Recordaron obra y legado de San Luis Guanella

3gua

 Con una misa que presidió el Obispo Goic y un almuerzo se conmemoró ayer el centenario de la partida del fundador de la Obra Don Guanella.

 

Flor Vásquez
Fotos: Nico Carrasco

 

Con una misa que presidió el Obispo Alejandro Goic se recordó a San Luis Guanella, fundador de la obra que lleva su nombre y que está presente en Rancagua, en Chile y en otros países del mundo. El oficio religioso fue especialmente emotivo y relevante, ya que se cumplió el centenario de la partida del sacerdote italiano que fue beatificado por Pablo VI el 25 de octubre de 1964 y canonizado por Benedicto XVI el 23 de octubre de 2011.
En la misa, que se realizó en la Catedral, participaron religiosos y religiosas de la congregación, amigos de la Obra Don Guanella, representantes de la comunidad parroquial y alumnos del Colegio Julio Valenzuela , que está a cargo de la obra.
En su homilía, monseñor Goic destacó el ejemplo de vida y la obra de San Luis Guanella, a la vez que instó a los guanellianos a seguir adelante con el legado de su fundador..
Al terminar el oficio religioso, el hermano Hugo Maidana leyó el mensaje que envió el padre provincial, Carlos Blanchoud, quien señaló que compartía la alegría del aniversario del Colegio Julio Valenzuela y “por el Año Jubilar Guanelliano que conmemora el centenario de la muerte de San Luis Guanella”.
Agregó que “todos tenemos en nuestro corazón una porción del carisma y del estilo de nuestro santo fundador y en esta ocasión lo revitalizamos y damos testimonio de la caridad evangélica”.
Terminada la misa, los participantes se acercaron a observar las reliquias que se trajeron de San Luis Guanella, su bonete, sus zapatos y otros objetos que usó.
Más tarde, la comunidad guanelliana compartió en un almuerzo, en que también se recordó al fundador de la obra.

 

AMAR A DIOS Y AL HERMANO
El padre Jorge Pinto, representante del padre provincial en Chile, expresó que “para nosotros, la familia guanelliana, ésta es una fiesta muy grande porque celebramos los 100 años de la partida de San Guanella a la casa del Padre, hacia su encuentro definitivo con el Señor. El nos dejó un legado muy importante, de amar profundamente a Dios y también al hermano, porque uno no puede decir que ama a Dios si no ama al hermano. San Luis Guanella nos dejó este legado de seguir haciendo un poco de bien en este mundo”.

 

Deja un comentario