Cena de Pan y Vino

Hace treinta y dos años diferentes hombres ligados al mundo empresarial, político, artístico y social aceptaron la invitación del Padre Renato Poblete para compartir una sencilla cena de “Pan y Vino”. En esa ocasión el Capellán del Hogar de Cristo aprovechó para dar a conocer la obra del Padre Hurtado y con ello comprometer las ayudas necesarias para ir en beneficio de los más pobres y excluidos.

Desde entonces, esta gran cena solidaria nos ha permitido celebrar alegremente el trabajo que hace 71 años inició nuestro fundador y que hoy nos permite acoger con amor y dignidad en nuestra región a 1.006 chilenos y chilenas que viven en la pobreza y la exclusión social, a través de la labor que realizamos diariamente en los 19 programas existentes en la zona.

Asimismo, la Cena Pan y Vino se ha convertido en una instancia que periódicamente permite el encuentro de dos mundos distintos, que hoy se hallan inmersos en una profunda crisis de confianza, pero que esperamos esta ocasión los convoque a restituir aquellos lazos de que se han diluido y que son tan necesarios para juntos construir un país más justo.

En este sentido, el mensaje del primer santo chileno resulta ejemplificador. Hace más de 70 años nos interpeló fuertemente por las desigualdades que mantenían al 60% de nuestra población sumida en la pobreza y exclusión, pero siempre confiando en la idea de que podíamos transformar las crisis en oportunidades para lograr que el país fuese de todos.

Es por eso que seguimos invitando a más chilenos de corazón generoso a continuar apoyando esta obra y agradecemos a los miles de socios, voluntarios y trabajadores del Hogar de Cristo que día a día entregan lo mejor de sí para seguir sumando sonrisas entre nuestros acogidos y que nos ayudan a entender que frente a nosotros está la oportunidad de avanzar hacia un país más justo, inclusivo y solidario.
Mauricio Carvacho Hinojosa
Director Ejecutivo Sede O’Higgins
Fundaciones Hogar de Cristo

Deja un comentario