Presidente de SNA a la Ministra del trabajo: “La agricultura no puede entrar en huelga”

27 de Febrero de 2009

Cosecha de Radicchio en Los Aromos. En la foto agricultores cosechan Radicchio que exportan luego a USA. 

Fotos Hector Retamal Correa

A pocos días de que se vote la reforma laboral en el parlamento, Patricio Crespo, sostuvo un encuentro con la titular de Trabajo, Ximena Rincón, oportunidad en la que le detalló las inquietudes del agro frente a los negativos efectos que puede implicar la reforma laboral para el sector.

Como “el momento preciso” calificó el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, la oportunidad con que se realizó la reunión que esta mañana sostuvo con la ministra del Trabajo, Ximena Rincón. En la cita, donde también participó el secretario general del gremio, Juan Pablo Matte, plantearon detalladamente a la autoridad las aprensiones que reinan en el sector respecto de la reforma laboral.
El presidente de la SNA explicó que no habían tenido oportunidades previas de explicar minuciosamente la postura del gremio y analizar las particularidades de la reforma en trámite, además de sensibilizar al gobierno sobre las consecuencias que puede tener en el empleo agrícola una legislación desbalanceada.
“La agricultura no puede entrar en huelga, llegar a la huelga y más aún, sin posibilidad de reemplazo en el sector, es simplemente poner en riesgo la producción anual y con ello la sobrevivencia de la empresa y la condición de proveedores estables de mercados a meses de distancia de Chile, que obliga a hacer las cosas en el momento oportuno, considerando que depende de la propia naturaleza de los vegetales y ganado. De modo que llevar a la agricultura a una huelga, por intransigencia o por facultad excesiva de las partes, simplemente puede significar la perdida de la empresa”, explicó Crespo.
Agregó que “uno tiene que transmitirle a las autoridades cuáles son los riesgos que estamos corriendo y el momento preciso es ahora, que están a punto de entregar nuevas indicaciones. Con mucha claridad le hicimos ver que todos los nuevos proyectos de inversión que se están estudiando en el agro, están considerando para su viabilidad, la posibilidad de ser mecanizables”.
Asimismo, el presidente de la SNA relató que también pudieron conversar sobre el Estatuto del Trabajador Agrícola, que regulará las condiciones laborales para los trabajadores temporales del agro y dijo que esperan que también se aplique a los permanentes. “Es un trabajo que tenemos pendiente. Ellos están conscientes, y nos han informado que lo están trabajando, recogiendo aspectos importantes de las cosas que contiene nuestra actual propuesta del Estatuto, que se basa en el trabajo de la Mesa Nacional Agrícola y que está propuesto en el Congreso a través de un proyecto de ley. Esperamos que superando la tramitación de la reforma laboral vamos a entrar a discutir el estatuto del trabajador agrícola”.
Dicha iniciativa fue ingresada en octubre de 2011 al Congreso, pero no ha presentado avances en su tramitación. Entre otros cambios, contempla el establecimiento de pactos agrícolas por una o más faenas determinadas, con el fin de adaptar la contratación agropecuaria al tipo de producción evitando formalidades que la retrasen innecesariamente y adaptándose a las condiciones naturales del trabajo en el campo; la opción de dividir la jornada diaria, haciendo más eficiente el trabajo en rubros que, por su naturaleza, funcionan en tiempos y horarios diferentes a los del mundo urbano; la introducción de mejoras a la regulación del trabajador agrícola de temporada, incorporando por primera vez la figura de los pactos colectivos por faena, y la anualización de las rentas obtenidas para así no perder los beneficios sociales.

 

Deja un comentario