Pichilemu al correr de la pluma

El Balneario y los escritores.

 

El escrito –impreso- más antiguo que conozco sobre Pichilemu data de 1934, es un folleto de 13 páginas titulado: “La Vice Parroquia de Pichilemu en el 10º Aniversario de su fundación”. Fue impreso en Santiago en la “Imprenta, Litografía y Encuadernación Claret, 10 de julio 1140”, reproduce cuatro fotografías de la Vice Parroquia y su autor es el Pbro. José Miguel Camilo. Todo un documento histórico que nos habla de la creación del cementerio pichilemino, del monumento a María Inmaculada, (desaparecido en los años 70) del Dispensario San Rafael, -primer policlínico del pueblo y luego primer liceo de Pichilemu- de la iglesia del Carmen (1928) y del Busto de Monseñor Emeterio Arratia (1925) del cual no tenemos noticias y no sabemos cuál era su ubicación. Arratia fue cura de Ciruelos y logró que el arzobispo de Santiago procediera a la creación de la Vice Parroquia de Pichilemu.
En 1947, día de Todos los Santos, moría Oscar Castro. Sigue siendo, casi setenta años después, el gran e indiscutible primer crédito literario de la VI Región. Poeta, cuentista, novelista, Oscar Casto fue un escritor enamorado de los campos del Valle central. Escribió de espaldas al Pacífico, al revés de Neruda y de otros que no es el caso mencionar. Oscar conocía Pichilemu. Conocía el mar del sur. Testimonios fotográficos lo muestran en Ancud, Concepción, Valdivia, Reloncaví, etc. Nos dejó media docena de poemas sobre el mar. De ellos, solo “Infiernillo” podría atribuirse a Pichilemu. Chile está plagado de “infiernillos”, roqueríos, escollos, y a cualquiera de ellos se puede referir el poema citado. Para 1947, además, Pichilemu había perdido su condición de balneario exclusivo. En 1932 el Casino pichilemino debía cerrar sus puertas y ceder su lugar al de Viña del Mar. Paulatinamente, Pichilemu se convertía en un pueblo veraniego, popular. Su efímero dinamismo se limitaba a enero y febrero. Entonces llegaban circos, juegos, ferias de entretenciones. Había cine desde 1938 pese a que el pueblo no contaba con electricidad. Durante el día los altoparlantes transmitían las canciones de Guadalupe del Carmen, Antonio Aceves Mejía y otros “artistas” para atraer clientes. La playa hacía el resto. Si por mala ventura venían esos surazos que no dejaban ni caminar, el polvo, la arena, el frío arruinaban el día. No le pidamos a Oscar Castro que modifique sus aficiones. Su poesía iba por “el valle claro”, por “los dominios donde la luna y la paloma vuelan”, por ese campo que “se va quedando solo, como un tranquilo corazón que sueña”. Al azar, cualquiera de sus romances nos dice que Oscar está arraigado, como un álamo, en el valle central, con sus aves, sus hombres, sus hembras, sus flores, sus trigales, sus chacras, sus bueyes y sus caballos.
Tenemos que esperar al Padre Alberto Arraño Acevedo (1914-1998) para tener en las manos una obra que nos hable de Pichilemu o de su gente. En efecto, en 1966, Editorial Zig-Zag publica “De niño campesino a Cardenal”. Una de las escasas biografías que se han escrito del que fuera el primer purpurado de Chile. (1945) Como es sabido, D. José María Caro Rodríguez nació en la Quebrada del Nuevo Reino en las proximidades de Pichilemu. En 1982, Alberto Arraño publica un nuevo libro: “El Almacén de mi tío Desiderio”. (Edit. Universitaria. Stgo.) Se trata de diez relatos pueblerinos. El almacén, que da para el título y para engarzar las narraciones, debe imaginarlo el lector ubicado en Pichilemu: el “poblacho”. Se hace mención de villas y lugares aledaños al balneario: La Aguada, La Loma de Cáhuil, San Antonio de Petrel, Playa Hermosa y otros sitios más remotos: Las Tres Puntas, Alto del Espinillo, las Barrancas. Solo en uno de los diez relatos: “Noche de invierno” el autor menciona el mar. Casi imperdonable en una persona nacida en Pichilemu, con el océano a cuadras de su casa.

 
No será sino hasta 1996, que otro escritor se preocupe de Pichilemu. Esteban Valenzuela Van Treek, nacido en 1964, periodista, ex alcalde de Rancagua, ex parlamentario, es el autor de la novela “Pichilemu Blues”. (que obtuvo el Premio Nacional Novelistas Jóvenes) La novela nos lleva al Pichilemu de los años ’70 y narra las típicas “aventuras” veraniegas de los lolos de la época. Con gran fidelidad, Valenzuela plasma en su obra el ambiente juvenil y los avatares de los adolescentes que vacacionaban en las playas pichileminas hace ya 40 años. El conflicto incluye, como es de suponer, los altibajos de la vida afectiva. Toujours l’amour! Hay un atisbo de inquietudes morales que el Padre Enrique, párroco del pueblo, se encarga de orientar. El autor es de un realismo brillante cuando describe –con gran precisión- lugares de Pichilemu ya desaparecidos o venidos a menos, como el cine, (Cine Royal) la laguna de los Zancudos, es decir, la laguna Petrel, junto a la Estación de Ferrocarriles, donde, en esa época se podía nadar, pescar y andar en bote. Lo mismo ocurre con lugares de alrededor que son familiares a quien conoce bien el balneario.

