Diputado Juan Luis Castro: “No está acreditado el dolor fetal”

3-

El médico socialista explica los detalles del proyecto que pretende despenalizar el aborto en tres causales. Respecto a la interrupción del embarazo por riesgo de vida de la madre, descarta que ya se proceda con éste, como alegan algunos de sus colegas. “Por algo es que los embarazos tubáricos son operados cuando la mujer está grave o agónica en la práctica. No es posible intervenir antes”, asevera.

 

Marcela Catalán

 

Hoy está en discusión en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, después de que la Comisión de Salud diera su venia a la iniciativa. Se trata del proyecto de despenalización del aborto en tres causales -inviabilidad fetal, riesgo de vida para la madre y embarazo producto de una violación-. Y pese a que la propuesta ya salió de la instancia que preside, el diputado Juan Luis Castro conversó con El Rancagüino acerca de este tema (ver entrevista al gineco obstetra Alex Anich, publicada en la edición de este domingo 25 de octubre).

Es así como el parlamentario socialista se refirió al debate acerca del momento en que la Medicina habla de un ser vivo o sintiente, a raíz de lo cual cita a la Organización Mundial de la Salud. “Ésta establece que se crea un nuevo ser en el vientre materno, a contar del instante en que se implanta el óvulo fecundado en el útero. Ése es el minuto en que la ciencia da por iniciado el proceso de gestación de un nuevo ser. Una segunda definición apunta a que éste logra completar el desarrollo de sus órganos y del sistema nervioso central, recién a las 12 semanas. Me refiero a la conformación del cerebro, la médula y la visión”, detalla.

 

¿La iniciativa del Gobierno recoge esos dos conceptos?

Claro. De hecho, fue parte de un largo debate en la Comisión de Salud, con posiciones distintas, porque es un tema controversial. No obstante, se discutió para las tres causales, con opiniones que rechazaban toda posibilidad de interrupción, hasta quienes planteaban el aborto libre y sólo hacer pesar la decisión de la madre.

 

A las 12 semanas, ¿se puede hablar de un ser sintiente?

No, (aunque) también se discutió el llamado dolor fetal, pero nunca se pudo acreditar eso. Algunos sostenían que si produce dolor al feto, esto impedía la causal de interrupción. Sin embargo, nunca se acreditó y ni siquiera se sabe, científicamente, si existe el dolor fetal como tal.

 

¿Qué aspectos se debaten en la Comisión de Constitución?

Asuntos jurídicos. Vale decir: si la Constitución permite interrumpir el embarazo o si prima la defensa de quien está por nacer sobre el derecho de la madre, que es el ser realmente vivo. En otras palabras, si (la mujer) tiene potestad para tomar decisiones o no. Ésa es una controversia jurídico constitucional abordada en esta etapa, con distinguidos especialistas, tanto a favor como en contra. Esta fase debiera durar cerca de un mes, para después pasar a la Comisión de Hacienda, debido al programa de acompañamiento (aprobado en la Comisión de Salud). Son $3 mil millones de pesos, puestos por el Gobierno puso para esta causa. De ahí debería llegar a la sala (de la Cámara de Diputados). Yo presumo que eso ocurrirá a fines de noviembre.

Por el modo en que se ha dado el debate y las posiciones mostradas por los diferentes parlamentarios, ¿cómo anticipa la salida del proyecto, desde la Comisión de Constitución?

Por las mayorías existentes, debiera mantenerse el criterio de la Comisión de Salud. A no ser que haya un vuelco en la visión de los congresistas DC, cuyo partido no tiene una postura unívoca y son distintos los parlamentarios que participan en ambas comisiones. Sin embargo, no se avista un giro respecto a lo aprobado en la de salud. Debemos observar y esperar hasta los próximas semanas, para ver cómo se desarrolla la discusión.

 

¿Cómo será el programa de acompañamiento?
Son $3 mil millones al año, para invertir en equipos de salud y que se atienda a la mujer violada antes, durante y después de interrumpir o mantener un embarazo. El proyecto no condiciona el acceso a la medida a que la mujer resuelva abortar. Será ante cualquier evento, para cualquier abusada sexualmente. Ella contará con enfermeras, asistencia social, psicólogo y profesionales médicos, mientras toma su decisión y sin inducirla a ninguna postura. Por ente, serán igualmente acompañadas quienes quieran continuar con su embarazo.

 

Con este dinero, ¿el sistema estará bien preparado para realizar los abortos en estos tres casos?
Es un primer paso. Este programa no existe en la actualidad. Será instaurado y significa un avance respecto a la realidad de hoy, donde las mujeres están aisladas, no tienen ninguna ayuda y viven solas este drama (del embarazo por violación).

Cuando el proyecto salió desde la Comisión de Salud, se estableció la objeción de conciencia para el médico. ¿Esto no impedirá que se atienda rápidamente a las mujeres que opten por interrumpir su embarazo?

No. El sistema debe producir las derivaciones suficientes a otro médico o centro de salud, no postergando la decisión. La objeción de conciencia no es un obstáculo para asistir a una mujer que desea ser atendida.

 

¿Hay un plazo en que la mujer debe recibir respuesta, en caso de que la deriven?

Eso recaerá en el reglamento.

 

Sobre la causal de inviabilidad fetal, algunos médicos se han opuesto. Dice que esto recién se puede establece a las 24 semanas. También alegan que se incluye a los niños Down.

No es cierto. Hay muchos métodos de ecografías, de amniocentesis, que permiten planificar tempranamente el embarazo. Más bien, es un argumento para impedir el aborto, no defienden un motivo científico. Y es falso que se incluya el síndrome de Down. De hecho, la ley es taxativa en que se trata de malformaciones letales. Sólo podrá ser invocada cuando pueda producirse la muerte. Lo del síndrome de Down es una caricatura esbozada por detractores de la propuesta, algo descartado de ésta por completo.

 

Respecto al aborto terapéutico, algunos médicos han dicho que no debería ser incluido en la iniciativa, porque ya se practica para ciertos casos….

Tampoco es cierto. Por algo es que los embarazos tubáricos son operados cuando la mujer está grave o agónica en la práctica. No es posible intervenir antes, pese a que el embarazo esté en la trompa. Los profesionales que argumentan eso, más bien, se escudan en ese argumento. Pero no fue considerado en la Comisión de Salud. Después de muchas audiencias con científicos y profesionales, (se estableció que) toda interrupción del embarazo es delito, por la ley que viene desde 1989. Nadie puede esgrimir eso, que ya se hace y que, por lo tanto, no es necesaria la normativa. Es falso.

Deja un comentario