Fin de los colegios municipales: Alcaldes de O’Higgins expresan sus primeras dudas.

El lunes el Gobierno envió al Congreso el proyecto de ley que da origen al Sistema Nacional de Educación Pública, que en un periodo de seis años traspasará la educación municipal a una nueva institucionalidad dependiente del Ministerio de Educación. Con las cartas sobre la mesa, los alcaldes hoy piden claridad sobre temas como el futuro de los terrenos municipales en que están los colegios, financiamiento de la educación pública, indemnización a los profesores que salgan del sistema y el posible centralismo con el que se manejaran los establecimientos públicos.

 
IRENE PADILLA A.

 

 

José Miguel Urrutia, alcalde de Machali

“Hoy premian a los municipios endeudados y qué pasa con aquellos que lo hicimos bien”

El jefe comunal machalino José Miguel Urrutia, en primer lugar aplaude la decisión del Gobierno de haber enviado un proyecto de ley que desde su punto de vista era urgente : “Estoy muy contento que la desmunicipalización llegue al Congreso, es una iniciativa que propuse como alcalde en una oportunidad porque creo que el Estado es el principal responsable de darle la educación a todos nuestros niños, es una obligación que cumpla ese rol y la única forma de sacar al país de la pobreza”.
En este escenario Urrutia plantea sus primeras dudas respecto al proceso de desmunicipalización de los establecimientos: “ Hay preguntas que tengo como por ejemplo, qué va a pasar con los terrenos que son municipales donde se construyeron los colegios, o qué va a pasar con los funcionarios si son desahuciados ¿se les reconocerán todos sus años de servicio pagando el Estado la indemnización correspondiente?”. Al mismo tiempo el edil se mostró crítico respecto a la actitud diferenciadora que adoptó el Gobierno respecto de los municipios que tienen o no deudas en sus áreas de gestión educacional. Ello debido a que antes de desmunicipalizar el fisco destinará al menos 250 mil millones de pesos para pagar las deudas que tienen los municipios en educación, sin embargo no se contempla ningún tipo de devolución a las municipalidades que han debido poner parte de sus recursos propios para tapar las lagunas que dejaba la subvención escolar. “Me gustaría una respuesta respecto a las deudas que se tienen con las municipalidades, en nuestro caso con un gran esfuerzo tenemos saneado económicamente nuestro Departamento de Educación y no sé cómo se va a pagar esa inversión que ha hecho la municipalidad. Hoy van a premiar a los endeudados y qué pasa con los otros, en ese sentido creo que es injusto que se trate así a las municipalidades que han tratado de buena manera a sus establecimientos”. En este sentido Urrutia subrayó que Machalí invierte de su presupuesto municipal entre 350 y 380 millones de pesos anuales en educación, es por ello que le preocupa a su vez cómo el Estado financiará la nueva educación fiscal.
Claudio Segovia, alcalde de Graneros

“Esto quitará la identidad local de la educación pública”

Claudio Segovia , jefe comunal de Graneros se mostró preocupado ante la iniciativa que fue enviada al Congreso el pasado lunes. Para el alcalde , el sistema municipal entregaba un toque identitario a la educación que duda se mantenga con una institucionalidad más centralista como la que se instalará con la nueva ley .”Estoy en contra de la desmunicipalización, no veo que sea el camino, desmunicipalizar es quitarle de alguna manera identidad a la educación, esta se hace en la comuna y requiere que se acentúen las capacidades y características de la misma comuna. Si bien debe haber un estándar común para todos, debe tener un acento en lo comunal, en la ruralidad, la forma en que nos relacionamos en la comuna. Por ejemplo, no es lo mismo entender la seguridad pública en Litueche que en Providencia por tanto las relaciones en las comunidades deben acentuarse y no estandarizarse”
En este sentido Segovia enfatizó que teme especialmente por la educación rural, la que para él tiene un profundo valor sociológico y cultural: “ No es lo mismo administrar un colegio no rentable en lo económico pero con una alta rentabilidad social. Nosotros tenemos colegios que económicamente no son sostenibles pero que son esenciales para el desarrollo de la vida de las personas y en este sentido no debería primar la visión economicista sino que el valor de la educación. Aquí lo que se dispone es simplemente el sentido del precio más allá del valor de la educación; ir a educar a dos niños a una localidad creo que si no es rentable no va más , y se pierde el rol de la educación pública que es entregarle este beneficio a todas las personas por igual”.
Finalmente el alcalde de Graneros hizo un llamado a las autoridades de gobierno: “ Siempre tiene que haber la posibilidad de discusión y si no es asi, estamos construyendo un país centralista basado en valores que no son los propios de las comunas. Quiero pedir a la Presidenta que no usemos la calculadora solamente para esto, sino que también el corazón”.

