EDITORIAL: Las necesidades de O´Higgins en materia de Innovación

En el año 2010 en materia de competitividad la región de O´Higgins dejaba mucho que desear, nos encontrábamos en el puesto número 13 en el ranking elaborado según los resultados del Índice de Competitividad de las Regiones Chilenas ICORE.

Las mayores problemáticas eran referidas al ámbito de Gestión, Ciencia y Tecnología, como Personas. Lo anterior evidenciaba la falta de una universidad propia de diera un impulso de desarrollo en las áreas de desarrollo sensibles para la zona como son la agricultura, minería, turismo y comercio.
La Investigación y el Desarrollo son la base de la innovación, y aunque existen una serie de prestigiosas universidades trabajando en esta materia en la región, aún no hemos podido lograr un trabajo mancomunado con las necesidades de los empresarios y emprendedores locales en áreas que no tengan que ver con la agricultura.
Hoy el panorama ha cambiado un poco y los indicadores muestran que hemos avanzado en algunas materias, en el año 2013 el ICORE de la Universidad del Desarrollo la región avanzo al puesto número 9, debido a leves mejoras de la competitividad de sus recursos humanos (posiblemente por el aumento de capital humano dedica en estudios agrícolas d elos centros que componen la Red de Gestión para el Agro) , de su Gestión Empresarial y Calidad del Empleo ( posiblemente por la creación de nuevas agrupaciones que buscan aumentar la productividad y empleo como son Apiniusexta o Copeumo) , de su Innovación, Ciencia y Tecnología, y de su Infraestructura y Capacidad. Logros valiosos si vemos que en estos años de estudios existió un retroceso en Inversión Pública y Seguridad, y su Entorno Económico, según el mismo indicador.
Chile en 2012 invirtió el 0,35% del PIB en I+D+i, la proporción más baja entre los países que integran la OCDE, donde el promedio es el 2,4% del PIB, en nuestra región este número fue el 2012 el 0,39%. En ciencia y tecnología los resultados están perfectamente correlacionados con la inversión y no se pueden esperar mejores resultados con inversiones tan pequeñas.
Estos numero nos muestran dos cosas: primero que ya hemos aprendido cual es el camino para seguir creciendo en materia económica y que debemos enfocarnos en mejorar las estrategia regional del 2015 aumentando los recursos en investigación con el fin de atraer a nuevo capital humano innovador y emprendedor; Y segundo es la necesidad de reestructurar las necesidades regionales en materia de desarrollo, con el fin de trabajar estas dimensiones en conjunto con un departamento constante encabezado por la nueva Universidad Regional, así generar continuidad y visión continua, que se complemente con lo realizado hasta ahora con las instituciones académicas que trabajan en nuestra zona.

Alejandra Sepúlveda
Jefe de Informaciones

Top