Prisión preventiva para los cinco hombres de banda de narcotraficantes

3

Durante la jornada de ayer se realizó la formalización de los seis imputados por el operativo que permitió la incautación de 386 kilogramos de pasta base de cocaína, el decomiso más grande en la historia de la región.

 
Felipe Alvear Silva
fotos: Marco Lara Silva

 
Tal como estaba planificado, durante la jornada de ayer se realizó la audiencia de formalización ampliada contra los seis imputados que dejó el operativo realizado por el OS7 de Carabineros y que le permitió al Ministerio Público desbaratar una banda organizada que internaba pasta base de cocaína en la ciudad de Rancagua; el caso, además, se transformó en la mayor incautación de drogas en la historia de la Región de O’Higgins con 386 kilogramos de la peligrosa sustancia.

La audiencia dirigida por el juez de Garantía Mauricio Silva, comenzó con la petición de declarar como ilegal la detención, debido a que la abogada defensora señaló que la ampliación se realizó sólo para cuatro de los seis detenidos y sin los respectivos controles de detención; situación que fue objetada por el fiscal Carlos Fuentes, que indicó que la razón fue no publicitar la detención de los últimos dos era para cuidar el procedimiento. Finalmente el juez indicó que la detención era legal, por lo que comenzó la formalización.

Tras leer los antecedentes del caso, el fiscal Fuentes formalizó investigación por el delito de tráfico ilícito de estupefaciente contra los seis imputados que quedaron en calidad de autores, con el grado de consumado; con ello pidió la prisión preventiva para los cinco hombres y la cautelar de arresto domiciliario nocturno para la única mujer implicada, B.E.C.C. (23), atendiendo que ésta no tenía antecedentes y había cooperado con la investigación.

La medida fue resistida por la abogada defensora de los cinco hombres, no así por el defensor de la única mujer. Finalmente el juez Silva decidió no aceptar la solicitud de la defensora que abogaba por una cautelar menos agravante para los dos bolivianos, que no tienen antecedentes en nuestro país y para el detenido en Lonquén que según su relato estaba en el lugar cuidando unos caballares, y decretó la prisión preventiva para el líder de la banda M.A.R.M. (54), para P.E.M.Z. (50), para el rancagüino I.R.Q.A. (35) y para los bolivianos J.C.S. (50) y E.R.C. (35), todos ellos por un plazo de 140 días.
.

INVESTIGACIÓN Y DETENCIÓN

1De acuerdo a lo informado durante la audiencia de formalización, todo comenzó durante el mes de junio del presente año, cuando la Fiscalía Local de Rancagua recibió información sobre esta agrupación criminal que se dedicaba a internar pasta base en la capital regional. Los antecedentes fueron puestos a disposición del OS7 de Carabineros, quienes comenzaron a investigar el hecho a través de escuchas telefónicas. Con esto, durante los meses de septiembre y octubre supieron de envíos de la droga a Rancagua, y finalmente, el 23 del presente mes supieron de un envío más grande.

Durante la noche del viernes 23, los efectivos se trasladaron a la Ruta 5 Sur, lugar donde detuvieron de forma flagrante al líder de la banda M.A.R.M., con 16 kilogramos de la pasta base. Seguido se dirigieron al laboratorio que mantenían en Lonquén (comuna de Calera de Tango, Región Metropolitana), donde detuvieron al chileno P.E.M.Z. y a los dos bolivianos, que estaban procesando, secando y aumentando la droga; en el lugar mantenían 154 kilos de la pasta y 215 de la misma droga en estado líquido.

El procedimiento continuó al día siguiente en Rancagua, cuando detuvieron en la Población Hermanos Vera a I.R.Q.A., que esperaba parte del cargamento con el estupefaciente. Un día más tarde, la única mujer implicada, B.E.C.C., fue detenida en su domicilio de la Población El Libertador II ya que también está implicada como una de las personas que recibirían la sustancia.

Cabe destacar que sólo M.A.R.M. e I.R.Q.A. mantenían antecedentes policiales en nuestro país, mientras que los ciudadanos bolivianos tenían antecedentes por delitos relacionados con drogas en su país. Además, de acuerdo a las escuchas telefónicas realizadas por los carabineros se estableció que el kilo de pasta base lo vendían en Rancagua a 1,9 millones, y que los integrantes utilizaban términos distintos para nombrar la droga, como “carne”, “jarrones” o “ships”.

 

Deja un comentario