 

 

Gastón Fernández , alcalde de La Estrella

“Un 20% del presupuesto municipal lo destinamos a educación invertidos en educación”

El alcalde de la comuna del Secano se mostró a favor de la decisión del gobierno de desmunicipalizar la educación pública ya que pondrá fin a la carga que económica que llevaban especialmente los municipios más pequeños: “ No estoy muy enterado en del detalle de la ley pero hace mucho tiempo era uno de los alcaldes que propuse que la educación pública debía ser responsabilidad del Estado y no de las municipalidades, nosotros no teníamos las competencias para manejar esta área y además estábamos desfinanciados”.
Fernández detalla que “en La Estrella tenemos un presupuesto municipal de 900 millones de pesos al año y traspasamos más del 20% , o sea 240 millones de pesos a educación, es demasiado”. Consultado acerca de si ve necesario que el Estado reponga el dinero invertido por el municipio una vez se desmunicipalicen sus colegios , Fernández no lo ve como algo obligatorio. “ Lo lógico sería que nos pagaran la inversión hecha pero si no es así por lo menos nos descargaríamos esta mochila que llevamos en términos económicos, que es muy pesada”.

 

 

Carlos Soto, alcalde de Rengo

“Seré cauteloso con el destino de los profesores y los bienes municipales de la comuna”

Rengo posee en promedio 10 mil alumnos matriculados en la educación pública, la cifra más alta a nivel regional. Por ello la desmunicipalización será una reforma importante en esa comuna, y en este sentido el alcalde Carlos Soto explica que ya está siendo consultado por la comunidad respecto al proyecto de ley: “ Nunca se nos ha entregado una proyección clara respecto a los alcances de la ley. Ya he tenido reuniones con los directores de mis establecimientos, y con el Colegio de Profesores para saber en qué forma se entregaran los colegios, por tanto hay dudas. Siento que este es un avance en términos de lo que significa la educación en Chile, a pesar que me hubiese gustado que la educación siguiera en manos de la municipalidad para seguir desarrollando un proyecto a nivel comunal pero este es un tema país y debe ser abordado como tal ”.
En este contexto el jefe comunal subraya que es necesario que en la discusión de la ley los alcaldes se puedan expresar: “Me gustaría que en este proceso de discusión en el parlamento tengamos acceso para interactuar un poco y no enterarnos de las cosas cuando la ley este aprobada porque los municipios somos los principales sostenedores de la educación en Chile”. Soto enfatizó que le preocupa especialmente el destino de buena parte de la inversión en educación hecha por la municipalidad y el futuro de los funcionarios y profesores de Rengo. “Se tienen que ver estos temas porque por ley somos propietarios de muchos establecimientos y el alcalde y el concejo tenemos que ver como se hará este cambio, además corresponde también que el Estado pague los desahucios, si así correspondiera, a quienes trabajaron en el sistema municipal, por cierto hay una serie de interrogantes que hacen que no podamos emitir una opinión definitiva de lla ley”. El alcalde agrega que “voy a ser muy cauteloso como alcalde de los bienes que el municipio tiene y segundo voy a trabajar con los profesores de Rengo con los que tengo el compromiso de salvaguardar sus intereses y se respeten” , concluye Soto.

 

 

Ruben Cerón , alcalde de Pichidegua

“Es utópico pensar que se nos devolverá lo que hemos invertido en educación”

El alcalde Cerón asegura que tras más de un año de ser consultado respecto al tema mantiene su posición: se opone a que municipios como el suyo, que desde su punto de vista realizan una buena administración de los colegios, devuelvan los establecimientos al Estado. “No veo el motivo por el cual le quiten a las municipalidades el tema educacional. Deberían quedarse con sus colegios los que lo hacen bien, hay muchos municipios que no ven el tema educacional como algo político o coyuntural , o de su periodo alcaldicio, habemos muchos alcaldes bien responsables que vemos la educación como una cosa más de futuro”.
Para Cerón destinar buena parte de los recursos municipales a los colegios no ha sido un gasto sino una inversión: “Sin duda tiene un costo para los municipios, fácilmente en Pichidegua estamos llegando sobre los 300 millones de inversión municipal en educación pero es parte de lo que nos corresponde, la educación no la veo como un gasto sino como una inversión. Basta que nos pasen esos 300 millones y nosotros seguimos abordando el tema educacional de la forma en que lo estamos haciendo que creo es buena. Es mi opinión y encuentro contraproducente quitarle a alguien lo que esta haciendo bien”. Pero el alcalde ya asume que la ley es un hecho y en ese sentido califica de poco realista pensar que el Estado compensará a los municipios que gastan buena parte de sus recursos por mantener la educación saneada. “ En mi opinión es utópico pensar que los municipios van a recibir recursos que se han gastado en los últimos diez años por ejemplo ; a lo que si apuesto es a cómo el gobierno y el ministerio se harán cargo de lo que hoy nosotros estamos asumiendo”.

