A favor del rechazo del presupuesto de Inversiones en Salud se mostraron parlamentarios de la región

 La partida implicaba la construcción de hospitales y suponía cerca de 500 mil millones de pesos para inversión hospitalaria, y será votada nuevamente la próxima semana. Parlamentarios advirtieron que el Gobierno debe revisar su propuesta.

 

 

Gisella Abarca
Fotos Nico Carrasco

 

 

Por 14 votos contra 11, fue rechazado el presupuesto de inversiones de la partida de infraestructura hospitalaria de Salud por la Comisión Mixta de Presupuesto en el Congreso. Y es que este martes, la citada comisión revisó la partida de Salud y decidió rechazar la última propuesta que entregó el Ministerio de Hacienda y que contenía cerca de 500 mil millones de pesos para inversión hospitalaria, dejando sólo en mil pesos el presupuesto.
En general, la partida del Ministerio fue aprobada; no obstante, el ítem de inversiones pasará a la discusión en sala de la Cámara de Diputados y del Senado la próxima semana.
Así, durante la mañana del martes, la Ministra de Salud Carmen Castillo, expuso ante la Comisión Mixta de Presupuesto su justificación de los montos requeridos para el 2016, presentando una nueva propuesta respecto del cronograma para la construcción de hospitales, acompañada del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.
Originalmente se consideraba que el Gobierno había anunciado la edificación de 20 recintos, a los que se sumarían otros 20 en proceso de construcción, así como 20 más que quedarían en etapa de estudio. Sin embargo, en la nueva propuesta los números cambiaron: 27 nuevos hospitales antes del término del Gobierno, 23 en construcción y 12 en estudio. Nuevo escenario que preocupa al Ejecutivo, considerando que hace un par de semanas la misma partida de Salud ya había sido rechazada por la tercera subcomisión mixta de Presupuesto, por 4 votos contra 1, momento en que se le asignó a la cartera solamente mil pesos.

 
“EL MINISTERIO DE HACIENDA SIGUE MANDANDO AL MINISTERIO DE SALUD”

“Esto es lo que se denomina una crónica de una muerte anunciada”, expresó el diputado Juan Luis Castro (PS), presidente de la comisión de Salud, agregando “el presupuesto ya venía mal desde que ingresó en septiembre, luego sufrió un primer revés en la Subcomisión de Salud de Presupuesto, donde fue rechazado el presupuesto y quedó con mil pesos”.
Con ese rechazo -argumentó el parlamentario- pensaron que iba a haber una ampliación del presupuesto que superara la barrera del 5.1% solicitado para salud en el 2016 “y con esa esperanza llegamos al debate de este martes donde no hubo ni señal económica, ni política; es decir, que la construcción de hospitales se iba a cumplir y nos encontramos con una pirotecnia política que es diferir en 18 meses el calendario de construcción. En la práctica, trasladar para el próximo gobierno el grueso de inversión pública, sin hacerse cargo que es un compromiso presidencial, que tiene un cronograma anunciado, comprometido y público. Aquí nos damos cuenta que el Ministerio de Hacienda sigue mandando al Ministerio de Salud. Por eso se produjo este rechazo que pese a todos los esfuerzos del debate de ayer, no hubo ni una señal de apertura del Ministerio de Hacienda para poder hacer esto”, argumentó un ofuscado Castro.
El parlamentario socialista adelantó que la próxima semana será decisiva para este ítem del presupuesto para salud “Ahora queda la última oportunidad para la semana que viene en que se vota ya en la sala de la Cámara de Diputados y no sé qué irá a hacer el gobierno. Espero que recapacite, porque son dos rechazos sucesivos en dos semanas y tropezar por tercera vez con la misma piedra, se coloca en riesgo que se rechace el Presupuesto de Salud y eso sería dramático e inédito en la historia de los presupuesto de la nación en Chile”.
El foco que estuvo puesto en la gestión del Gobierno en salud, además tuvo puesta la atención en la reciente renuncia de la subsecretaria de Redes Asistenciales, Claudia Verdugo, así como la ausencia de la jefa de inversiones del Ministerio de Salud, Francisca Toro, quien renunció este martes. Las dos tuvieron una mirada crítica a los recortes que sufrió el presupuesto de la cartera para el próximo año, lo que no permitirían concretar el programa de infraestructura hospitalaria.
“Aquí hay una crisis, no lo podemos negar”, subrayó Castro, agregando que “La renuncia de la subsecretaria obedece a una discrepancia política de fondo, porque ella ha luchado por mayores recursos. Ellos pidieron un 12% de aumento para el próximo año y no se lo dieron. No ha habido señal ni de La Moneda, ni de Hacienda y ella consideró que no podía seguir si no tenía el respaldo de los recursos económicos que pidió para hacer bien las cosas”.
Respecto a la solicitud de 5 mil millones de pesos que está realizando el Servicio de Salud O’Higgins al Consejo Regional para un sistema informático para el nuevo Hospital Regional, apuntó “El hospital ha costado más de 80 mil millones de pesos. Todos los Gobiernos Regionales colaboran en obras de gran tamaño de construcción del Estado. En Rancagua hay una petición para construir un monumento de Gaudí de 5 mil millones, entonces pregunto ¿qué está primero: la salud de la gente o un monumento?. Hay gente que anda negando y exigiendo que todo lo pague el fisco y me parece raro que el CORE discuta hasta el nombre del nuevo hospital y le quiere negar un aporte al hospital. No se puede tener una actitud egoísta en colaborar con una obra de salud que es la más grande de Latinoamérica. No veo razón para negar los recursos”.

