Vecinos de Graneros despidieron a trabajador contratista

Pesar en la comuna de Graneros por la partida del trabajador Cristian Zamorano

 

  • Hoy son los funerales de los hermanos González Baldebenito en Coya. Mientras que en la Región Metropolitana se realizarán los del cabo segundo de Carabineros.

 

Gisella Abarca

Fotos Marco Lara

Una multitudinaria despedida tuvo el trabajador contratista de la empresa Mas Errazuriz, Cristian Enrique Zamorano Lizana de 41 años, granerino de nacimiento que murió a causa de un paro cardiorespiratorio producto del accidente en que un bus Link que trasladaba trabajadores contratistas de la mina El Teniente colisionó de manera frontal con un automóvil particular Kia Morning que llevaba tres ocupantes, los que también fallecieron en el lugar (ver recuadro). La colisión, además, dejó 27 personas lesionadas.

El trabajador se desempeñaba como operador grúa dentro de la cuprífera, era un trabajador muy alegre y comprometido con su trabajo, así lo describió el presidente del Sindicato Mas Errázuriz Nacional, Nector Chávez, quien llegó a despedir al compañero de labores “sin duda alguna hoy es un día muy triste para todo el país, porque siempre que muere un trabajador es lamentable y sobre todo cuando es un trabajador tan conocido como lo era Cristian. Aquí se ve cómo era querido por su comunidad y por los trabajadores, porque llegamos trabajadores de distintas empresas a despedirlo. Es una pérdida para su familia, para el mundo laboral, para la comuna que lamenta su partida”.

Así,  a las 15:00 horas de ayer en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Graneros, cientos de vecinos se dieron cita para despedir al que era -además- un destacado dirigente vecinal de la comuna, argumentó el alcalde de Graneros, Claudio Segovia “Cristian era un activo dirigente social, presidente de la junta de vecinos San Hernán y estaba propiciando un proyecto muy innovador  para su sector que era poder hacer plantación de árboles frutales en su villa. Tenía una serie de proyectos y cuando un hombre opta por el cariño del servicio público aparte de su trabajo, de ser papá, jefe de familia, es porque es un hombre muy solidario que está dispuesto a darse por lo demás, lo que es tremendamente valioso y para nosotros una gran pérdida de un tremendo líder. Nos duele mucho esta pérdida irreparable para un granerino nacido en su comuna”.

Al oficio religioso presidido por el padre Luis Piña que estuvo asistido por el diácono Jorge Martinez, llegaron dirigentes vecinales, trabajadores contratistas, autoridades, amigos, familiares y granerinos para dar el último adiós al trabajador Cristian Zamorano Lizana. Así también se hizo presente el Gerente de Recursos Humanos de la empresa Mas Errazuriz, Sergio Letelier.

El diputado Juan Luis Castro también llegó a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Graneros para entregar sus condolencias a la familia, quien en el lugar sostuvo “Ésta es una pérdida muy dolorosa porque hay mucha gente que lo conoció, que le tenía cariño a la familia, un hombre joven, que tenía nietos, que estaba en una condición de mucha sintonía con su gente, porque Cristian  tenía un liderazgo en su comuna, una gran simpatía con la comunidad, una pena su partida”.

Coya se viste de luto por la partida de los

hermanos  González Baldebenito

La colisión producida en el kilómetro 13 de la Carretera El Cobre en Machalí, entre un bus de la empresa Link y el automóvil particular, dejó -además del fallecimiento del trabajador contratista-, tres víctimas fatales que viajaban al interior de Kía Morning. Los dos hermanos Pablo Alejandro y María José González Baldebenito, además del cabo de Carabineros Juan Ramón Cáceres Cáceres.

Por lo que hoy a las 15:00 horas es el doble funeral para la familia González Baldebenito que desde el sábado despiden a dos de sus integrantes, Pablo Alejandro de 20 años y María José de 24 años, hermanos que hoy tendrán sus exequias en su domicilio ubicado en la población El Álamo de Coya -camino a Pangal-  para luego realizar su sepelios en el cementerio de Machalí.

Por estos días, su casa ubicada en El Álamo de Coya ha sido lugar de peregrinación para amigos, vecinos y familiares de la familia González Baldebenito que de forma abrupta tuvo que despedir a dos de sus jóvenes integrantes, los que ayer durante todo el día acompañaron a la familia en esta triste despedida.

Por su parte, el cabo segundo de Carabineros, Juan Ramón Cáceres Cáceres de 28 años, funcionario policial perteneciente a la dotación del Reten Pangal de la Tenencia de Coya tendrá también sus funerales el día de hoy en la Región Metropolitana.

Deja un comentario