Rechazan prisión preventiva para supuesto secuestrador

1

El acusado de robar, secuestrar y abusar sexualmente, estará con arresto domiciliario. Durante la formalización habló, y señaló que la supuesta víctima se estaba drogando con ellos, que le vendieron unas zapatillas y que él mismo llamó al padre para pedirle dinero.

Felipe Alvear Silva

 

Tal como estaba agendado, durante la jornada de ayer se realizó la audiencia de formalización contra el imputado de iniciales C.G.I.M. (31), hombre que estaba sindicado como el autor del supuesto robo con intimidación, secuestro y abuso sexual que afectó al identificado como I.V.C.C. (39).

Durante la individualización celebrada en el Tribunal de Garantía Rancagua, la fiscal Nayalet Mansilla acusó al imputado de los delitos antes descritos, y procedió a leer los hecho. Según los antecedentes el 3 de octubre, a las 2 horas de la madrugada, la supuesta víctima se dirigía a su casa después de haber bebido en un local nocturno de la Ruta Travesía. Mientras iba por avenida República de Chile habría sido abordado por dos sujetos que lo habrían asaltado y posteriormente llevado a la fuerza a una mediagua -que funciona como “caleta” (lugar para consumir drogas)- en la Población Manuel Rodríguez. Una vez en el lugar se le habría obligado a solicitarle dinero a su padre, petición que realizó él mismo en cuatro oportunidades. Además, en el lugar habría sido abusado sexualmente. Una vez que estaban esperando al padre para pagar la supuesta fianza, en la calle, ambos escaparon, pusieron la denuncia ante Carabineros, y la PDI detuvo al imputado, un conocido drogadicto del sector nororiente.

Tras realizar la acusación con las pruebas, la fiscal Mansilla solicitó la medida cautelar de prisión preventiva. Pero esta fue rechazada por el abogado defensor Alex Ruz, quien señaló que se oponía a la máxima cautelar debido a que las pruebas presentadas por el Ministerio Público no concordaban. Según el legista ambos involucrados son drogadictos, y la supuesta víctima -a pesar de haber realizado rehabilitaciones- había recaído en la pasta base; también recordó -como prueba presentada por la Fiscalía- que no hubo rastros científicos de violación o abuso sexual; y recordó que el acusador también mantenía deudas por compra de drogas.

Las pruebas del defensor fueron apoyadas por la versión del propio formalizado, que señaló que “yo me lo topé (encontré) en la Manuel Rodríguez -que según la confesión de la propia víctima era asiduo visitante-, después le presté plata (para drogarse) y después él le pidió al papá. Nunca lo rapté ni menos lo violé; hasta le compré zapatillas”, señaló el imputado de 31 años.

Una vez presentadas las pruebas por parte del Ministerio Público y la defensa del abogado Ruz, la jueza de Garantía Jéssica Bascuñán, desestimó los delitos de robo con violencia, debido a que no estaban las prendas y no se podía descartar que las haya cambiado; también refutó el de abuso sexual, debido a que los exámenes médicos arrojaron lo contrario; y por último se refirió a las recaídas de la supuesta víctima. Por todo ello, desestimó la cautelar de prisión preventiva.

La resolución de la magistrado fue inmediatamente apelada por la fiscal de la causa, por lo que pasará a manos de la Corte de Apelaciones. Por mientras el imputado quedó con la medida cautelar de arresto domiciliario total y prohibición de acercarse a la supuesta víctima, ya que a pesar de que no se acreditaron los delitos acusados, sigue siendo un peligro para la sociedad.

Deja un comentario