Reacciones tras una igualdad con gusto a derrota

DSC_2205

No gustó el punto rescatado en El Teniente frente a los Pumas porque el líder quedó demasiado lejos a falta de cuatro fechas para el término del Apertura.

 
Un 1-1 doloroso, porque, de ganarlo, quedaban muy cerca del puntero. Ahora, a siete puntos de Colo-Colo (próximo rival) la tristeza embarga el camarín celeste, más aún cuando iba en ventaja hubo un penal claro no cobrado en el minutos 67 y que pudo significar el haber asegurado la victoria frente a Antofagasta.
Aquel instante, que de paso implicó la expulsión de Pablo Sánchez por reclamos –más que justificados- sigue penando en el camarín celeste. Según del DT, “hicimos un buen primer tiempo y un segundo donde el rival nos equilibró, fue de ida y vuelta y el penal era clave, situación clara de gol y una expulsión para el rival”.
Es por ello que, los dos puntos perdidos eran claves para seguir en la lucha por el título. “Si ganábamos podíamos seguir de cara al campeonato y eso es lo que nos duele”, dijo.

 

 

TODOS CONTRA DESCHLER

 

Molestia sin duda por el penal no cobrado. En otras instancias, a otros equipos, indicaron en el camarín celeste, lo cobran.
Según comentó Hugo Droguett lo vivido la tarde del sábado fue frustrante. “No pudimos ser dominadores del juego, el ir ganando era justo, pudimos aumentar en una jugada donde no nos cobran un penal clarísimo y es muy difícil pelear contra esto”, apuntó.
En tanto, el volante Alejandro Márquez señaló que se van “tristes porque necesitábamos un triunfo, el partido era para ganarlo y no pudimos”. Además, y de cara a lo que viene, expuso que “ahora no queda otra que seguir trabajando, teníamos la ilusión de pelear el campeonato pero nosotros no podemos hacer mucho si los árbitros no te cobran un penal claro”.
Por su parte, Pablo Calandria coincidió con Márquez al señalar que se van “tristes porque estaba el juego parejo y se nos termina yendo al final”. A su vez, comentó que el resultado fue muy malo porque “era la posibilidad que teníamos de meternos arriba y de haber ido con chances contra Colo-Colo”.
Finalmente, el capitán Braulio Leal criticó la actuación del juez César Deischler porque “teníamos un partido controlado y viene la jugada que nos va a pesar desde aquí a lo que termine el campeonato, un penal del porte de una casa que nos habría dado una tranquilidad en el juego”.
Pero, en todo caso, no exculpa los errores propios que los hicieron perder la victoria en los últimos minutos. “No tuvimos la capacidad de dominar a un rival que nos tenía controlado porque acciones de peligro no tuvo, salvo el gol”, expuso.
Junto con ello, dijo que “desaprovechamos una linda oportunidad de quedar metidos en la pelea. El fútbol tiene estas cosas, no hemos podido aprovechar las chances que hemos tenido y asumimos esa responsabilidad”.

2 comments

Deja un comentario