓN
Uñas pintadas con diseños, desde colores fuertes a pasteles, si su pelo está tomado es clásica la cola de caballo o el tomate. Mucha ropa floreada, con puntos y colores llamativos. Faldas y pantalones hasta la cintura, petos que le permiten mostrar su plano abdomen, chaquetas algunas tallas más grandes que la suya, las coronas y cintillos del flores ya son su marca personal. Todo este cambio de imagen fue asesorado por su amiga Florencia, quien trabajó en conjunto con Denise en este proceso de búsqueda de identidad, llegando a explotar su lado latino.
En el video “man” comenzaron sus primeros cambios, la letra es en inglés y mostró más su cuerpo, entregando el mensaje “aquí vengo yo y soy grande”, recalca Piero. Además es aquí donde comienza su carrera como solista y sale del ambiente que le entregó Canal 13, aburrida de la frivolidad y que los proyectos ofrecidos no estén alineados con lo que ella quería hacer con su carrera. Durante este proceso tenía muy claro una cosa y era que no quería que nadie le dijera qué hacer.
El incidente en la gala de Viña del Mar y la viralización de un video donde sale “moviendo la colita” fueron algunos sucesos que han ocurrido en la vida de la cantante que dieron pie a las criticas y cuestionamientos sobre como manejaba su carrera. Pero ninguna de estas cosas la han hecho caer ni dudar de sus decisiones. Esta risueña chica con mucho esfuerzo durante años ha intentado demostrar que se puede hacer pop de calidad en Chile.
Joaquín Pineda, ex encargado de comunicaciones de la cantante, recalca sin ironía en sus palabras lo sencilla y perfeccionista que es Denise al momento de trabajar, pero que es necesario. “El tiempo que trabajé con ella me sorprendía verla con su computador respondiendo hasta tarde en Twitter todos los mensajes de sus seguidores. Es una persona común y corriente, anda en bici y micro, es súper ubicada, sabe en qué lugar está”.
Denise Rosenthal pasa por una etapa completamente personal, desde hace mucho tiempo su éxito no está ligado a ningún personaje de la televisión o el cine. A pesar de que es coprotagonista en la teleserie “Matriarcas” de TVN, no es reconocida por la teleserie, si no por ser Denise Rosenthal representando a alguien más. Sólo es ella misma, una Denise más grande con sus canciones llenas de colores y ritmos.

 

Top