 

 

“ESTE RECHAZO REFLEJA LA PAUPÉRRIMAADMINISTRACIÓN
EN SALUD QUE HA TENIDO ESTE GOBIERNO”

Por su parte, el diputado UDI Issa Kort argumentó “Este rechazo lo único que refleja es la paupérrima administración en salud que ha tenido este gobierno. El oficialismo reconoce que la administración en la cartera de salud no es la mejor, que estamos en deuda y como se ha planteado en la Comisión y se le ha dicho a la propia ministra, la salud pública está enferma en Chile, es un enfermo crónico que debe ser atendido con responsabilidad, al que se le haga un buen diagnóstico y un buen tratamiento, porque si no se hace, el resultado no va a ser el mejor, pero el tema debe resolverse”, argumentó el parlamentario.
Kort llamó al gobierno a que deje de lado sus banderas ideológicas, que sea claro y transparente con la ciudadanía “qué diga el gobierno ¿por qué no se pueden entregar recursos para que sea más eficiente la salud pública? y respecto al hospital de Rancagua, ahora nos dicen que el primer trimestre se entrega; ni siquiera hay fechas que se cumplen por parte del gobierno. Es una irresponsabilidad con la que se está asumiendo la salud pública, es por eso el presupuesto de la salud pública se tiene que rechazar”.
Agregó “este año se ha ejecutado sólo el 20% de mil millones de dólares para infraestructura en hospitales. Aquí falta seriedad, responsabilidad y compromiso y eso se reflejó en el Congreso Nacional. Un llamado al gobierno que cambie sus propuestas, que traiga compromisos nuevos y responsables”.
Respecto a la solicitud de 5 mil millones de pesos que está realizando el Servicio de Salud O’Higgins al Consejo Regional para un sistema informático para el nuevo hospital regional argumentó “El Gobierno Regional no debe implementar el sistema computacional del nuevo Hospital Regional, tiene que ser el gobierno central quien lo financie. Déjense de quitarle plata a otras necesidades de los vecinos. Esto pasa por proponer un presupuesto eficiente, eficaz, digno, responsable y serio para el país y las regiones. Debe ser el Ministerio de Salud quien lo financie. El Gobierno Regional debe invertir sus recursos en y para la región, porque ese hospital va atender pacientes de la Región Metropolitana, del Maule, por lo que necesitamos que el CORE invierta sus recursos en lo que la ley establece y aquí el Minsal tendrá que otorgar los recursos para la implementación de lo solicitado”, finalizó.

Top