¿Cuales son las actuales normas chilenas en seguridad para los nuevos vehículos de pasajeros?

Un conjunto de medidas para elevar los estándares de seguridad de los automóviles que transitan en nuestro país comenzó a aplicar desde este año el Ministerio de Transportes, con el fin de que la seguridad no sea un lujo en los vehículos sino que una necesidad. Desde reforzar el uso del cinturón de seguridad hasta la introducción de nuevos elementos en el kit de emergencia como es el chaleco reflectante, han comenzado a ser obligatorias desde este año y su introducción será gradual hasta completarse en abril de 2017.

Entre estas nuevas exigencias anunciadas en 2014, está el que desde mayo de este año, todos los autos comercializados en Chile integren en su sistema una alarma sonora y permanente que suene antes de partir el auto, hasta que todos los pasajeros tengan el cinturón de seguridad abrochado, sin importar la posición en el auto, para viajes largos o cortos.

Esta alarma se suma a la luz intermitente en el tablero que ya existe en varios vehículos, y que desde esta fecha también es una norma obligatoria en nuestro país. Sumado a esto, se estableció endurecer la norma vigente sobre el tipo de cinturón de seguridad los que sólo podrán incluir cinturones de tres puntas. Junto al ítem cinturones, se estableció la obligatoriedad de un armazón en el asiento trasero que permita a los pasajeros traseros soportar impactos laterales o frontales sin que los cinturones se despeguen de la carrocería.

Lo anterior se suma a otros detalles que para muchos ya son habituales en un vehículo pero que existen como requerimientos vigentes al momento de adquirir un auto cero kilómetros. Uno de ellos es el desempañador trasero conocido como defroster. Este sistema permite mantener una temperatura al vidrio de atrás para evitar que el vapor se congele, empañando el vidrio y reduciendo la visibilidad para el conductor. También, el espejo retrovisor día/noche que es una palanca que cambia automáticamente el ángulo de los espejos para evitar el encandilamiento nocturno.

En caso de un choque, el habitáculo debe ser un conjunto de sistemas que permiten que el interior del auto sea más que seguro e indeformable. Estos sistemas incluyen el volante colapsable, la carrocería de deformación programada y barras laterales reforzadas. Incluso todos los materiales que componen el habitáculo interior deben tener tecnología antiflama. Esto no quiere decir que sean inflamables, sino que su textura y composición.

Por último, los vidrios de seguridad. Estos son de un material especial que tiene la facultad de no provocar aristas vivas, es decir, trozos puntiagudos y cortantes al momento de quebrarse, evitando lesiones y cortes a las personas.

 

LAS QUE VENDRÁN

 

Cifras sobre seguridad hablan de un aumento de 20% en lesiones cervicales producidas por choques por lo tanto se han tomado algunas medidas de seguridad para los autos nuevos que ingresan a comercializarse en Chile, tal como lo es la obligación de tener doble airbag, uno para el conductor y otro para el copiloto. Esta como la principal arma para proteger la cabeza y cuello de los pasajeros.

Los fabricantes tendrán como plazo máximo el 1 de diciembre de este año para implementar doble airbag en la versión básica de todos sus modelos, lo que protegerá al copiloto además del conductor.

Se eximirán de esta regla las minivan, que tendrán hasta enero de 2016 para implementar esta medida. Junto a esta medida, se impulsará que los airbags traseros sean incorporados en los paquetes más económicos de los vehículos, y no en las versiones full o de lujo, como presenta el mercado hoy en día.

La última de las medidas que se endurecerán para el equipamiento en seguridad es, sin duda, una de las más sensibles y que atañe a nuestros niños y niñas. Los pocos tests de impacto aplicables al mercado nacional han arrojado daños severos en pasajeros infantiles en asientos traseros y lo que es peor, el desprendimiento de las sillas de bebé ante un impacto igual o mayor a 64 km/h.

A raíz de esta problemática, el Ministerio de Transporte resolvió que, progresivamente y hasta marzo de 2017, todos los vehículos livianos comercializados en Chile deberán incluir anclas de acero para las sillas infantiles en la parte trasera, los llamados anclajes Isofix.

Estos puntos de anclaje están fijados a la carrocería del auto y permiten fijar la silla en el armazón del vehículo y no sólo en el asiento de atrás. Con dicha medida se espera evitar muchos accidentes y muertes infantiles, con la totalidad de los autos nuevos cubierto con esta implementación de aquí a fin de año.

Asimismo, a partir de enero del 2016, todos los vehículos medianos, como furgones o camionetas, deberán adicionar a su estructura apoyacabezas, cinturón de seguridad en asientos traseros, vidrios de seguridad, espejo retrovisor movible, sistema de frenos y anclaje de asientos. (Fuente:Comparaonline.cl)

Top