 

 

Luis Barra. alcalde de Malloa
“Desde el punto de vista económico me interesa que se demunicipalice cuanto antes”
Para el alcalde de Malloa la laguna que su municipalidad debe cubrir en educación ya llega a un nivel insostenible por lo que para él se hace urgente devolver los establecimientos al Estado. “Estamos derivando prácticamente un 22% de nuestro presupuesto para solventar los costos de educación, esta plata, que son 500 millones aproximados para transferir a educación en una municipalidad tan chica como la nuestra, nos deja súper descubiertos y no podemos asegurar ningún otro proyecto de inversión. Desde el punto de vista económico nos interesa que prontamente se eche a andar el proceso de desmunicipalización , que se ejecute luego porque es demasiada la transferencia de recursos a educación”.
Desde el punto de vista de la ley, Barra considera que significará un mejoramiento de la calidad de la educación pública y no apoya temores como los de algunos de sus colegas en cuanto al centralismo, y el fin de la educación rural . “El fin último es mejorar la calidad y un sistema educativo que no ha dado el ancho por ser clasista , puede ser que el Estado decida ponerle locomoción a estos alumnos rurales para enviarlos a una escuela donde de manera segura se les entregará una buena educación. Por ejemplo en Malloa cerramos una escuela con 9 alumnos de los cuales 7 tenían problemas de aprendizaje . Imagínese la educación que estaban recibiendo esos tres alumnos que no tenían problemas de aprendizaje, entonces tomamos un vehículo y hoy los apoderados están felices porque cerramos esa escuela y los integramos a otra con más de 400 alumnos donde se han integrado en forma perfecta y eso se busca, entregar validad de educación y que los niños sean bien atendidos desde el punto de vista del aprendizaje”, concluyó el edil.

 

 

Roberto Córdova, alcalde de Pichilemu

“Me preocupa el centralismo y los posibles problemas de financiamiento que pueda traer”
Para el edil pichilemino a primera vista es positivo que el Estado vuelva a hacerse cargo de los establecimientos pero sin embargo, le genera algunas aprensiones: “Tengo opiniones contrapuestas porque por una parte es bueno que el Estado se haga cargo de la educación pero a lo mejor esto va a potenciar el centralismo al dejarla en manos del Estado. Por otra parte si el Estado no modifica o aumenta la subvención escolar está destinado al fracaso porque las municipalidades colocamos una buena cantidad de plata para que se mantengan la educación”.
En cuanto al centralismo Córdova enfatiza que “todas aquellas cuestiones que se resuelven en el día o en la semana por parte de las municipalidades como la mantención de los edificios, ahora con una instancia centralizada para administrar una cantidad de colegios de varias comunas, esa mantención no se hará a tiempo y no sé a que se le pedirá permiso para reponer un vidrio, pintar o cambiar una chapa que son cosas que hoy se hacen de manera directa”.
Así también en cuanto al financiamiento mantener la subvención actual a los colegios para el edil es insostenible : “ el financiamiento que las municipalidades ponemos es mucha plata, nosotros ponemos 600 millones anuales que es harta plata y no se cómo el Gobierno pretende cubrirlo”.

 

 

Fabian Guajardo, alcalde de Peralillo

“La ley terminará con las distorsiones políticas que se daban en la educación municipal”
Para el alcalde peralillano, Fabian Guajardo, más allá de lo económico, la importancia de la desmunicipalización está en que de un vez por todas quienes son expertos en el área se hagan cargo de la formación de miles de niños chilenos. . Guajardo destaca además que con la nueva ley terminará el uso político que se daba a la educación escolar pública, una utilización que desde su punto de vista, no hace más que menoscabar la calidad de la instrucción. “Cuando la educación descansa en una autoridad que es política y transitoria se pueden producir ciertas distorsiones toda vez que la ley hoy pide que los alcaldes tengan apenas el 4° medio rendido y estos quedan con las responsabilidad de educar a miles de niños en cada comuna, creo que es una responsabilidad demasiado grande cuando no se tienen los elementos formativos. Por eso tenemos ejemplos de mala administración, de desvíos de los recursos o de gestos de conveniencia política en la relación con los profesores, porque estos a su vez son votantes y tienen un mercado cautivo que son todos los apoderados con las familias que están detrás, entonces los alcaldes muchas veces para congraciarse con esa masa votante no tienen la rigurosidad que se necesita”. El edil agrega que “se invierten los roles, en algún momento los profesores son mis subordinados y yo el empleador pero en el momento de las elecciones puede ser que la campaña sea beneficiosa o me termine perjudicando porque ellos manejan un público cautivo”.
En cuanto a la influencia que tendrán las municipalidades en la educación tras aprobada la ley, el alcalde de Peralillo cree que es fundamental que los alcaldes y los concejos municipales sigan teniendo voz y voto, una especie de coadminsitración que permita dar un toque localista a la educación pública. “Sería importante que se considere la visión y la voz que puedan surgir no solo de los alcaldes sino también del concejo como legítimos representantes de una comuna, porque no se puede perder la mirada de lo local. No hay modelo perfecto, pero a través de fortalecer una instancia de participación directa podríamos asegurar una coadministración en que se recoja una mirada local en cuanto a diagnóstico y soluciones, pero la responsabilidad formativa debe quedar en una unidad especializada”, sentencia el edil.

Top