EDITORIAL: 5 mil millones podrían ser aprobados “por secretaría” en el CORE

2hospital

Existe una norma que dice que si un proyecto priorizado por el intendente no es visto por el CORE pasados 30 días desde su ingreso al consejo regional, los fondos se dan por aprobados.

 

Con preocupación vemos que aún no hay fecha para que el pleno del CORE discuta sobre la petición del Servicio de Salud de más de 5 mil millones de pesos al FNDR para la compra de un sistema informático para el nuevo Hospital Regional, y los días siguen pasando. Más allá si el monto es finalmente aprobado o de la pertinencia del proyecto, en extremo grave sería que el 10% de los fondos que dispone la región a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional sean entregados por secretaría, una acción así de parte del CORE nos dejaría sin argumentos a quienes creemos que las regiones deben decidir el destino de sus recursos. Si una inversión así de grande no es al menos discutida por todos los Consejeros no sabemos cuál es el sentido de que este CORE electo exista.
Cuando se pelea por mayores atribuciones y se lucha contra el centralismo, el no discutir y aprobar por secretaría cuantiosos fondos va en la dirección contraria, pero aún queda tiempo para que lo anterior no pase de ser un simple temor.
En esta misma edición el diputado Juan Luis Castro señala que es de plena justicia si el gobierno central financió la obra gruesa sea la región la que financie el sistema informático, pero creemos que el diputado se equivoca. El tema no está en el monto total de la inversión sino en el porcentaje que esta significa del erario regional. 5 mil millones son el 10% de los fondos regionales mientras que los 75 mil millones que se han gastado en el Hospital, prorrateados en varios presupuestos anuales, no alcanzan a significar ni siquiera el 1 % del presupuesto de la nación de cada año en que se destinaron fondos para esta obra.
Dice además que “si alguien considera que se estarían dejando de lado otros proyectos los invito a proponer cuáles son aquellos proyectos”, basta ver nuestras calles llenas de hoyos o ver el anhelo de la comunidad de Puente Negro por poder contar con alcantarillado -por ejemplo- o conversar con los habitantes de Colchagua y Cardenal Caro que muchas veces justamente se sienten postergados, para ver que los dineros son necesarios.
Estamos de acuerdo con el diputado cuando afirma que los 5 mil millones van en beneficio de la salud de las personas, nadie cuestiona eso. El problema es de donde salen los recursos.
Y también estamos de acuerdo cuando reclama por los 7 mil millones de pesos que gastará la región para financiar la capilla Gaudí, que si bien será un icono único en el mundo, y sin lugar a dudas significará un gran flujo de turistas, su financiamiento nace de un compromiso presidencial. Por lo que volvemos a lo dicho el viernes en estas mismas páginas, los compromisos presidenciales debe financiarlos el gobierno central y no las regiones. Al menos claro está que se aumente de tal manera el presupuesto regional, que desde la localidad podamos financiar esta y otras tantas inversiones.
No creemos que el sistema informático no sea necesario ni deba ser financiado, el punto es mandar una señal política de que las regiones están despiertas, que no sea el FNDR el primer camino a seguir sino que sea la decisión de la región ante una necesidad que no tiene otra opción. Por lo que no creemos que en este momento, cuando se discute en el parlamento el presupuesto del próximo año, sea el tiempo de aprobar esta inversión. Sí nuestros parlamentarios se la juegan por nuestra zona podemos ganar 5 mil millones y sí al finalizar la discusión presupuestaria, aún no existe el financiamiento necesario para esta licitación, estaríamos en otro escenario.
Por lo pronto esperamos que nuestros consejeros discutan este proyecto y expliquen a sus electores la decisión que tomen.
Luis Fernando González V.
Sub Director

Deja un comentario