Javier Macaya y aborto en tres causales: “El programa de acompañamiento es absolutamente insuficiente”

4-

Javier Macaya, parlamentario gremialista que también integra la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, asegura que “el programa de acompañamiento es “absolutamente insuficiente para las necesidades de las mujeres que requieren una ayuda adicional de parte del Estado, para sacar adelante su embarazo”. En esa línea, el abogado declara que ése debería ser el eje, “por muy difíciles que sean las condiciones en que el embarazo se da”. Por ende, desliza que la iniciativa no contribuirá a que las madres continúen con la gestación del menor que está por nacer, desechando la idea de abortar.

En cuanto a los recursos puestos en la directriz, añade que la cantidad es escasa. “Cuando ves lo que significa sacar adelante a un hijo, concebido producto de una violación o sin la certeza de cómo nacerá, en la eventualidad de poder tratarse de un caso inviable, el proyecto no considera cómo auxiliar a esas mujeres no sólo al decidir, sino que además al momento del parto y con lo que viene después de esa resolución”.

Por tal motivo, Macaya garantiza que es menester enlazar estos puntos “con las mejoras necesarias para la Ley de Adopción”.

Más allá de estos requerimientos, el congresista manifiesta que la propuesta “es una falacia”. Lo anterior, pues argumenta que “el aborto terapéutico está legitimado”. En ese sentido, consultado acerca de las razones de La Moneda para incluir esa causal, arguye que aquello responde a la agenda del Gobierno, “para empezar a legislar sobre un tema que está planteado como un primer paso, pero que termina con el aborto libre en algunos años más. “No dudo de que ésa es su intención, y la de algunos parlamentarios. Si no, no se entiende por qué siempre se ha dado el argumento de la libertad de la mujer para decidir en relación a su cuerpo. Esa razón sirve para cualquier causal, no sólo para las tres en discusión”.

Respecto los embarazos producto de una violación, el diputado garantiza que esta iniciativa “no conversa con la aplicación de esa causal, dentro de lo que es la acreditación de ese delito”. Para demostrar su punto, asegura que dichos juicios criminales se extienden “mucho más de nueve meses”, mientras que se podría interrumpir la gestación durante las primeras 14 semanas.

“La ciencia médica está más menos consciente de que hay un ser vivo desde la concepción. Desde ese momento, también la Constitución establece que, quien está por nacer, es una vida que obedece necesariamente a un sujeto”, señala.

Sobre sus expectativas en cuanto a lo que sucederá en la Comisión de Constitución, el gremialista sostiene que “no son muy altas”. Lo anterior, pues tanto en esta instancia como en la de salud, “las mayorías oficialistas están por aprobar la iniciativa como viene”. En esa línea, hace un guiño a la DC: “yo apelo a sensibilizar a aquellos parlamentarios que dicen defender la vida y que pueden expresarse así en la sala de la Cámara de Diputados y en el Senado”.

Deja un comentario