Tren Central suspenderá todos sus servicios entre Santiago y Chillán

1

La medida es por el inicio de obras de alta complejidad para la habilitación del proyecto Rancagua Xpress. La nueva etapa de obras requiere intervenir simultáneamente las vías y todos los sistemas que regulan el tráfico de los trenes de pasajeros.
Fernando Ávila Figueroa
Los usuarios del servicio de trenes de la Región de O’Higgins deberán resignarse a tener que tomar otro medio de transporte durante los próximos dos meses, ya que Tren Central informó que se llevará a efecto la suspensión del servicio entre Santiago y Chillán.
La medida se extenderá durante dos meses y obedece al inicio de obras de alta complejidad para la habilitación del proyecto Rancagua Xpress, cuya entrada en operación está prevista para el primer semestre del próximo año.
Con el objetivo de dar paso a la fase constructiva de alta complejidad del proyecto Rancagua Xpress, es que a partir del martes 13 de octubre y hasta el 3 de diciembre, Tren Central, suspenderá la totalidad de los servicios que circulan entre Alameda y Chillán e intermedios, con la sola excepción del Buscarril que realiza el trayecto Talca – Constitución.
La medida obedece al inicio de una nueva etapa de obras, que requiere intervenir simultáneamente las vías y todos los sistemas que regulan el tráfico de los trenes de pasajeros, condiciones que obligan a esta suspensión.
Según la empresa, todas las modificaciones de los servicios están siendo informadas, tanto a autoridades locales y nacionales pertinentes, como a los usuarios de estos tramos. Asimismo, se mantendrán diversos canales de comunicación, permanentes y directos, con el objetivo de que los pasajeros que utilizan los servicios ferroviarios puedan programar sus desplazamientos.
Comprendiendo la importancia de esta situación para los pasajeros que privilegian los servicios de tren, la empresa, junto a las autoridades pertinentes, se encuentran analizando los últimos detalles de un plan de mitigación que será dado a conocer durante los próximos días.
Cabe destacar que a la fecha, las obras del proyecto Rancagua Xpress se encuentran con un 75 por ciento de avance y con sus 16 nuevos trenes Xtrapolis en etapa de pruebas para entrar en servicio el primer semestre de 2016.
Tren Central informó que lamenta las molestias que esta impostergable y necesaria medida pueda ocasionar a sus usuarios. Sin embargo, la compañía tiene la completa seguridad de que estos trabajos serán compensados a partir de la entrada en operación del servicio Rancagua Xpress en el primer semestre del próximo año, lo que significará un servicio más cómodo, confiable y seguro que aportará al mejoramiento de la calidad de vida de millones de personas.
Se indicó que los usuarios podrán consultar directamente sobre estas medidas a través del número telefónico 600 585 5000, en las oficinas de Tren Central y en la página web www.trencentral.cl.
Es importante destacar que esta suspensión de los servicios, estaba programada en el cronograma de trabajos y fue postergada en la búsqueda de alternativas que permitieran continuar con las obras, sin interrumpir el tráfico ferroviario, pero no resulta factible por el alto riesgo operativo y de seguridad.
Este transporte público otorgará su máxima preocupación a los usuarios, informando a tiempo e incorporando sus inquietudes. De esta manera, se ha dispuesto de servicios de buses que otorgarán viajes en trayectos similares al ferrocarril, con un modo de operación que será informado prontamente. Los usuarios podrán consultar en todos los puntos de venta y estaciones sobre las modificaciones de los servicios.
Cabe recordar que Grupo EFE adquirió 16 nuevos trenes del tipo XTrapolis Modular para el proyecto Rancagua Xpress. Los modernos trenes cuentan con climatización en todos los vagones, un mejor sistema de frenado, consumen menos energía eléctrica, son más livianos y cuentan con tecnología de respaldo ante fallas, lo que los hace más seguros y eficientes.
Se espera que, una vez en régimen, los nuevos servicios transporten a más de 24 millones de pasajeros por año, con una disminución en los tiempos de traslado de aproximadamente una hora diaria, mejorando sustancialmente la calidad de vida de los usuarios.
Entre Alameda y Nos, el servicio estará integrado a Transantiago por lo que el medio de pago será la tarjeta BIP. Contará con trenes cada 4 minutos en horario punta y cada 8 en horario normal y los tiempos de viaje se estiman en 20 minutos aproximadamente.
Asimismo, con destino a Rancagua, saldrán trenes cada 15 minutos en hora punta y cada media hora en horario valle desde la Estación Central. Los tiempos de viaje serán de 50 minutos.

Deja un comentario