Chile compromete reducción de un 30% de emisión de gases de efecto invernadero al año 2030

280915-10-05-a-e1443476136623-660x400

En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas que se realiza en Nueva York, Chile anunció  los alcances de la Contribución Nacional Tentativa (INDC, por sus siglas en inglés) del país en materia de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero, para el Acuerdo Climático que se busca alcanzar en la Conferencia de las Partes (COP21) que se realizará en París en diciembre de este año.

 

En su intervención en la Asamblea General, la Presidenta Michelle Bachelet informó que nuestro país se compromete, para el año 2030, a reducir sus emisiones de CO2 por unidad de PIB en un 30% con respecto al nivel alcanzado en 2007, considerando un crecimiento económico futuro que le permita implementar las medidas adecuadas para alcanzar este compromiso.

 

Adicionalmente, y condicionado a la obtención de aportes monetarios internacionales (grant), el país se compromete al 2030 a aumentar su reducción de emisiones de CO2 por unidad de PIB hasta alcanzar una disminución entre 35% a 45% con respecto al nivel alcanzado en 2007, considerando, a la vez, un crecimiento económico futuro que le permita implementar las medidas adecuadas para alcanzar este compromiso. A esto se suma una contribución específica respecto del sector forestal, que concentra la absorción de gases de efecto invernadero.

 

En este ámbito, Chile se compromete al manejo sustentable y recuperación de 100.000 hectáreas de bosque, principalmente nativo, que representará capturas y reducción de Gases de Efecto Invernadero en alrededor de 600.000 toneladas de CO2 equivalente anuales. a partir del año 2030. Este compromiso está condicionado a la aprobación de modificaciones de la Ley sobre Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal.

 

Junto con ello, Chile se compromete a forestar 100.000 hectáreas, en su mayoría con especies nativas, que representarán capturas entre 900.000 y 1.200.000 de toneladas de CO2 equivalente anuales a partir del año 2030. Este compromiso está condicionado a la prórroga del Decreto Ley 701 y a la aprobación de una nueva ley de fomento forestal.

 

En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Presidenta Michelle Bachelet afirmó que “mi país se compromete a reducir de aquí al 2030 sus emisiones de CO2 en un 30% en relación al piso del año 2007, y en hasta un 45% si contamos con apoyo internacional. Además, nos comprometemos a recuperar 100 mil hectáreas de bosques y a reforestar 100 mil adicionales”.

 

Junto con ello, la Mandataria afirmó que “la Agenda 2030 nos ofrece un horizonte compartido, ahora nos toca actuar. Cada uno en su país, pero también cooperando unos con otros en los diferentes espacios Norte-Sur y Sur-Sur, y abordando los desafíos globales de manera conjunta en los espacios multilaterales”.

 

El anuncio de la Presidenta Bachelet se realiza en el contexto actual de la Convención Marco de Naciones Unidas firmada por Chile en 1994, donde todos los países están llamados a enunciar sus contribuciones climáticas cuantificables con el objetivo que la temperatura del planeta no supere los 2°C, límite que indica la ciencia.

 

La contribución de cada país en este esfuerzo común, debe estar alineada con las prioridades de crecimiento y desarrollo del país. Por lo tanto, el actual desafío consiste en alinear los intereses nacionales con los requerimientos internacionales y planetarios, para que Chile logre presentar su contribución antes de octubre de 2015, según solicitó Naciones Unidas a todos los países.

 

“Este año es crucial para las negociaciones sobre el cambio climático, el más grave riesgo ambiental que vive hoy la Tierra, y Chile está comprometiendo un escenario de mitigación serio y fundamentado. Frenar el calentamiento del planeta es una necesidad urgente, tarea en que esta generación tiene quizás la última posibilidad de enmendar el rumbo de producción y consumo que hoy nos tienen en este escenario, y avanzar hacia una economía sustentable”, dijo el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, quien acompañó a la Presidenta Bachelet al anunciar la contribución nacional.

 

En el caso de Chile, agregó, los impactos del cambio climático ya están a la vista. “Si bien Chile solo es responsable del 0,25% de las emisiones globales, es altamente vulnerable a sus efectos. Se espera que entre 2011 y 2030 las alzas de temperaturas fluctúen entre 0,5°C para la zona sur y 1,5°C para la zona norte, y una disminución de precipitaciones de entre 5% y 15% entre Copiapó y Aysén. Actuar ahora no es propio de países ricos, es propio de países inteligentes”, agregó el ministro Badenier.

 

La contribución de Chile también comprende el trabajo en planes de adaptación al cambio climático e implementar, en los próximos años, el diseño de estrategias de fortalecimiento de capacidades en el país, de tecnología para el cambio climático y de financiamiento climático. También, incluye dentro de la contribución el trabajo en reducción del carbono negro para apoyar los esfuerzos multilaterales de reducción de los contaminantes de vida corta.

 

Los valores indicados por Chile consideran para llegar a cumplirse un conjunto de medidas de mitigación específicas y concretas por sector, que incluyen, entre otros, instrumentos como la Agenda Nacional de Energía, los Impuestos Verdes a emisiones de CO2, el Plan de Acción Nacional de Cambio Climático, la Estrategia Nacional de Construcción Sustentable y las metas comprometidas para el sector forestal.

1 comments

“En su intervención en la Asamblea General, la Presidenta Michelle Bachelet informó que nuestro
país se compromete, para el año 2030, a reducir sus emisiones de CO2 por unidad de PIB en un 30% con respecto al nivel alcanzado en 2007, considerando un crecimientoeconómico futuro que le permita implementar las medidas adecuadas para alcanzar este compromiso

Si las emisiones al año 2007, fueran 1000

El 30% arroja la cantidad de 3.000, las reducciones alcanzarían a 200 anuales, como no existe ninguna medida para frenar las emisiones, las que fácilmente pueden superar las 200 anuales y lo comprometido,
no tiene ningún valor. El compromiso,seria, rebajar en un 10%, las emisiones del año anterior, lo que representaría un ánimo de que los chilenos,podamos VIVIR EN AMBIENTE LIBRE DECONTAMINACION.

El compromiso de Chile, es que los chilenos tienen el DERECHO A VIVIR EN UN AMBIENTE CONTAMINADO ETERNAMENTE, teniendo como base las emisiones de ocho años atrás(AÑO 2007)

Deja un comentario