El ejercicio como un juego para los perros

120627_cj_SteveTeer4-1024x682

En septiembre comenzamos a decir adiós al invierno y a dar la bienvenida al clima caluroso, lo que permite ampliar las posibilidades de ejercitarse y divertirse con nuestro perro, más allá del paseo por el parque.

Para realizarlo, hay diversas actividades, y algunas de ellas se pueden convertir en auténticos deportes caninos, algunos hasta con competencias internacionales. Un ejemplo de ello es el Agility, que consiste en la superación de varios obstáculos por parte del perro, el que siempre es guiado por un conductor o guía.

 El Canicross, es una actividad ideal para quienes gustan de salir a correr en compañía de su mascota.
El Canicross, es una actividad ideal para quienes gustan de salir a correr en compañía de su mascota.

“Otro deporte que se ha vuelto popular es el Canicross, actividad ideal para quienes gustan de salir a correr en compañía de su mascota. La idea es realizar un trote acorde a las capacidades del perro, tirando de él ligeramente, lo que se consigue con una correa atada a su cintura. Quien es el líder en esta actividad es el perro, así que hay que estar a su altura y respetar su ritmo y velocidad”, comenta Viviana Estadella, Médico Veterinaria de Royal Canin.

Una actividad entretenida, en la que puede participar toda la familia, y que permite un buen ejercicio a nuestro perro es el Disc Dog o frisbee. Este disco, generalmente de plástico duro, está diseñado especialmente para desplazarse por el aire un buen rato para que el perro pueda alcanzarlo en el aire antes de que toque el suelo. Este juego se puede realizar con otros elementos que se tengan a mano, como una pelota o un boomerang. Lo importante es que no sea lanzado de forma violenta ni que dañe los dientes de nuestro amigo canino.

Aprovechar los parques y plazas de nuestro alrededor se vuelven una gran instancia para realizar una actividad física que a la vez es entretenida, y que presenta grandes beneficios no sólo para nuestra mascota, sino también para nosotros mismos, además de ayudar a fortalecer las relaciones. Lo importante es que, si nuestro perro no está acostumbrado a este tipo de ejercicio, se debe comenzar poco a poco y aumentar el esfuerzo paulatinamente.

“Ojo con los cachorros y perros ancianos, ya que no es recomendable que realicen este tipo de actividades, tampoco animales muy grandes, ya que sus articulaciones se resentirían gravemente. No es recomendable que se ejerciten demasiado aquellos perros braquicéfalos o de nariz chata, puesto que le es muy difícil tolerar grandes esfuerzos físicos”, enfatiza Viviana Estadella, Médico Veterinaria de Royal Canin.

Deja un comentario