Ex bajista de The Ramones adelanta su show: “¡Prepárate, Rancagua! ¡Vamos a divertirnos!”

Christopher Ward tocará hoy en Golden Rock Bar, estando a $16 mil la entrada. Sobre sus anteriores visitas al país, recuerda la primera vez que tocó acá con la legendaria banda punk. “Me llevaron a las afueras de la ciudad (…) También bebimos, fumamos toda la noche y realmente pasé un gran rato”.

1-Marcela Catalán

Hoy, Rancagua tiene una cita con la historia del punk mundial. Sí, pues Christopher Ward, ex bajista de una de las míticas bandas del género, Ramones, tocará en la capital regional. El show tendrá lugar en Alameda N°063, en Golden Rock Bar, donde CJ Ramone repasará el repertorio de su carrera propia y de la agrupación que lo lanzó al estrellato.

La gira que lo trae a Chile se llama “Last chance to dance”, título que alude al nombre de su segundo y último álbum solista. Dicho tour también lo llevaría a presentarse en Perú, Uruguay, Brasil y Argentina.

En cuanto al espectáculo que dará en la ciudad, en la ocasión será acompañado por Steve Soto y Dan Root en las guitarras -ambos integrantes de The Adolescents-, más Pete Sosa en la batería -miembro de Street Dogs-. Esa misma noche, igualmente tocarán los locales de Internal Sounds of Mind Orchestra, Durango 95 -Región Metropolitana- y Los Jotes -Talca-. La entrada tiene un valor de $16 mil.

De ahí que diario El Rancagüino conversara con Christopher Ward, para saber más sobre el show que brindará hoy, entre otras cosas.

De acuerdo con el músico, el espectáculo de esta noche “será igual el resto de mis presentaciones. ¡Entretenido!”. En ese sentido, hace un llamado a su público: “¡Prepárate, Rancagua! ¡Vamos a divertirnos!”. Y agrega una última arenga. “¡Ramones por siempre!”.

No obstante, comenta que en la jornada de hoy pretende hacer algo un tanto distinto. “Hasta ahora, la mitad de los temas que toco son de Ramones y la otra mitad son propios. Será la primera vez que interprete más canciones mías y algunas de ellos”, explica Christopher Ward.

Pero el bajista ya ha estado en Chile en otras oportunidades, y nada menos que con la agrupación que lo lanzó a la fama. Consultado sobre esas visitas, dice que su recuerdo más vivo formó parte de “la primera vez que viajó con Ramones”. En ese contexto fue que conoció “a un grupo de chicos” de la zona, “quienes me llevaron a las fueras de la ciudad, a las montañas, desde donde la observamos. Fue hermoso. También bebimos, fumamos toda la noche y realmente pasé un gran rato”.

En cuanto a cómo ve al público nacional, asegura que se trata de una audiencia entretenida. Aquello, ya que “por lo general hay baile y slam, lo que es divertido de ver desde el escenario”.

Por último, consultado acerca de sus planes actuales o si pronto entrará a grabar un nuevo disco, observa que estarán en América del Sur durante un mes. “Luego volveremos por dos semanas a casa y después recorreremos Europa por otras dos. Cuando regresemos de allá, daremos un gran espectáculo, llamado “Wreck the halls with the street dogs”. En febrero volaremos a Texas para dar cinco shows y en marzo grabaremos un nuevo disco. Mi plan es hacer dos más después del siguiente, y finalizar mi libro antes de 2020”, revela.

Christopher Ward entró tres veces al estudio con The Ramones, participando en Mondo Bizarro (1992), Acid Eaters (1993) y Adiós Amigos (1995). Además tocó con ellos en otros tres álbumes en vivo: Loco Live (1991), Greatest Hits Live, (1996) y We’re Outta Here (1997).

En relación a su carrera propia, se transformó en el cabecilla de Los Gusanos y Bad Chopper, aparte de haber hecho dos larga duración como solista. Estos son “Reconquista” (2012) y “Last chance to dance” (2014). Sobre el primero, ha dicho que éste “es un tributo a mis ex compañeros de banda, pero en particular está dedicado a nuestros fans”. Del mismo modo, estuvo a punto de convertirse en el bajista de Metallica, cuando Jason Newsted abandonó a los liderados por James Hetfield.

Las entradas para su show en Rancagua están a la venta en la Casa del Músico -Cuevas N°768, en la capital regional-, en Golden Rock Bar -Alameda N°63- y en el gimnasio Sport Day -Prat N°68, en Machalí-.


Top