 
Tras la obra de Valenzuela aparecieron otras que conocemos solo de nombre: “Don Galvita de Pichilemu”, de Héctor Henríquez Rosas, “La Casa Azul”, de Margarita Mellado, “Purillá, el regreso de los dioses”, de Fernando Urzúa Arraño. También “Canto de Puetas”, de Antonio Saldías. Esta última obra llegó a mis manos y es una valiosa antología de poesía popular. En 1999 se publican, casi simultáneamente, tres obras: “Los gatos del Casino”, de Trudy Larkin Förster, oriunda de Boston, Massachusetts y avecindada en Pichilemu. Se trata de un cuento ambientado en el Casino de Pichilemu cuando éste estaba en pleno funcionamiento. Es un bello homenaje a la memoria de D. Agustín Ross. El libro fue presentado en la Sala de Arte, habilitada en el antiguo edificio del Casino, el 17 de septiembre de 1999. Al día siguiente, el poeta codeguano (Cachapoal) D. José Vargas Badilla, (1914-2010) en el mismo lugar, lanzaba su “Geografía Poética de Pichilemu”. Celebramos en esta obra no solo la diversidad temática que canta a los lugares y personas de Pichilemu, sino también la destreza lírica en el uso del romance. Pero antes, en agosto, sin presentaciones, D. José Arraño Acevedo (1914-2010) daba a la luz pública su “Pichilemu y sus alrededores turísticos”. (agosto 1999) Poseyendo un rico archivo fotográfico y siendo testigo ocular de lo que narraba, José Arraño, es, sin duda alguna un escritor clave en el patrimonio cultural e histórico de Pichilemu. José Arraño es hermano del jesuita Alberto Arraño, sobrinos-nietos del cardenal Caro. Al finalizar el año 1999, el autor de estas líneas pudo ver impreso su libro: “Pinceladas Pichileminas”. Prologó esta obra el estimado y noble amigo D. Héctor González Valenzuela y para no pecar de petulante nada añadiré sino mi pesar por la pésima impresión de mi libro. Plagado de errores, la lista de “erratas” agregada al final, no cubría ni la mitad de los gazapos. Veía así castigado mi orgullo de novel escritor. D. José Arraño nos sorprendería el año 2003 con otra obra: “Hombres y cosas de Pichilemu”. Para quienes se interesan en la historia del balneario, he aquí una obra indispensable. Una gran amistad unía a D. José Arraño A. y a D. José Vargas Badilla. Ambos fallecieron en Pichilemu, el balneario que inspiró sus afanes literarios.

 
Habría que mencionar aquí el poemario de Greny Valenzuela Van Treek (1967) titulado “Oda a Pichilemu”. (Primeros Pasos Editores, 2009) Estamos frente a una manifestación literaria moderna sobre la cual omitiremos comentarios, excepto el declarar que echamos de menos un nexo más sólido entre el título y el contenido del libro.
Lamentamos que el centralismo, incluso en lo literario, niegue a los autores provincianos y a las regiones un lugar más digno en la difusión cultural a nivel de país. Sorprende ver que lugares como Pichilemu, tienen a su haber una colección notable de obras que lo elogian, describen, cuentan y descifran. Sin embargo, es algo que todavía está por descubrirse, valorar y difundir.
Además, no deja de ser lamentable y hasta desalentador, constatar que tampoco las autoridades locales se interesen, promuevan, al menos valoren y aplaudan a los escritores que hacen un esfuerzo por sembrar la admiración, afecto y apego por lugares tan pintorescos, llenos de bellezas naturales, con vida propia y siempre en vías de cambio como Pichilemu. La pobreza en este sentido es tal, que ni siquiera obras como las mencionadas se encuentran en las bibliotecas locales. Si no me cree, haga la prueba.

 

 
Mario Noceti Zerega

93 comments

I was very happy to find this web-site.I needed to thanks in your time for this excellent learn!! I positively having fun with each little bit of it and I’ve you bookmarked to check out new stuff you weblog post.

I used to be suggested this blog via my cousin. I am not sure whether or not this submit is written through him as nobody else recognize such particular approximately my problem. You are incredible! Thank you!

Superb website you havе here but I was wondering if you knew օf any forumѕ tһat cover the same topics talқed about
herе? I’d гeally ⅼiie to be a рɑrt of group where
I can get advіce from other eⲭpetienced individuals thɑt share thе same
interest. Іf you have any suggestіons, please let
me know. Kudos!

I’m seriously loving the theme/design of your internet site. Do you ever face any kind of internet browser compatibility troubles? A lot of my blog readers have lamented about my garageband blog not working effectively in Internet Explorer yet looks fantastic in Chrome. Do you have any solutions to help repair that situation?

Pingback: Genital
Pingback: obat kutil di jari
Pingback: obat kutil merpati
Pingback: Obat kutil kelamin
Pingback: semmbuhkan wartir

Have you ever thought about including a little bit more than just your articles? I mean, what you say is valuable and everything. But think about if you added some great images or videos to give your posts more, “pop”! Your content is excellent but with pics and videos, this website could certainly be one of the greatest in its niche. Amazing blog!

Hey there! I’m at work surfing around your blog from my new apple iphone! Just wanted to say I love reading through your blog and look forward to all your posts! Keep up the outstanding work!

What’s Happening i am new to this, I stumbled upon this I have found It absolutely helpful and it has aided me out loads. I hope to contribute & assist other users like its aided me. Good job.

Deja un comentario