ARPA : el programa de mejoras educativas que podría llegar de la mano de la U Regional.

4

El recientemente nombrado rector de la Universidad Regional no ha desperdiciado ocasión para referirse a sus intenciones de implementar en la región una serie de programas de intervención en el aula que aumenten los niveles de aprendizaje en la educación pública.
IRENE PADILLA A.

Lo dijo en las comunas que visitó durante su gira por la región en el mes de septiembre y no ha parado de repetirlo: Rafael Correa, el recientemente nombrado rector de la Universidad Regional quiere implementar en O’Higgins una serie de programas que permitan mejorar el aprendizaje de los alumnos y las técnicas de enseñanza de los profesores del Libertador, tanto en lenguaje como matemática. Correa, viene de dirigir el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) y
para este 2016 -a través de un acuerdo con el Gobierno Regional- Rafael Correa espera poder intervenir en diversos colegios de la región, así lo afirmó a El Rancagüino en su última entrevista. “En el CIAE tenemos una serie de programas de intervención en el sistema escolar, los más importantes y masivos son a través de la enseñanza y uno de los más exitosos e interesantes es ARPA. Tenemos otros programas en Magallanes donde nos pidieron aplicarlo masivamente; todo esto antes antes que yo soñara que me iban a ofrecer ser rector, entonces cuando me lo propusieron dije ¿por qué no en la Sexta Región?” , afirmó Correa en esa oportunidad.
El Rancagüino decidió conocer más acerca de estos programas y para ello contactó a Patricio Felmer, Premio Nacional de Ciencias Matemáticas,y académico de CIAE quien dirige el programa Activación de Resolución de problemas en el Aula, quien contó cómo es que esta metodología, donde los profesores vuelven a enfrentarse al razonamiento matemático, ha tenido positivos efectos en diversos colegios del país.

 
PROFESORES Y ALUMNOS RESOLVIENDO PROBLEMAS

-“Un hombre de 100 kilogramos y dos niños que pesan 50 kg cada uno deben atravesar un río en un bote cuya capacidad máxima es de 100 kg. Las tres personas saben remar. ¿Cómo cruzan el río?” . Este es uno de los tantos problemas matemáticos que han tenido por tres, y hasta cuatro horas a diversos profesores y profesoras del país pensando en una solución. Esta es la ruptura, la diferencia que genera el programa ARPA del CIAE de la Universidad de Chile, el que hace dos años se está probando en distintos colegios del país.
Patricio Felmer, doctor en Matemáticas y Premio Nacional de Ciencias explica cómo un método que nació en las aulas de Facultad de Ingeniería de la Universidad Chile se trasladó a las salas de clases de la educación básica nacional. “ARPA en cierto modo nace el año 2010 a propósito del Bicentenario. La Universidad de Chile realizó una serie de cursos y a mí me pidieron que hiciera un curso para profesores de enseñanza básica. En esa época había realizado talleres similares con estudiantes de ingeniería, por lo tanto diseñé un curso en que iba a usar solo problemas y no les iba a pasar materia, sino solo problemas para que ellos trabajaran”. Felmer indica que las reacciones a este innovador método fueron múltiples. “La experiencia fue bastante curiosa porque los profesores inicialmente pensaban que venían a un curso en que les iba a hacer clases, sin embargo, lo que hice fue proveerles de problemas y al final consideraron que habían aprendido un montón”. El académico agrega que “ yo intuía esta necesidad – de usar los problemas en la enseñanza- lo palpé directamente y empecé a desarrollar la idea de aprovechar este método de manera más sistemática . Años más tarde vino una doctora española a hacer un curso a Chile para un doctorado en el área de solución de problemas y con ella empezamos a idear una fórmula más sistemática para abordar distintos temas a través de la solución de problemas”.

