Exponen los beneficios de la biomasa para el sector agroindustrial

1osa

Ximena Mella Urra
Hace algunos días la Universidad Federico Santa María realizó un concurrido seminario denominado “Valorización de la Biomasa, un activo regional”, el cual contó con el patrocinio de ODEPA, de la Seremia de agricultura y con el apoyo del Gobierno Regional de O’Higgins.
Dicho encuentro gratuito dictado en el Salón Gaudí de Triana de la Gobernación de Cachapoal en Rancagua, tuvo como objetivo el dar a conocer a unos 50 asistentes, las distintas investigaciones e innovaciones aplicadas en el sector agrícola para el tratamiento y disposición de los residuos orgánicos en la región, además de presentar proyectos de investigación y experiencias empresariales sobre diferentes alternativas en el manejo de la biomasa y sus resultados, ello en beneficio del recurso suelo y modelos de negocios asociados.
A la cita asistieron representantes de empresas pymes, jefes de operaciones, profesionales y técnicos que trabajen en las áreas productivas del sector agrícola, agroindustrial y vitivinícola, de gestión, y sustentabilidad de la región, federaciones y asociaciones gremiales de empresas del agro. Además de autoridades regionales, profesionales del sector público, consultores y empresas de servicios tecnológicos e ingeniería y municipalidades.
La actividad se enmarca en el proyecto “Manos a la Obra, mejorando la Competitividad de la Pyme” liderado por el Observatorio para la Sustentabilidad (OSA) de la mencionada casa universitaria, el cual pretende entregar herramientas de gestión de innovación, para la generación de modelos de negocios que permitan entregar soluciones que impacten positivamente la gestión energética y medioambiental de las pymes de la región de O’Higgins.
Para Marlene Sepúlveda, directora del proyecto “Manos a la Obra”, este encuentro ha significado “mantener la atención de los empresarios, del sector público y de la academia acerca de las oportunidades de desarrollo y emprendimiento que ofrece el uso de los desechos orgánicos de la industria agroindustrial. Y especialmente, lograr llamar la atención a través de la presentación de casos regionales de empresas y otras experiencias en investigación aplicada, que vienen a apoyar nuestra tesis de que los problemas globales se pueden abordar con soluciones locales, y estos replicarse en el territorio”.

 

EXPONENTES

En el evento expusieron Raúl Maffei, de empresas Agricob; José Neira, del Centro de Estudios Avanzados en Fruticultura, CEAF; Jorge Carrasco investigador del INIA y Alfonso Traub de ODEPA perteneciente al Ministerio de Agricultura, quienes expusieron sobre investigaciones sobre diferentes alternativas en el manejo de la biomasa y sus resultados, en beneficio del recurso suelo y modelos de negocios asociados.
Jorge Carrasco, investigador del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) habló sobre el aprovechamiento de la biomasa de los rastrojos de maíz, como una forma de evitar la
quema de ellos. Señaló también que esta iniciativa del OSA es relevante porque se está trabajando sobre un tema relevante para la región que es la principal productora del maíz del país. “Mientras más producción tenemos mayor cantidad de rastrojo resultará de aquello. Estos se manejaban a través de quemas lo que genera contaminantes como CO2 o el oxido nitroso que contribuye al calentamiento global”.
Añadió que el INIA a través de un proyecto FIC que comenzaron este año, está evaluando distintas técnicas de manejo de estos rastrojos en el campo como es el picado, o distintos usos de productos que aceleren el proceso de descomposición, o transformarla en pelet para briquetas. “Cualquier técnica alternativa a la quema de rastrojos tiene un costo, porque hay que implementar maquinarias modernas que van de los tres a los ocho millones de pesos. La idea es poder darle a los agricultores la máxima de posibilidades para evitar la quema de rastrojos”.

Deja un comentario