Dudas en el presupuesto para la U Regional: un problema que se predijo en el Congreso

IMG_1740

Fueron principalmente rostros de la oposición quienes en el parlamento previnieron acerca de la debilidad presupuestaria del proyecto. Javier Macaya, uno de los principales voceros de la problemática aseguró que no aprobará la partida presupuestaria de Educación si no se entrega más dinero para el nuevo plantel.

 

IRENE PADILLA A.

 
Era diciembre de 2014 y la discusión para la creación de dos nuevas universidades estatales ardía en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. Mientras los representantes de la región se concentraban en la ubicación geográfica que por ley tendría el plantel, otros parlamentarios ponían los acentos en la viabilidad económica del proyecto. Felipe Kast junto a otros diputados de oposición repetían una y otra vez las debilidades del informe financiero del proyecto. “Se aprobó una universidad para O’Higgins que por ley, es decir, lo que está escrito hoy es que no es gratuita y no cuenta con los fondos para existir con gratuidad. El proyecto que hizo el Gobierno no estipulaba que fuera gratuita, sino que tendría que financiarse con matricula; hoy tiene una nueva Universidad Estatal de O’Higgins desfinanciada, que nace muerta si es que el Gobierno no cambia la ley: o le pone los recursos para que sea gratuita pudiendo funcionar o la deja cobrar matrícula para que pueda existir o crecer, pero como está aprobada, es letra muerta” dijo en su momento el líder de Evópoli.
Cinco meses después con el proyecto ya en el Senado , fue el senador RN Andrés Allamand quien nuevamente trajo a la memoria los fantasmas de la escasez de recursos para el proyecto universitario que se planeaba. El 7 de mayo aseveró que aprobaba la idea pero que era una irresponsabilidad aprobar el proyecto con solo 7 mil millones de pesos: “Quiero dejar constancia que el financiamiento contemplado hoy es completamente insuficiente. El presupuesto que se les asigna a ambas universidades es apenas el promedio que reciben algunas universidades regionales. Hay que pensar que en Aysén y O’Higgins tenemos que llevar adelante un proceso de instalación, de contratación de gente, de contratación de docentes, de infraestructura; si la plata no se aumenta significativamente es un anticipo de un mal resultado y en mi caso no creo que sea razonable que el Senado, a sabiendas de esto, le dé luz verde al proyecto”.
Allamand sumó a ello que la falta de acreditación haría aún más difícil el desarrollo de la nueva casa de estudios. “El proyecto no garantiza la gratuidad de estas universidades y mientras no haya acreditación no van a tener la opción de obtener becas para sus estudiantes ni de postular a fondos concursables de investigación, en consecuencia, aprobar estas dos universidades con este financiamiento insuficiente
constituiría una seria irresponsabilidad de parte del Senado”.
Pero ellos no fueron los únicos que advirtieron problemas, desde el oficialismo también hubo voces anticipatorias de este problema. La diputada Cristina Girardi, PPD, durante la discusión del proyecto en la sala de la cámara manifestó. “Yo esperaría, después de haber escuchado las exposiciones de las regiones y del Ministro, que esta nueva Universidad coincida con lo que hemos planteado en el discurso: que esta universidades sean estatales y que en la medida de que sean estatales sean financiadas por el Estado, y cuando hablo de este financiamiento estatal, es que efectivamente no ocurra lo que ha ocurrido en épocas anteriores, de hacer una Universidad y que ésta finalmente no tenga la capacidad de vivir porque no tiene recursos. Por lo tanto, si somos coherentes deberíamos aprobar universidades que efectivamente sean financiadas y asumidas como responsabilidad del Estado. Por eso la pregunta es si el Estado va a asumir efectivamente el financiamiento de estas instituciones”.
Por su parte la diputada Camila Vallejos (PC) en mayo de este año señalaba “evidentemente al tener que garantizar universidades que respondan a la realidades territoriales implica no basar su financiamiento bajo la lógica que domina el sistema, creo que es importante que se asegure en el informe financiero de la ley que estas universidades van a entrar al nuevo régimen de financiamiento de la educación pública, con financiamiento vía costo”

 

