La universidad regional, un sueño que comienza a concretarse

Nuestra Universidad Regional, comienza a dar sus primeros pasos, la Presidenta ha nombrado al Rector, Don Rafael Correa Fontecilla, destacado académico, con una enorme experiencia en investigación, docencia y gestión académica. Aun cuando no he tenido la posibilidad de conocerlo personalmente, le he seguido con mucha atención en todas sus apariciones públicas, tanto en los medios escritos como en la televisión regional. Comparto con él la decisión de recorrer la región y escuchar a todos los actores, conocer sus demandas, la forma como cada uno de ellos visualiza la Universidad. El Rector es cauto y también audaz; cauto al señalar que tomará las decisiones con calma y considerando todas las variables disponibles, es audaz cuando declara abiertamente que él es y será responsable de las decisiones que tome, pero que entiende que cada una de ellas será fruto de un proceso reflexivo y mediatizado por un diálogo con las comunidades y los actores relevantes en cada caso.
Creo que debemos estar tranquilos, ya que la figura del Rector nos da la confianza que esperábamos, para acometer una tarea tan grande, tan compleja y tan importante para todos los habitantes de esta región, que tiene sus especificidades geográficas, productivas, culturales, que han de reflejarse en las instancias en las que se desarrolle nuestra Universidad.
Siento que el diseño de la Universidad y su ulterior desarrollo, comprenderá cada una de esas especificidades. Ya lo anticipó el informe de la Comisión Ejecutiva y lo ha recogido el Rector en la mayoría de sus intervenciones, en el sentido de que la Universidad se volcará a desentrañar las complejidades de la producción de alimentos y la actividad agrícola en general; de la minería, principalmente el cobre; de la riqueza del borde costero y los recursos marinos, así como también la preocupación por las personas, principalmente aquello referido a la salud, la educación y el desarrollo regional y local. La Universidad debe plantearse desafíos ambiciosos en los ámbitos de la investigación, la docencia y la vinculación con el medio. Queremos una Universidad compleja, que aborde desde sus inicios estas tres misiones. Más allá de las altas expectativas que ha producido la Universidad en la comunidad regional, esperamos que los próximos pasos vayan en la dirección que el propio Rector ha señalado, es decir, configurando su equipo académico y administrativo que se abocará a la elaboración de los Estatutos y, paralelamente, avanzando en la instalación de las sedes o expresiones locales que tendrá la Universidad.
Para facilitar todo lo que viene, es requisito esencial que el Gobierno Regional y los municipios interesados en la localización de la Universidad, que transfieran a la mayor brevedad las infraestructuras, terrenos o instalaciones, a la Universidad, para que así pueda proyectar con seguridad el despliegue de sus actividades y empezar a concretar su plan de desarrollo.
No puedo finalizar estas líneas sin antes agradecer a la Presidenta Bachelet por este gran proyecto que estamos recibiendo. En las manos del Rector Correa están los sueños y expectativas de toda una región, de sus jóvenes, sus familias y de toda la comunidad. Quienes ayudamos a componer esta maravillosa obra, estamos dispuestos a continuar aportando nuestra experiencia y voluntad para hacer realidad esta Universidad, que sin duda se transformará en un impulso creador que empujará con fuerza el desarrollo de nuestra querida Región de O’Higgins.

 

Morin Contreras, Ex Intendenta de la Región de O´Higgins

Top