Otra vez fue presa de la irregularidad

ohiggins 01

 

  • O’Higgins no jugó bien en La Cisterna, se inclinó por 0-1 y dejó muchas dudas actuando como forastero.

 

Ricardo Obando

Transcurrían 5’ del partido y todo lo planificado por el cuerpo técnico en la semana se vino abajo de golpe. Un error de Braulio Leal saliendo desde su zona, terminó en el gol de Maturana y con eso, le bastó a Palestino para quedarse con la victoria.

O’Higgins, en gran parte del juego, careció de sorpresa. Las variantes habituales en punta quedaron al debe y, en casi todas las jugadas divididas, los dueños de casa siempre salieron ganadores. El elenco de Pablo Guede, que tampoco mostró mucho, se vio mejor. Ordenado en todas sus líneas, le imprimió poco vértigo del que habíamos visto en el torneo, quizás también teniendo en consideración que enfrente tenía a un cuadro que había mostrado una mejoría en el partido pasado.

Para fortuna de los Árabes, las situaciones de peligro en la portería de Luis Marín solo llegaron en las postrimerías del partido, cuando ya desde la banca habían movido las piezas para cerrar la victoria.

Durante el primer tiempo y sacando del análisis el gol tricolor, el duelo fue opaco. Sin emociones en las porterías, solo despuntes en el mediocampo hicieron que los cerca de mil 500 espectadores que presenciaron el lance se movieran de sus asientos.

El Capo de Provincia, con su estructura habitual, no pudo dar con la manija acostumbrada. Ni Leal, ni Ramón, ni Márquez predominaban en la mitad de terreno y eso fue justamente lo que quería Palestino. En otras palabras, los anularon.

Es así que, en el segundo lapso, Vitamina Sánchez le metió mano a su tradicional esquema de juego y lo jugó al mano a mano. El ingreso de Nicolás Vargas por Esteban González lo llevó a salir al campo con una línea de tres líneas de tres y un enlace. Y claro, aquella movida táctica le permitió arrimarse con mayor claridad al arco de Marín pero sin muchas claridad.

Además, en esta ocasión, O’Higgins no utilizó el juvenil en cancha teniendo en cuenta la valía del rival. Por ello, ya avanzado el complemento, Hugo Droguett y Emilio Zelaya vieron acción. Se buscó más ataque, no se consiguió. Solo una intentona de Fernández con un tiro desde 30 metros que se estrelló en el tubo horizontal y una pelota que sacaron de la línea en los descuentos, fueron las oportunidades de gol. Nada más.

Hay considerar también que, el ir con todo sobre el término del partido, le dio espacios a los locales para contragolpear. Ahí, Jorge Carranza, fue clave para evitar un marcador mayor ya que, en dos ocasiones, le ahogó el grito de gol a los barristas locales.

A la postre, una derrota que duele por cómo se dio. Y, a la espera de los resultados de la fecha, el equipo podría salir de las posiciones de avanzada y estancarse en la medianía de la clasificación.

Con la mitad del torneo por delante, O’Higgins ya no pude seguir dando ventajas en condición de forastero. Debe sacar resultados y rescatar puntos sino, las opciones de pelear en lo alto del torneo se desvanecerán rápidamente.

Deja un comentario