Apoderados de Nancagua preocupados por cierre sorpresivo de reconocido establecimiento

TOMA COLEGIO

El colegio Nancagua School dejará de impartir clases desde el próximo año por decisión de su sostenedor. Ante la noticias los padres se tomaron el establecimiento, con el temor de que más de 80 niños se queden sin matrícula en 2016.

 

JOSE PINTO/ IRENE PADILLA

TOMA COLEGIO

Una situación tensa y preocupante están viviendo casi un centenar de apoderados nancaguinos quienes fueron informados el lunes del cierre del colegio Nancagua School. El establecimiento, gratuito pero de carácter subvencionado, decidió dejar de impartir clases por decisión de su sostenedor Ricardo Bravo Ponce. La noticia le fue entregada a la comunidad de manera sorpresiva a y a través de un abogado lo que genero la molestia de los padres quienes decidieron tomarse el colegio durante dos días.

Paulo Vega, uno de los apoderados explica: “esta es una situación muy complicada sobre todo por la forma en que se hizo, sentimos que hay cosas turbias acá en una situación donde por un lado está la educación y por otra el interés económico”. Vega asegura que el Nancagua School es un buen colegio con un proyecto educativo que encantó a los habitantes de esa localidad por eso no entiende la reacción de sus sostenedor. “Este colegio tiene muy buena infraestructura, buenos profesores y para nosotros como una familia por eso nos complica que el sostenedor se ande escondiendo y mande un abogado para avisarnos que se cierra, además que no hay claridad de qué quiere hacer con el colegio porque no lo quiere vender”.

Por su parte Mauricio Sánchez otro de los padres que participaron de la toma contó que con su familia están angustiados y en la incertidumbre además de subrayar que no comprende la actitud del dueño: “ El sostenedor debería sentirse orgulloso de que sus apoderados estén luchando por el colegio”.

Durante la movilización representantes de la dirección provincial del Mineduc llegaron hasta Nancagua para buscar un acuerdo con los apoderados. Guillermo Torres Zamorano director provincial de Educación aseguró que “a contar de este momento me hago cargo veré cual es el problema aquí hay más de un sostenedor lo cual esta situación tiene muy preocupados a los apoderados de ver que sus hijos no tendrán donde ubicarlos. Queremos decir que los niños no quedaran sin matrícula en caso de que esto ocurra y esperamos poder solucionar este caso”.

Tras reunirse con los apoderados, el Mineduc les explicó el procedimiento que debe llevar a cabo el sostenedor para el cierre, y que si este se produce finalmente, en ese momento el ministerio puede intervenir garantizando matricula a los alumnos en uno de los colegios de la red pública o subvencionada. Tras el encuentro los apoderados decidieron mantenerse movilizados pero permitir la realización de las clases a la espera del desenlace y la decisión final del sostenedor. Durante este miércoles las clases se realizaron de manera normal.

Deja un comentario