EDITORIAL: Los 5 mil millones

Ahora no tan solo el Servicio de Salud está solicitando 5 mil millones de pesos para el sistema informático del nuevo Hospital Regional, sino que el rector de la universidad regional solicita el mismo monto para poder comenzar con la casa de estudios en 2017, y así cumplir con el compromiso presidencial de que ese año la nueva universidad reciba a sus primeros alumnos.

Pero existe una diferencia fundamental, Rafael Correa está solicitando los recursos a Hacienda, tal como se debería haber hecho desde un principio con los fondos para el sistema informático.
Ahora, más que nunca se abre una impensable ventana para que los 5 mil millones del Hospital Regional puedan venir desde el nivel central, el rechazo de la partida presupuestaria de infraestructura del ministerio de salud debería significar que el gobierno entregue mayores recursos para este sentido ítem y así ojala se pueda incluir a nuestro Hospital Regional en el listado. La próxima semana se discutirá en el parlamento esta cuestión, por lo que sería poco explicable que hoy los consejeros aprueben la entrega de esos fondos sin agotar las posibilidades de que estos recursos vengan del nivel central. Es el tiempo de que nuestros parlamentarios se la jueguen de verdad por conseguir recursos para nuestra zona, y de que nuestras autoridades regionales muestren que se la juegan por la región. En diciembre una vez cerrada la discusión presupuestaria estaremos en otro escenario.
En el peor de los casos, si no llegan recursos del nivel central para el Hospital y desde Hacienda no entregan los dineros (que no están considerados en la ley de presupuesto) para el inicio de la universidad regional, el CORE se verá enfrentado a una difícil decisión. Ya que en solo dos inmensamente necesarios proyectos, se gastarían poco más del 20% de los dineros disponibles a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, y en dos inversiones que si bien prestaran un gran servicio a toda la región estarían físicamente radicadas en Rancagua aumentando el sentimiento de abandono de otras zonas de nuestra región y tal vez coartando otros muy necesarios proyectos de desarrollo de la capital regional, por ejemplo de conectividad.

 

Luis Fernando González V
Sub Director

Deja un comentario