¿Cómo funciona ARPA? Durante seis oportunidades en un año los docentes participantes se reúnen con los monitores expertos para realización de un taller. En el primer taller, que no dura más de cuatro horas, se propone un problema matemático que debe ser resuelto durante la jornada. Posteriormente el problema deberá ser aplicado en el aula por los maestros. En el taller siguientes los docentes comparten las experiencias vividas con sus alumnos y son sometidos nuevamente a la resolución de un problema el que deberán aplicar en clase y así sucesivamente hasta completar el curso.
Patricio Felmer asegura que el programa depende en un buen porcentaje del compromiso de los propios profesores quienes deberán darse el tiempo de plantear el problema en sus clases. A eso el experto suma un compromiso de toda la comunidad educativa : si estos factores se conjugan los resultados serán satisfactorios.
“La matemática es un tema que a todo el mundo le complica porque no se interesan en general, pero con ARPA los niños empiezan a hablar de matemática en la sala de clases porque trabajan en grupo, no es necesario hacerlos callar porque hablan de matemática y la profesora también se da cuenta que hay aspectos de la matemática que nunca había pensado, que nunca antes había desarrollado y normalmente sucede porque la formación de nuestros profesores no toca la resolución de este tema que para nosotros es central”. Felmer subraya que la resolución de problemas es parte de la naturaleza humana por tanto no debería ser un tema que complique a los estudiantes. “Para nosotros lo fundamental es que comprendan el problema y de alguna manera se enganchen con este, y eso responde a las necesidades del ser humano porque el humano está hecho para solucionar problemas, esta es una verdad muy profunda, la mayoría cree que a los niños hay que enseñarles problemas matemáticos pero nosotros nos damos cuenta que no hay que enseñarles sino que ponerles problemas; porque resolver problemas es una cosa muy natural”.
La invitación de ARPA al profesorado es de entregar los espacios que el currículo pide para que los estudiantes desarrollen sus habilidades para resolver problemas matemáticos: “ Un tema muy importante es el currículo, muchas veces los profesores no tienen tiempo de ver todo el currículo porque tienen que pasar materia pero nosotros hacemos notar algo muy importante y es que el currículo nacional a partir del 2012 tiene definidos tres ejes que son: habilidades, aptitudes y contenidos. Y entre las habilidades que tienen que desarrollar en la sala de clases, está la resolución de problemas, por tanto, ya no es un tema de si me alcanza o no el tiempo, es parte de la pega. Si en un colegio los profesores no tienen tiempo de resolver problemas es como si no tuvieran para hacer geometría”, concluye Felmer.
¿ARPA EN LA REGIÓN?

-La propuesta de llegar a la Sexta Región hace sonreír a Patricio Felmer quien dice que aún no sabe nada ya que el rector Rafael Correa no se lo ha propuesto, pero que sin duda sería una experiencia sumamente atractiva y un desafío para los expertos que allí trabajan. Actualmente ARPA se ha realizado con docentes y alumnos de escuelas de Santiago, Valparaíso, Concepción, sumando además este año a los académicos de primer año de Inacap.
Felmer destaca que para las regiones el programa además es muy flexible porque los monitores se forman en la región y se quedan en ella por lo tanto acompañan a sus colegas, conocen la realidad de la zona y no obligan a los profesores a viajar a Santiago.
Finalmente, respecto a los resultados definitivos del programa, el académico aseguró que será en el mediano plazo cuando puedan definir si realmente tuvo el éxito esperado: “ La resolución de problemas cuando la planteas como algo central de la matemática desdibuja todo lo que tiene que ver con repetir una y otra vez lo que dice el profesor, esto lo da vuelta, entonces la actividad se vuelve para el estudiante y cuando este trabaja de manera autónoma desarrolla su capacidad de verdad y no solo a repetir lo que dice el profesor. Los resultados en educación son en el largo plazo y hay que ver los procesos que se generan ahí si queremos resultados verdaderos, por lo menos es en el mediano plazo, más de dos años para conocerlos”, sentencia el matemático.

Deja un comentario