Mujeres conscriptos acusan abuso sexual en clínica sanfernandina

La fiscal de la causa, Teresa Gaete, señaló que seguirán investigando y formalizarán, si corresponde.

Las soldados fueron para ser atendidas por un dolor abdominal. El caso ya está en la Fiscalía Local.
José Pinto – F.A.S.
Un complejo caso policial se está viviendo por estos días en la ciudad de San Fernando, que afectan directamente a dos mujeres que se desempeñan como soldados conscriptos en el Regimiento Colchagua. Las uniformadas denuncian haber sido abusadas sexualmente por un sujeto que se habría hecho pasar por un funcionario del servicio ginecológico en un centro asistencial de la capital de la Provincia de Colchagua.

Todo habría ocurrido el día martes 29 de septiembre, cuando las mujeres conscriptos asistieron con el fin de realizarse exámenes por dolencias abdominales. Una vez en la consulta, estas habrían sido atendidas por un paramédico que le habría realizado exámenes impropios, atribuibles a una conducta de connotación sexual. De inmediato las mujeres abandonaron el lugar, y acompañadas por el suboficial a cargo realizaron la respectiva denuncia ante Carabineros.

El caso fue informado al jefe de la Fiscalía Local, Javier von Bischoffshausen, quien dejó la investigación en manos de la especialista en delitos sexuales, Teresa Gaete. Consultada sobre el tema, la fiscal señaló que efectivamente había una denuncia de connotación sexual y que se están realizando las diligencias. “Una vez que se tenga resultados de las mismas donde la Fiscalía tomara las decisiones para solicitar una audiencia de formalización correspondiente. En este tipo de delito no se da la orden de detención ya que son delitos de palabras de la víctima y el imputado, como no hay testigos y no hay menores de edad son más difíciles de comprobar, es por eso que se realizan todas las diligencias para finalmente solicitar la audiencia o la detención del imputado”, indicó la persecutora.

Las mujeres fueron trasladadas por el personal militar al Hospital de San Fernando para constatar las lesiones. El segundo comandante del regimiento, teniente coronel Rodrigo Rosende, señaló que efectivamente “el día martes en la noche dos soldados de mi unidad concurrieron hasta la Clínica San Francisco para que fueran examinadas por un ginecólogo por un problema abdominal que tenían. En primera instancias fueron atendidas por un paramédico quien presuntamente habría realizado un procedimiento que no correspondía a las soldados, ellas al ver que fueron vulneradas tomaron la decisión de realizar una denuncia en Carabineros y colocar los antecedentes en conocimiento de la Fiscalía de San Fernando. Conversaron con sus familias dieron a conocer todo lo que les ocurrió y esto debe seguir los canales normales legales, nosotros las estamos apoyando a ellas y sus familias. La clínica se acercó a la unidad militar para darnos las disculpas y tengo entendido que ellos tomaron la determinación de desvincular al paramédico”.

Intentamos comunicarnos con la dirección de la clínica, pero declinaron recibirnos señalando que el tema está en manos de la Justicia.

Deja un comentario