Macaya asegura que no aprobará presupuesto de Educación

Actualmente la ley de presupuesto nacional asigna poco más de mil 300 millones a la Universidad de O´Higgins, ante este escenario el diputado Javier Macaya asegura que “ esto viene a confirmar las aprensiones que tuvimos desde un comienzo de que más allá de tener una discusión sobre la ubicación de la Universidad faltaba tener una claridad respecto del tipo de universidad que íbamos a tener y como estamos en momentos de apretura económica yo estoy viendo que finalmente los dos proyectos de universidad pueden ser una buena manera para el gobierno de turno de conseguir los dineros que requieren para otras cosas, lo que al final del día a nosotros nos parece inaceptable”. El parlamentario agregó que “es importante que si se hace una promesa a la ciudadanía como fue la Universidad Regional, promesa que fue parte del programa de gobierno de la Presidenta Bachelet , es absolutamente poco serio no poner los recursos suficientes para que este proyecto pueda ser una realidad y se convierte en una utopía imposible de cumplir tener una universidad funcionando con esa cantidad de recursos puestos sobre la mesa”.
Macaya aseguró que los parlamentarios no tienen la posibilidad de poner indicaciones que aumenten los dineros ya que estos cambios surgen del Ejecutivo, pero que desde sus herramientas usará el rechazo a la partida presupuestaria del Ministerio de Educación mientras el gobierno no entregue más recursos a las universidades de Aysén y O’Higgins . “Yo anticipo que no voy a aprobar el presupuesto en Educación si no se suplementan los recursos necesarios para la Universidad Regional y me gustaría que esto fuera una cuestión transversal donde no solamente quienes somos de oposición tengamos esa postura, sino que también los parlamentarios de gobierno que esperan que su Presidenta cumpla la promesa de tener una universidad en O’Higgins. Creo que un hecho concreto es no aprobar el presupuesto de Educación mientras no tengamos la respuesta a este problema”.
Finalmente el parlamentario UDI recalcó que el Gobierno debería reasignar recursos destinados a la contratación de más funcionarios públicos, a políticas de Estado vitales para el país como la creación de dos universidades. “Según los últimos cálculos llegan a 90 mil las contrataciones durante el último año y medio; podríamos perfectamente conseguir los recursos, hay muchos cargos nuevos, funcionarios que están recién contratados y para mi políticamente para el propio Gobierno es más rentable cumplir con sus promesas de campaña que tener operadores políticos dando vueltas por los ministerios intendencias y seremis regionales”, sentenció tajante el diputado por el distrito 34.

1 comments

PARECE QUE EL UNICO PARLAMENTARIO DE LA REGION ES EL SEÑOR MACAYA.

Actores principales señalados en este articulo:
“FELIPE KAST junto a otros diputados de oposición repetían una y otra vez las debilidades del informe financiero del proyecto. “Se aprobó una universidad para O’Higgins que por ley, es decir, lo que está escrito hoy es que no es gratuita y no cuenta con los fondos para existir con gratuidad. El proyecto que hizo el Gobierno no estipulaba que fuera gratuita, sino que tendría que financiarse con matricula; hoy tiene una nueva Universidad Estatal de O’Higgins desfinanciada, que nace muerta si es que el Gobierno no cambia la ley: o le pone los recursos para que sea gratuita”
“ANDRES ALLAMAND quien nuevamente trajo a la memoria los fantasmas de la escasez de recursos para el proyecto universitario que se planeaba. El 7 de mayo aseveró que aprobaba la idea pero que era una irresponsabilidad aprobar el proyecto con solo 7 mil millones de pesos: “Quiero dejar constancia que el financiamiento contemplado hoy es completamente insuficiente. El presupuesto que se les asigna a ambas universidades es apenas el promedio que reciben algunas universidades regionales. Hay que pensar que en Aysén y O’Higgins tenemos que llevar adelante un proceso de instalación, de contratación de gente, de contratación de docentes, de infraestructura; si la plata no se aumenta significativamente es un anticipo de un mal resultado y en mi caso no creo que sea razonable que el Senado, a sabiendas de esto, le dé luz verde al proyecto”

“CRISTINA GIRARDI, PPD, durante la discusión del proyecto en la sala de la cámara manifestó. “Yo esperaría, después de haber escuchado las exposiciones de las regiones y del Ministro, que esta nueva Universidad coincida con lo que hemos planteado en el discurso: que esta universidades sean estatales y que en la medida de que sean estatales sean financiadas por el Estado, y cuando hablo de este financiamiento estatal, es que efectivamente no ocurra lo que ha ocurrido en épocas anteriores, de hacer una Universidad y que ésta finalmente no tenga la capacidad de vivir porque no tiene recursos. Por lo tanto, si somos coherentes deberíamos aprobar universidades que efectivamente sean financiadas y asumidas como responsabilidad del Estado. Por eso la pregunta es si el Estado va a asumir efectivamente el financiamiento de estas instituciones”
“CAMILA VALLEJOS (PC) en mayo de este año señalaba “evidentemente al tener que garantizar universidades que respondan a la realidades territoriales implica no basar su financiamiento bajo la lógica que domina el sistema, creo que es importante que se asegure en el informe financiero de la ley que estas universidades van a entrar al nuevo régimen de financiamiento de la educación pública, con financiamiento vía costo”

“MACAYA aseguró que los parlamentarios no tienen la posibilidad de poner indicaciones que aumenten los dineros ya que estos cambios surgen del Ejecutivo, pero que desde sus herramientas usará el rechazo a la partida presupuestaria del Ministerio de Educación mientras el gobierno no entregue más recursos a las universidades de Aysén y O’Higgins . “Yo anticipo que no voy a aprobar el presupuesto en Educación si no se suplementan los recursos necesarios para la Universidad Regional y me gustaría que esto fuera una cuestión transversal donde no solamente quienes somos de oposición tengamos esa postura, sino que también los parlamentarios de gobierno que esperan que su Presidenta cumpla la promesa de tener una universidad en O’Higgins. Creo que un hecho concreto es no aprobar el presupuesto de Educación mientras no tengamos la respuesta a este problema”
No aparecen declaraciones de los señores Juan Pablo y Felipe Letelier, Don Alejandro, Doctor Señor Castro, Señor diputado que reemplazo a Don Alejandro, un señor de democracia cristiana y la señor diputada Alejandra, algunos señores alcaldes de las treinta y tanto comunas de la región.

Deja un comentario