Pedían recompensa para devolver valioso perro rancagüino

Felipe Alvear Silva
El Grupo Especializado en Bienes Robados (Gebro) de la PDI de Rancagua, logró en la tarde del martes recuperar un perro avaluado por su dueño en un millón de pesos. De acuerdo a lo informado, los hechos comenzaron cuando los detectives del grupo especializado recibieron una denuncia que dada cuenta de la sustracción de un perro de raza Pug Carlino desde un domicilio ubicado en el sector de Baquedano, en la comuna de Rancagua.
Posteriormente, a través de diversas indagaciones, logró dar con una persona que mantenía en su poder la mascota, y a través de diversos correos electrónicos enviados por un remitente de sexo masculino, solicitaba de manera amenazante una recompensa de 250 mil pesos, describiendo el color de la casa y el vehículo en que se movilizaba la víctima. Seguidamente, los policías lograron establecer que el supuesto hombre de los correos electrónicos era una mujer la cual ya está identificada, quien al ver la presión del cerco policial para lograr su detención, abandonó la mascota cerca del domicilio dándose a la fuga, recuperando de esta manera el can avaluado en un millón de pesos.
La raza Puga Carlina es originaria de China, pero su fama comienza con su uso doméstico en la realeza inglesa. Este tipo de can es de tamaño pequeño y puede llegar hasta los 10 kilogramos. Para su tamaño, este amigo del hombre es muy manso, a diferencia de la agresividad que presentan los perros de baja estatura. Uno de los puntos negativos de esta raza, es que no son muy obedientes.

Top