Ocho consejos para salir de las deudas

· Según la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, los deudores morosos aumentaron un 17% entre marzo de 2014 y marzo de 2015 en nuestro país.

· Mantener una cultura del ahorro se vuelve cada vez más difícil en los hogares chilenos ante tentadoras ofertas de casas comerciales o necesidades propias de las familias.

El aumento progresivo del endeudamiento en Chile es una realidad. En 2011, la cifra de personas deudoras llegaba a 9.595.000, mientras que en 2015, la cantidad llegó a 10.641.624, es decir, en cuatro años la cifra de deudores a nivel nacional aumentó en un 10%, según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

Tentadoras ofertas, facilidad de créditos de casas comerciales y el retail en general, así como también la necesidad de financiar necesidades básicas como alimentación, salud o educación, han llevado a los chilenos a tener cada vez cifras de endeudamiento más altas. En este contexto, los deudores morosos aumentaron un 17% entre marzo de 2014 y marzo de 2015, pasando de 3.062.877 a 3.583.574 en sólo un año. “Si separamos estas cifras de endeudamiento por género, podemos concluir que en el periodo señalado, hay un 17% más de mujeres morosas, igual cifra de aumento para los hombres. La diferencia está en que de acuerdo a este análisis, del 100% de morosos, 51% son mujeres y 49% son hombres”, comenta Ricardo Ibáñez, abogado de Defensa Deudores y experto en asesoramiento financiero.

En base a lo anterior, la diferencia se provoca en el promedio del valor de la cuota en mora. “Mientras las mujeres en 2014 tenían una cuota mensual de mora de $205.303, para el año 2015 el valor disminuyó a $184.344, es decir, un 10% menos. En el caso de los hombres, en 2014 tenían un valor cuota de $299.571, bajando sólo un %1 en el año 2015, con una cifra de $296.459”, precisa.

Con objetivo de ayudar a quienes están sobre endeudados y no encuentran una solución para mejorar su situación, el experto de Defensa Deudores entrega ocho claves para salir de las deudas:

1.- Generar una conducta de ahorro y consumo responsable: El ahorrar impide caer en deudas. Lo normal es gastar el 50% del sueldo en gastos del hogar, el 25% en pago de créditos y tarjetas, el 15% en recreación y el 10% dejarlo como ahorro.

2.- Invertir los ahorros: En el caso de tener ahorros, la sugerencia es ponerlos en alguna alternativa segura que entregue buena rentabilidad como, por ejemplo, la compra de acciones, fondos mutuos, depósitos a plazo, etc.

3.- Reunir todas las deudas en un solo crédito: Esta alternativa podrá ordenar las deudas, pagando las existentes y dejando una sola que pagar mes a mes. Este monto no debe sobrepasar el 25% de los ingresos.

4.- No dejarse tentar por ofertones: Antes de comprar, lo primero es saber si es necesario lo que se quiere adquirir y si efectivamente está en oferta, pues cuando se cotiza es posible encontrarlo un menor valor.

5.- Jamás usar los avances, súper avances o pago diferido de cuotas: Constituyen las peores formas de financiarse, ya que tienen intereses muy altos que elevarán el valor inicial del producto que se quiere comprar.
6.- Planificar los gastos: Hacer un calendario de los gastos fijos y variables por mes, de manera de saber con cuanto se cuenta mensualmente e ir cotizando para meses futuros. Esto permitirá que en fechas críticas como marzo, Fiestas Patrias y Navidad, no tomen por sorpresa y se puedan aprovechar las verdaderas ofertas.

7.- La Ley de Insolvencia y Reemprendimiento: Si la persona está endeudada y perdió su capacidad de pago una alternativa son los procedimientos de la nueva Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, que permite que una persona endeudada que tiene dos o más obligaciones vencidas, por más de 90 días corridos, actualmente exigibles, que provengan de obligaciones distintas y que en total sumen más de 80 U.F. y que no haya sido notificado de una demanda de Liquidación Forzosa o de cualquier otro juicio ejecutivo iniciado en su contra, someterse al procedimiento concursal de renegociación. Es es un procedimiento administrativo y gratuito en que la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento actúa como facilitadora de acuerdos entre la Persona Deudora y sus acreedores.

8.- Asesorarse con expertos: En caso no encontrar una salida a los problemas financieros, la recomendación siempre es asesorarse con expertos.

Top