Percepción versus realidad

Presidente Corte de Apelaciones de Rancagua, ministra Marcia Undurraga Jensen.

 

Los índices delictuales no disminuyen y la sensación de inseguridad aumenta. Esta afirmación parece ser la premisa general de los medios de comunicación a nivel nacional, sin considerar que, de acuerdo a datos obtenidos por el Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente (ILANUD), Chile es el país con más encarcelados en Latino América, siendo superados sólo por Estados Unidos, y que nuestro país presenta una de las cifras de victimización (personas que han sido víctimas de delitos) más bajos de Latinoamérica e, incluso, uno de los más reducidos de los países que integran la OCDE, con un 24 por ciento.
Tal percepción se produce a pesar que, según las cifras entregadas el pasado 26 de agosto por el presidente de la Corte Suprema, ministro Sergio Muñoz, durante el año 2014 el 87.57% de los juzgados de garantía del país acogieron la solicitud de prisión preventiva, y sólo un 12.43% la rechazó.
Considerando este mismo reporte estadístico con las cifras de procedimientos penales, quiero enfocarme en nuestra región.
Durante el 2014 ingresaron 36.976 causas a los juzgados de garantía de la Región de O’Higgins. En ese mismo periodo de tiempo, ingresaron 674 causas a los tribunales orales en lo penal de esta jurisdicción, para realizar un juicio oral. Enfatizando que entre 2010 y 2014 los ingresos a los tribunales orales han tenido un notable aumento.
El año pasado se dictaron 12.203 sentencias, de las cuales el 98% son condenatorias, mientras que solo 1. 8% son absolutorias.
Otras cifras destacables dentro de este desglose regional, nos muestran que los delitos que más ingresan a los juzgados de garantía en la VI Región, no se condicen con la cantidad de noticias sobre robos, femicidios u homicidios que aparecen en los medios de comunicación. Son principalmente las amenazas (20.3%), lesiones (17.8%), faltas (14.9%) y los hurtos (12.6%), los delitos más recurrentes en nuestra zona; mientras que los delitos relacionados con droga (3.61%), robo con intimidación (1%), robo con violencia (0.89%) y los homicidios (0.29%), ocupan un mínimo porcentaje de ingreso.
Ustedes pensarán porqué hago esta reflexión. Pues, la hago para entregar una herramienta, un aporte para un debate informado sobre nuestra realidad judicial regional, desde la mirada Poder Judicial, y que muestra que la Región de O’Higgins está lejos de ser una región insegura y con altas tasas delictuales, y de paso romper el paradigma de la puerta giratoria.

* Las cifras están a disposición de toda la comunidad a través de la página web www.pjud.cl.

Deja un comentario