“Los Inútiles” de Óscar Castro regresaron a la tumba de su fundador

1-

Desde que el escritor falleció el 1 de noviembre de 1947, todos los años en esta fecha el sepulcro del poeta es visitado por las diferentes generaciones que han pasado por el grupo literario que el rancagüino creó.

 

Marcela Catalán

 

2-“Si lo hubiésemos conocido, no habríamos visto la fuerza del poeta”, expresó la médico Catherine Fieldhouse, dando inicio al homenaje que este domingo realizó el grupo los “Inútiles” a su fundador, el escritor Óscar Castro, en la tumba del vate. A su juicio, se trataba de un hombre “común y corriente”, pero cuya obra lírica y literaria se transformó “en una brújula para reconocernos (…), para mirar al otro”.

Es así como cada aniversario de su muerte, acaecida un 1 de noviembre de 1947, a causa de una tuberculosis, los integrantes del mencionado conjunto literario se reúnen en su sepulcro. Aunque ésta era una ocasión especial, pues uno de sus miembros, el dermatólogo cubano Miguel Gala, falleció en abril recién pasado. Fue precisamente su esposa quien tomó la palabra, Edith Ruiz, para declamar “Romance de Isolda Pradel” y “Responso a Federico García Lorca”.

De ahí que recordara cuando ella y su marido viajaron hasta el país ibérico y recitaron este último texto en la sepultura del nacido en Granada, siendo escuchados por unos estudiantes de Liverpool. Según comentó con emoción, estos quedaron sorprendidos de que se pudiera escribir algo de tan alto nivel, sin conocer al español.

También hubo música en el homenaje, contando con la participación de un dúo de guitarras clásicas y con la actuación del grupo folclórico Sol de Chacayes. Éste acompañó a Ada Carvajal en el canto, quien interpretó el poema “Lejano Amor” de Castro. Aquello, con el nieto del autor de “Llampo de Sangre”, Miguel Arcadia, a cargo de declamar el texto. Del mismo modo, tocaron “Romance de hombre nocturno” y “Del cielo a tu corazón”.

En la oportunidad igualmente intervino la arquitecta Beatriz Valenzuela Van Treek, para anunciar un proyecto que ejecuta junto al médico Nicolás Díaz y alumnos del Liceo Óscar Castro. Lo anterior, en pro de indagar en los lugares de Rancagua que inspiraron la obra del escritor. Arcadia agradeció el aporte de esta iniciativa, pero reiteró la deuda de la capital regional con su abuelo y volvió a recalcar que la comuna debe poseer un monumento a la altura de su legado, además de que la ciudad tiene que cuidar las creaciones que existen en ésta, en memoria del vate.

Deja un comentario