Familia de joven atacada sexualmente se querelló contra el Hospital Regional

2

La menor de edad estaba internada en la Unidad de Corta Estancia por un problema de drogas, medicada, cuando fue atacada. Familia acusa que Hospital sólo les informó cuatro días más tarde.

 
Felipe Alvear Silva
fotos: Marco Lara Silva

 
Un grave hecho policial ocurrió hace exactamente un mes atrás en el Hospital Regional de Rancagua, el 4 de octubre del presente año. Cuando eran aproximadamente las 14 horas, una menor de edad (15 años) que estaba internada en la Unidad de Corta Estancia por un problema de drogas, fue abordada y atacada sexualmente por otro paciente; un mes más tarde, no se ha podido precisar fehacientemente si se trató de un abuso sexual o una violación, lo que sí está claro es que la familia se está querellando.

Para ello, durante la jornada de ayer los familiares de la menor acudieron a la Corte de Apelaciones de Rancagua, junto a su abogado, para conocer qué tribunal Civil les corresponderá para interponer la querella. En la oportunidad fue el legista de la familia, Patricio Navarro, quien se refirió a los detalles del hecho y de la demanda que están presentando, la que se suma a la presentada por el Sename.

“Estamos presentando una querella civil, solicitando una indemnización de perjuicio que sufrió una menor de 15 años que el 4 de octubre tuvo una situación de abuso sexual o violación, que no está claro aún. Esto ocurrió por una medida de protección del Tribunal de Familia Rancagua que ordenó al Hospital Regional de Rancagua hacerse cargo en un proceso de corta estadía a favor de esta niña. Estaba en esta circunstancia, medicamentada que la enajenaron de cualquier posibilidad de actuar voluntariamente, cuando la sorprendieron en una situación de connotación sexual con un hombre de 28 años”, indicó el abogado Navarro.

Tras relatar los detalles, continuó: “el hospital no hizo nada, al contrario, al otro día lo dieron de alta, recién por la tarde dieron noticia sobre la existencia de este hecho. A la familia no la informaron hasta el 8 de octubre. Ellos faltaron a su deber garante de resguardar la seguridad física y psicológica de la menor. A parte de eso no cumplieron su obligación de dar cuenta oportuna a Carabineros, es su obligación legal de dar noticia dentro de las 24 horas. A la niña la sometieron a procedimiento ginecológicos para ver si había sido violada o no, sin el consentimiento de sus padres”, agregó.

Por último, Patricio Navarro indicó contra quiénes va interpuesta la demanda. “La demanda va contra Sonia Correa (directora del Hospital Regional de Rancagua) y contra Fernando Troncoso (director del Servicio de Salud), a ellos dos porque son las cabezas visibles de la institución que son los responsables de la garantía psicológica y física de la menor al momento de la ocurrencia de los hechos, y de los hechos posteriores que vulneraron aún más”, finalizó.

 
“EN EL HOSPITAL NOS HAN TRATADO MUY MAL”

Durante la visita a la Corte de Apelaciones, la esposa del padre de la menor habló con los medios presentes, principalmente porque ha sido ella la que ha tratado el tema. “A nosotros nos avisaron de la Fiscalía que la niñas había tenido un abuso sexual en Corta Estadía. Ahí nosotros nos acercamos, del Hospital no recibimos ni una llamada, según la psiquiatra tenían que pensar cómo nos iban a avisar lo que había pasado. Nosotros pedimos explicaciones, le mandamos una carta a la directora, pero ella no nos dio ni una explicación más que iban a investigar, siendo que el Tribunal de Familia le había pedido una explicación. No quiero más con el Hospital. Nos mandaron una carta sin nada concreto, sin disculpas, sólo para lavarse las manos”, indicó.

Además, aprovechó la oportunidad para desmentir dichos sobre la responsabilidad directa de ellos por la adicción de la menor. “Nos acusaron de drogadictos pero, nosotros -con el padre de la menor- no tenemos nada que ver con drogas. Fue un caso fortuito que sea policonsumidora de drogas, lo que pasa es que la niña tuvo un acercamiento con la mamá y ahí comenzó nuestra pesadilla, porque esto ha sido una pesadilla. Para nosotros ha sido complicado y en el Hospital nos han tratado muy mal. Cuando la llevamos a urgencia, sin signos vitales, la dieron de alta siendo que el Tribunal dijo que tenían que hacer una internación forzada. Ella es una niña, tiene derechos”, finalizó.

Deja un comentario